La oportunidad de ser mecenas de “El peor amigo del mundo” está a punto de terminar.

pinochoreescrito

type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" width="425" height="144" />

Aquí el adelanto de 58 páginas de las 163 que tiene el libro. Por favor, si eres mecenas no lo leas (sigue en corrección y mejorándose, esta versión por ejemplo está mejorada respecto a la que subí hace pocos días… correcciones y nuevos dibujos de Rocío Galindo):

Aquí la lista de mecenas que saldrá en los “Agradecimientos” del libro y que recibirán la primera edición exclusiva del libro en sus casas, en agosto. Si eres mecenas y tu nombre no aparece o no aparece como te gustaría, por favor perdóname y escríbeme: ezcritor@gmail.com

1.-Mario Celdrán (España)
2.-Juanjo Conti (Argentina)
3.-La Canalla (España)
4.-David Saugar (España)
5.-Jose Angel A. Fuente (España)
6.-Abby Ferrari (Argentina)
7.-Iban e Hirune (España)
8.-Rubén Etxebarría (China)
9.-David Lorenzo (España)
10.-Raquel Ll. (España)
11.-María del Puerto M. G. (España)
12.-Agustín Torres Robaina (España)
13.-www.amorfosfilms.com (España)
14.-Sibly (David M.) (España)
15.-Luis Peláez (España)
16.-Mariano Rivas (España)
17.-Bruno Bouissou (Suiza)
18.-R.M.L (España)
19.-Fernando M (España)
20.-Manuel Dorantes (México)
21.-Cerrajería 24 horas Madrid 669-12-72-16
22.-Javier Julvez (España)
23.-Maria G. Guerrero (España)
24.-Joaquín Antonio (España)
25.-Alejandro López (España)
26.-Lucas G. Fernández (España)
27.-Juan Olvido (España)
28.-Jordi Arnés Fernández (España)
29.-Aitor Rad Carrera (España)
30.-Jose Ouspensky (España)
31.-Ketzel Edgardo (España)
32.-Óscar Vispo (Suiza)
33.-Mike Zayon (España)
34.-José Luis R. Terol (España)
35.-Diego Arellano (Chile)
36.-Trader 007 (España)
37.-Hugo Berra (Tailandia)
38.-Lagarto Viejo (España)
39.-Cesc Llaverias (España)
40.-Jorge Álvarez fotógrafo (España)
41.-Pub Deltoya (España)
42.-Barmakids (Persia)
43.-Rodrigo Rojas (México)
44.-Héctor Caramazana (España)
45.-Valentín R. Sánchez (España)
46.-Sancho Lerena (España)
47.-Daniel López Fernández-Pello (España)
48.-Belén Garretas (España)
49.-Jose Luis Herrera Jimenez (España)
50.-Josemy Valverde (España)
51.-Rocío Galindo (España)
52.-Adrian Lorenzo (España)
53.-Javier Mula Sevilla (España)
54.-FALTAS TÚ!
69.-Javier Vitalio (España)

Aquí el botón de Paypal para que te hagas mecenas e inmortal ahora mismo. Si quieres ingresar el dinero por cuenta bancaría, por favor, escríbeme: ezcritor@gmail.com





La primera vez que se imprimió mi locura

El borrador del primer diario de “El peor amigo del mundo” (que publiqué gratis el otro día) trata sobre la infancia de Sigmundo.

El segundo diario (que también se incluye dentro de “El peor amigo del mundo”) trata sobre cómo Sig consigue su primer beso, su primera mamada y por qué enferma su cabeza de literatura.

Recordando, psicoanalizándome, creo que el big bang definitivo lo tuvo el premio regional de institutos que gané en 1996 con “Relato sincero de una pared enamorada”, un relato que demuestra que yo lo que quería ser era un romántico imitador de Gabriel García Márquez.

El primer premio consistían en 50.000 pesetas de la época (¡qué viejo soy!) y un viaje a la isla de la Gomera para recoger el premio. He estado dos veces en la isla de la Gomera: la primera para recoger ese premio, la segunda —cinco años después— para besar a una chica que se llamaba Violeta. Los primeros 10 besos que se dan en la vida, supongo no se olvidan.

Recordé que también había un primer premio para la modalidad de poesía. El chico que ganó era muy divertido, tuvo la suerte de tener madre y que le acompañara a la entrega de premios: le sacó fotos, alguna en la que me hizo posar a su lado. Yo fui solo porque no tenía familia “real” ni cámara de fotos.

Molaría muchísimo conseguir una de esas fotos para uno de los capítulos del libro y concluir ese diario e ir al tercero y final de “El peor amigo del mundo”: los hechos que precipitan a Sigmundo a convertirse en un subhumano, aceptar el trabajo en “El gran centro comercial” y perder a todos sus amigos de juventud.

Escribí este email al webmaster del instituto que me dio el premio en 1996:

carta

Un ángel, llamado Ezequiel, me atendió. En 24 horas localizó el nombre del chico poeta y sacó unas fotos del libro que el Ayuntamiento imprimió con mi relato premiado y finalista (libro que, desafortunadamente, nunca me llegó a casa).

Aquí, gracias al ángel Ezequiel, unas fotos de la primera vez que imprimieron unas letras mías en papel. En “El peor amigo del mundo” también saldrá impreso el relato. A ver si tengo suerte y el chico poeta conserva alguna de las fotos que su madre nos sacó. No creo que haya tanta suerte.

relato
elbig-bang
inicio

Posdata.- recomendacion

Carta a mi hijo Dante:

dante-svieta-ezcritor-luna

Hola hijo:

¿Qué tal? ¿Hay alguien ahí?

Escribo esta carta para nadie porque no existes. Nunca existirás.

He sido afortunado en muchísimas cosas a lo largo de mi vida así que no sé si, no tenerte, es otra de mis fortunas o el pago al Diablo por tantos golpes de suerte.

Me gusta el mundo infantil. Siempre que veo a un grupo de niños, me pongo a hacer el payaso para hacerles reír. ¿Hay algo que haga sentir mejor que hacer reír a un grupo de niños? No todos los adultos, en mi opinión, merecen el regalo de la risa. No me gusta hacer reír a los adultos pues hay gente malvada entre ellos. Pero los niños… Sois todos inocentes, fuertes, inmensos, inmortales: capaces de todo. Es a medida de que vais caminando hasta la madurez cuando vais perdiendo el inmenso potencial que tenéis. Y eso es por culpa de los adultos. Sois dioses entre nosotros: que nos convertimos en mediocres.

Mucho tiempo soñé que, hijo, seríamos grandes amigos, en que te daría la más bella de las infancias. Me reía imaginando que te haría reír muchísimo. Nos imaginaba juntos: acompañándote a la escuela, ayudándote con las tareas, preocupándome mucho por responder correctamente a tus preguntas sobre la vida: me harías aprender; no permitiría que pasara un día sin que te sintieras feliz. Soñaba con hacerte saludable y emocionalmente fuerte, que las cosas no te afectaran tanto como a mí, que fueras más equilibrado que yo. Hasta imaginaba una serie de libros con los cuentos que inventaría para ti, para dormirte —y desvelarte— toda la noche.

Iba a parar con la maldición de los Rafaeles Fernández que hay por el mundo: mi padre, mi abuelo, mi bisabuelo, mi tatarabuelo, todos con ese nombre maldito… Iba a ponerte el nombre que me hubiera gustado tener a mí: Dante, como el autor de una de las mejores obras jamás escritas. ¡Dante Fernández! ¿No es un nombre ante el que apetece arrodillarse? ¡Imagínate a las tías gimiendo tu nombre mientras las perforas con un pene como el mío pero mejorado: un vibrator v.2! ¡Dante! ¡Dante! ¡Ooooahhhh!!!

Tenía miedo de ser un enfermo: de querer vivir a través de ti la infancia que yo no tuve, de querer que consiguieras tú, las cosas que yo no conseguí. Te juro que no te iba a obligar a ser escritor, ni bohemio ni abogado ni arquitecto ni cirujano ni soñador. Pensaba ayudarte a fluir, a ser tú, lo que quisieras. Te juro que sólo iba a intentar que te despreocuparas por tantas cosas estúpidas que nos agobian a los adultos y fueras feliz. Pensaba dejarte vivir tus propios errores pero también pensaba descargarte del miedo que tienen los adultos por vivir la condena que pasa de generación en generación a sus hijos. Quería que tú no tuvieras las enfermizas cadenas de la religión, la hipocresía y la represión sexual. Que te rieras en la cara de todas esas cosas.

He tenido los ojos muy abiertos durante la vida: apuntando en una libreta el montón de cosas que he y sigo aprendiendo. Pensaba ocuparme de que no te faltara nunca lo básico, pero a la vez, iba a dejarte ver que en la vida nadie regala nada y que todo has de ganártelo con mucho esfuerzo. Iba a ser rácano y avaro contigo (menos en tu cumpleaños, fecha que iba a celebrar como la mayor de todas las fiestas). El resto del año iba a enseñarte que los lujos te los debías ganar tú solo. Trabajando. Impresionando a tus jefes o clientes.

Ya tengo 40 años. Sé que, para una persona de 50 años, soy un crío. Pero a mis 40 años, dudo si no se me pasó el momento de ser padre. A tus 20 años yo ya tendría 60. ¿No es demasiada edad para ser el padre que quise ser? ¿Tendría fuerza a los 60 años para ser un buen padre? ¿Me apetecerá a esa edad cuidar de algo que no sea mi próstata?

Por otro lado, tú lo tienes que saber mucho mejor que yo. Creo que la Naturaleza me hizo estéril en ese sentido. Me dio una imaginación increíblemente fértil, quizá la más fértil de la historia de la humanidad, pero una polla sólo para disfrutar yo y hacer disfrutar a las mujeres… a veces he soñado que me gustaría que fueras homosexual. Un hijo homosexual es más cariñoso y sensible que un hijo heterosexual. Prefiero que seas sensible y bueno que troglodita, “machito” y cabrón.

Sin embargo, he hablado muchas veces con mi esposa de esto, de que no llegas y siento comunicarte que a ella le da igual y a mí, también, cada vez más.

Mi esposa escribió el otro día esto en el Facebook:

svieta-hijos

Rafa, estamos muy bien como estamos —me dice.

Y, como no sabemos cómo sería estar contigo, he de decirte que le doy la razón.

Lo único que tenemos claro es que, no tenerte, no nos va a separar. Sinceramente mi prioridad en la vida es ser un gran escritor, no tenerte.

Sinceramente, no sé si Svieta y yo seríamos buenos padres. Nos metemos demasiado en nuestro mundo, somos ariscos, antisociales. Lo que sí que te puedo asegurar es que Svieta es la mejor mujer que he conocido, con la única que no me daría miedo tener un hijo. Mira que estuve con muchas mujeres, nunca deseé tener un hijo de ninguna, me horrorizaba imaginar a esas mujeres preñadas, lanzarte la maldición de que tú también tuvieras que soportarlas de por vida. Que de mayor me dijeras:

¿Pero cómo coño te juntaste con mi madre? ¿En qué estabas pensando?

Si añadimos que, cuando ocurrió lo de Chernobyl, Svieta vivía a escasos kilómetros, quizás es mejor que no vengas a que nazcas siendo un mutante malo o con 4 lindos ojos en la cara, cuerpo peludo y un rabo de mono. Si fuera así, serías nuestro hijo ideal: te soltaríamos por el campo, libre, y tú saldrías disparado a cazar pájaros con tu lengua de serpiente o a enfrentarte a los jabalíes con tus garras de Lobezno. Por la noche vendrías a casa, te dejaríamos beber un poco de agua en un cuenco mientras te acariciamos la melena y partirías otra vez con tus amigos los rapases.

¡Allá va Dante Fernández, el niño monstruo, capaz de enfrentarse con cinco jabalíes! —gritaría yo, orgulloso.

No sé qué cosas me ibas a dar en la vida: además de preocupaciones, dejar de dormir bien para siempre pensando cómo estarás, qué droga te estarás metiendo, cómo estarás conduciendo, quién te estará convirtiendo en un criminal para vaciar mi cuenta bancaria tras darme un golpe en la cabeza con una pala.

Dicen que todo el mundo está destinado a ser un mal padre. Sé que, hiciera lo que hiciera, te decepcionaría en la adolescencia y quizás no recobraría tu cariño hasta que cumplieras 30-40 años y supieras tú qué es ser padre. Temo que, sin ti, no voy a poder saber cómo es el mundo totalmente. Que el día de mi muerte me iré sin haber aprobado todas las asignaturas. Que al igual que no voy a poder controlar toda la capacidad de mi cerebro, jamás sabré ciertas cosas de la vida: no veré ni tus montañas, ni tus precipicios ni sentiré tu sol en mi cara.

Mi “Matrícula de Honor en la Vida”, creía, ibas a ser tú.

Da igual: el día que tenga dinero me ocuparé de otros niños. El mundo está lleno de niños que necesitan ayuda. Con ellos pasaré el tiempo que tenía destinado para ti.

Lo siento mucho, pero desde hoy, dejo de soñarte. Mi cabeza e imaginación deja de estar embarazada de ti.

Un abrazo de papá para Dante.

dante-fernandez-popivnyak

Nota.- Este es el post 5 de 9, que he escrito bajo la edición y el influjo del misterioso mecenas Barmakids que se basó en esta canción con esta letra para proponerme el tema a desarrollar.

El primer “Diario secreto” de “El peor amigo del mundo” (58 páginas gratis) y lo que he visto esta semana.

type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" width="425" height="144" />

rafael-fernandez-escritor

Tras una semana de parón para tratar de publicitar gratuitamente al cerrajero, hoy vuelvo al blog, realmente sin nada especial que contar porque mi vida, a quién voy a engañar, no le interesa a nadie salvo a un par de personas.

Desde la última actualización me he pasado los 7 días ahí sentado, donde la foto, escribiendo “El peor amigo del mundo”. Algo muy grande para mí, pero insignificante para la humanidad. También me he unido al club de la alergia al polen y me han salido una colección de ronchas por el culo. Espero me disculpéis por no ilustrar el post con una foto de mi culo con ronchas. Ya sabéis, la edad.

Mentira. He hecho más cosas. Para corregir lo escrito necesito tener “ojos nuevos”. Mis ojos nuevos es el corrector que me ayuda a corregir la novela y mis propios ojos. No es corregir sólo erratas o faltas o estructuras gramaticales mal hechas. Los errores que más terror me dan son los errores de “lógica”. Por ejemplo: decir en una parte que era de día y luego decir que era de noche. O referirme a una persona como “novia” y unas cuantas páginas más adelante como “esposa”. Esos son los errores que más miedo me dan en la vida: por encima de la castración o el sida, los que más agradezco a mi corrector me señale. Para localizarlos tengo que volver a leer lo escrito, una y mil veces, con “ojos nuevos”, con la “cabeza virgen”. Nada mejor que ver una película o echarse una siesta para desconectar, limpiarte los ojos y volver a leer lo escrito.

He visto dos películas que, aunque no son una maravilla, me gustaron porque estaban muy bien rodadas, muy cuidado cada detalle.

Noe-Russell-Crowe

Vi “Noé” la nueva adaptación bíblica protagonizada por Russell Crowe. Aplaudo esta película porque por fin se adapta un trozo de mi libro de fantasía favorito (La Biblia) como se debe: con fantasía. Esos ángeles de piedra que aparecen me fliparon. La Biblia ha de adaptarse al cine siempre como adaptaron a “El señor de los anillos” que es más o menos lo mismo pero con un mensaje menos bonito y profundo que el que tiene “La Biblia”. La segunda parte de la peli (sin fantasía y con ese Noé demente) es un añadido coñazo. Pero la recomendaría si alguien me preguntara.

Transcendence_Johnny_Depp

La otra que vi fue “Transcendence” que le tenía ganas por dos motivos:

1.-Era la primera película dirigida por, Wally Pfister, el director de fotografía, flipante, de Christopher Nolan.

2.-“Transcendence” resultó ser un fracaso. Amo las películas de gran presupuesto que son un fracaso. Soy super fan. Cuando me dicen que han metido un montón de millones de dólares en una película y ha fracasado esa película me suele gustar un montón porque conquista mi corazón de fracasado. Bueno, tiene fama de que ha fracasado pero según veo ahora por la wikipedia por lo menos ha recuperado el dinero que costó hacerla y ha ganado 3 millones de dólares de propina. No es un fracaso terrible. Ahora la quiero menos.

“Transcendence” tiene un tema que me obsesiona desde hace años y que yo traté en mi mítica novela “Un bebé”. Me refiero al tema del Dios humano. La película está filmada con una perfección asfixiante. El guión no es nada nuevo realmente. Podría ser perfectamente el comienzo de “Skynet” en “Terminator”. Pero me lo pasé francamente bien viendo la peli. A mí Johnny Depp no me entusiasma. Mira que tiene cientos de pelis y sólo le trago como pirata o como Eduardo Manostijeras o como Ed Wood. Pero en esta pelí también me gustó mucho.

thestrain

También vi el capítulo número 1 de una nueva serie: nada más y nada menos que “The Strain” de Guillermo del Toro. Un primer capítulo bastante bueno que me recordó en sensaciones al capítulo primero de “Fringe” (un avión, un monstruo). Pero mucho mejor. Tras el fiasco de “Penny Dreadful” (¿tenía guión esa serie? ¿Eran necesarios 8 capítulos para contar lo que contó?). Me gustó mucho el primer capítulo de “The strain”. Por fin una serie de monstruitos con ecos a la serie B y a las novelas pulp que parece que va a molar. Estoy hasta los cojones de esas mierdas que hace en serie J. J. Abrams ¿Habéis visto algún capítulo de “Almost Human” o “Believe”? Desde “Alcatraz” no me apetece ver ninguna serie producida por él. Pero siempre pico y termino sufriendo y arrepintiéndome de seguir vivo.

Todo esto es lo que vi esta semana, buscando “ojos nuevos”. Menos “The Strain” que la vi de seguido, las otras pelis las iba viendo y parando de 20 minutos en 20 minutos.

Y os dejo con el primer “Diario Secreto” completo de “El peor amigo del mundo”, 58 páginas (sigue en borrador, tiene fallos pero cada vez menos, saldrá perfectamente corregida y editada en agosto) y la lista actualizada de mecenas. Posiblemente, faltas tú. No estás en la lista. Me da igual. Esta vez no te apetece ayudarme a que termine de escribir esta novela y aparecer en las páginas de agradecimientos: lo entiendo. Es mi novela más personal. No la estoy escribiendo para ti, la estoy escribiendo para mí, para quitarme de la cabeza el trauma infantil que llevo arrastrando todos estos años y quitarme de encima lágrimas y pensamientos que no paran de repetirse en mi cabeza. Necesito escribirla y, haciéndolo, estoy encontrando el satori. El 5 de agosto la mando a imprenta. Ese es el último día para convertirte en mecenas de esta novela. Sé que sacar en agosto una novela es una locura respecto a las ventas. Pero me gusta que esta novela casi no tenga amigos, que sea una novela solitaria que sólo unos pocos lectores quieren. Como al Sigmundo que la protagoniza. Si has comprado la novela, no leas el adelanto. Te va a llegar a tu buzón perfectamente escrita, mejorada y editada. Hazme caso y espérate a leerla en la cama, a solas, enganchado. El adelanto lo publico para las ratas de internet:

LO HAN COMPRADO EN PREVENTA:
(Si tu nombre no aparece en esta lista tal como deseas que salga escrito en los agradecimientos del libro escríbeme a ezcritor@gmail.com. Si me he olvidado de ti y eres mecenas, escríbeme para avisarme y te pido perdón)

1.-Mario Celdrán (España)
2.-Juanjo Conti (Argentina)
3.-La Canalla (España)
4.-David Saugar (España)
5.-Jose Angel A. Fuente (España)
6.-Abby Ferrari (Argentina)
7.-Iban e Hirune (España)
8.-Rubén Etxebarría (China)
9.-David Lorenzo (España)
10.-Raquel Ll. (España)
11.-María del Puerto M. G. (España)
12.-Agustín Torres Robaina (España)
13.-www.amorfosfilms.com (España)
14.-Sibly (David M.) (España)
15.-Luis Peláez (España)
16.-Mariano Rivas (España)
17.-Bruno Bouissou (Suiza)
18.-R.M.L (España)
19.-Fernando M (España)
20.-Manuel Dorantes (México)
21.-Cerrajería 24 horas Madrid 669-12-72-16
22.-Javier Julvez (España)
23.-Maria G. Guerrero (España)
24.-Joaquín Antonio (España)
25.-Alejandro López (España)
26.-Lucas G. Fernández (España)
27.-Juan Olvido (España)
28.-Jordi Arnés Fernández (España)
29.-Aitor Rad Carrera (España)
30.-Jose Ouspensky (España)
31.-Ketzel Edgardo (España)
32.-Óscar Vispo (Suiza)
33.-Mike Zayon (España)
34.-José Luis R. Terol (España)
35.-Diego Arellano (Chile)
36.-Trader 007 (España)
37.-Hugo Berra (Tailandia)
38.-Lagarto Viejo (España)
39.-Cesc Llaverias (España)
40.-Jorge Álvarez fotógrafo (España)
41.-Pub Deltoya (España)
42.-Barmakids (Persia)
43.-Rodrigo Rojas (México)
44.-Héctor Caramazana (España)
45.-Valentín R. Sánchez (España)
46.-Sancho Lerena (España)
47.-Daniel López Fernández-Pello (España)
48.-Belén Garretas (España)
49.-Jose Luis Herrera Jimenez (España)
50.-FALTAS TÚ!
69.-Javier Vitalio (España)

Puedes convertirte en mecenas de “El peor amigo del mundo” comprándolo en preventa. Lo recibirás en tu casa, dedicado, a mediados- finales de agosto 2014 por correo certificado. Tu nombre aparecerá impreso, eternamente, en los “Agradecimientos” del libro. Me ayudarás a terminarlo. El libro tendrá como mínimo 150 páginas (seguramente tendrá más). Ahora mismo vale 17 euros, gastos de envío incluidos. Cuando lo publique en agosto, valdrá más.




Spot de “El peor amigo del mundo”:

Cerrajero en Madrid. Económico. 669 12 72 16

cerrajero-madrid

Muchas veces, cuando me compráis libros en los que me dejo la sangre y las tripas, me siento en deuda, quedo muy agradecido. Muchas veces contesto los emails de los lectores que me compráis libros con un “quedo en deuda”. Y cuando termino de escribir la “a” de “deuda” temo que quien va a recibir ese email piense que estoy escribiendo palabras vacías o falsas.

Nunca escribo palabras falsas. De verdad que me siento en deuda con muchos de vosotros. Me ayudáis a que desarrolle mi carrera de escritor.

El otro día, un lector por Gmail , me contaba que había abandonado su trabajo de “subhumano” para cumplir su sueño: ser su propio jefe. Para ello se independizo de la cerrajería en la que trabajaba profesionalmente y se montó la suya propia.

Este verano ando “buzoneando” propaganda por Madrid. Los comienzos son muy duros —me dijo.

Se me abrieron los ojos. ¡Yo puedo ayudar a este lector! ¡O por lo menos soñar con ayudarle! ¿Acaso los lectores no me ayudan a mí en mi trabajo? ¿Acaso no tengo un blog con 2.000 visitas diarias?

Le dije que le haría publicidad en mi blog de forma gratuita durante un mes: durante 7 días su publicidad aparecerá en el banner de arriba de esta página. También le subiré la publicidad a mi Facebook y Twitter. Y durante los días del mes restante, le colocaré un banner a la derecha de mi blog, dónde tengo los libros. Y este post que lees quedará, para siempre, en internet: ayudándole a que encuentren su negocio más fácilmente.

Además: todos los lectores de mi blog, tras contestar 3 preguntas que le hará el cerrajero para comprobar que son lectores (por ejemplo, el título de mis libros o el significado del término “subhumano”), se beneficiarán de un precio especial sobre la tarifa económica habitual del cerrajero. El teléfono de este cerrajero en Madrid es 669 12 72 16. Para contactar con él on line aquí tienes su página de Facebook.

Cerrajero 24 horas Madrid

Promociona también tu página

Si tú, querido lector, tienes un negocio, un blog, un libro, lo que sea y has comprado todos mis libros publicados y todos mis libros en preventa, escríbeme a ezcritor (arroba) gmail.com y te apuntaré en la “LISTA DE FUTUROS ANUNCIOS”. Te haré gratuitamente la misma publicidad que al cerrajero. Ahora puedo ayudarte yo también.

Si tienes, además de mis libros publicados,  todos mis libros futuros comprados en preventa, te haré GRATUITAMENTE un spot bestia sobre tu negocio, libro, blog, persona, etc. Ya sabes cómo de locos son mis spots. Algunos consigo que sean virales, como este. Algunos consigo que salgan por televisión sin pagar un euro. Otros son un fracaso en visitas, como este. Lo imaginaré, crearé, grabaré, editaré y protagonizaré yo solo. Con mi mejor voluntad y tratando siempre de hacerte un gran trabajo que ayude a tus fines.

Iré subiendo la publicidad y haciendo los vídeos en orden de llegada. Los publicaré cuando mi trabajo de escritor me lo permita, pero desde que te apuntes en la lista, no pasarán más de 6 meses antes de que recibas, terminado, en tu email mi video sobre tu negocio, blog, libro, persona, etc.

Hago los spots gratis pero con esta condición innegociable: tendré libertad total para hacer el anuncio (concepto, duración, etc), no hablaré nada contigo previamente: eso sí, te lo enviaré primero a tu email, jamás lo publicaré en You Tube o dónde sea sin tu permiso. Si no te gusta el spot que te voy a enviar no lo subes a internet y no me ofenderé, por supuesto (pero tampoco te haré otro anuncio).

Un mito y un miedo menos.

leyendo-diarios-secretos

Antes de dejar de vivir en pleno centro de Madrid y mudarme a una casa en el campo, tenía muchos miedos. Por ejemplo, según Hollywood yo me enfrentaba a una muerte segura.

Mi esposa es soviética. Hollywood tiene algo contra los soviéticos (son los asesinos en el 90% de sus películas). Hollywood odia las casas en el campo (el 100% de las casas en el campo que salen en sus películas están malditas).

Así que, a ojos de Hollywood, mi días estaban contados.

Lo único que nos salva —le dije a Svieta— es no tener hijos. Los diablos empiezan siempre con los niños.

Después, estaban algunos lectores de este blog, que me metieron miedo. Lo que más me decían es que, cuando mis vecinos se enterarán de los libros que escribo, me tirarían piedras y me echarían del pueblo.

En Playa de Cueva (Asturias), donde nos vinimos a vivir muy felices durante 17 meses, jamás paso eso. Al contrario. Mi vecino más próximo se hizo super fan, amigo y se leyó todos mis libros. En el pueblo de al lado, el dentista y su primo, también me leen y se han hecho mecenas de todos mis libros. La chica de Correos, también. Y los del bar, etc. Todos sabían lo que escribía, se reían con mis bestialidades escritas y lo celebraban. Tanto que escribí un libro ambientado en Playa de Cueva (“Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE.UU”). Incluso la panadera de otro de los pueblos de por aquí cerca me ha comprado la trilogía de Sigmundo. Y hoy por la mañana, “Un bebé”:

almu

En cambio, en Madrid, sí que tuve muchos problemas por escribir mis libros. Insultos, desplantes, caras horrorizadas, problemas con mis compañeros de trabajo, con las madres y familiares de mis exnovias…

En la ciudad me cansaba de decir lo siguiente:

“Tú ves a Anthony Hopkins interpretando a Hannibal Lecter en una película, comiéndose a la gente y no piensas que el actor es, en la vida real, un caníbal. Pues lo mismo pasa con los libros o en el blog que yo protagonizo”.

Cuando me mudé al nuevo pueblo, hace unos días, regresaron a mí los miedos de no ser aceptado por escribir los bestiales libros que escribo.

—¿Qué hago? —hablé con mi esposa— ¿Se lo oculto a la nueva casera?

—No. Claro que no.

En cuanto tuve oportunidad, le di a mi nueva casera, nuestra tarjeta en la que sale la web. Ella encontró este blog en seguida y me lo comunicó:

—He leído tu blog y los adelantos de algunos de tus libros —me dijo con una sonrisa.

—¿Y te ha dado miedo tenerme como inquilino? —dije con voz temblorosa.

—¡Qué va! ¡Por aquí son muy bienvenidos los escritores y los artistas en general!

Le regalé un ejemplar de “Diarios secretos de sexo y libertad” y se marchó encantada con él, debajo del brazo.

… la gente de la ciudad es más cerrada que la del campo. La gente de la ciudad es más inculta. La gente del campo entiende más de literatura que la de la ciudad. Están menos contaminados y ven “lo del follar” como algo más natural.

Un mito y un miedo menos.

Nota.- La foto que ilustra este post es de Carlos (Suiza) ¡Muchas gracias!

La cena de los jabalíes

El gallo comenzó a “kirikear” a las 6 de la mañana. Hacemos como que no lo escuchamos hasta las 7:30. Damos vueltas por la cama, con los ojos cerrados, imaginando que tenemos el poder de no escucharlo, tratando de negar la realidad: es imposible dormir con el gallo cantando. Anoche me acosté, escribiendo, a las 2 de la mañana.

Pero no hago nada en la cama ahora —me digo—. Me levanto y a escribir “El peor amigo del mundo”.

Voy a la cocina. Me hago un café, no lo acompaño con nada porque estoy a dieta pero le pongo dos cucharillas de azúcar, maldita sea: debí poner sólo una: no pude resistirme: quizá mañana lo consiga. Abro la ventana del salón. Bebo café mirando la montaña. Me parece tan bella la niebla que sube por la montaña, que le saco una foto:

vista-casa

Termino el café. Enciendo un incienso de signo de aíre y me concentro: toca viajar al pasado: años 80, con Sigmundo otra vez: el protagonista de mi nueva novela. Escribo a buen ritmo cuando suena el móvil de mi esposa. Respondo. Es el técnico de Iberbanda: hoy viene a instalarnos internet: está perdido: lleva una hora tratando de encontrarnos: vivimos muy lejos, en la montaña, sólo hay vegetación, bosques y casas deshabitadas por aquí. Me pide más indicaciones, se las doy.

Le esperamos encantados —digo antes de colgar.

Llevamos 17 meses con un pobre pincho móvil de Orange de 3G. No sé si sabéis lo difícil que es llevar blogs, buscar info, fotos, enviar archivos a imprentas, lectores, etc. Ni siquiera podíamos ver un vídeo de You Tube por miedo de que se acabaran los gigas de descargas y se parase. Y de bajar pelis, olvídate. Teníamos que desplazarnos al bar del pueblo, donde había adsl, y consumir para cualquier tarea de estas.

Me descentro. Siempre que alguien va a venir a casa me pongo nervioso. ¿Y si es un violador? ¿Un ladrón que me robe mi Mac? ¡Tengo en el disco duro 3 novelas a medio terminar! Bajo hasta leñera, subo el hacha: la dejo detrás de la puerta del dormitorio.

Si alguien trata de violar a mi mujer o robar mis novelas inacabadas, lo despedazaré —pienso.

Visualizo lo contrario: que tratan de atacarnos, saco el hacha, me la quitan de las manos y violan a mi mujer mientras me cortan en pedazos.

Quiero escribir, seguir con “El peor amigo del mundo”. No puedo: estoy nervioso. Inhalo incienso signo de aíre. No tranquiliza mi alma.

Llega el técnico de Internet. Aparca delante de nuestro nuevo hogar:

Esta casa se parece a la que sale en la peli de “Los otros” —me dice.

iberbanda

El técnico es un tipo simpático. Viene desde Galicia. Se pone a trabajar en seguida: tiene un montón de visitas que cumplir. Yo le miro como si fuera un ángel.¡Por fin vamos a tener un internet decente! Le pregunto:

¿Le apetece un vaso de agua o un café?

Me mira extrañado: dice que la gente no suele ser tan amable. Me dice que si quiero, que cuando termine de instalarme internet, le vendría bien un café para despejarse, antes de volver a montarse en el coche.

Nos instala internet en un periquete, le pago la instalación y voy a prepararle el café. Cuando lo sirvo, me doy cuenta que no tengo un bollo, un bombón, algo para que acompañe el café. Se lo comento a mi esposa.

¿Y si le damos un poco de pastel casero del que hice ayer? —propone ella.

¡Va a flipar!

Le corto un trozo generoso y se lo sirvo en la mesa del salón. El señor técnico casi se pone a llorar de la emoción al ver lo que le traigo.

¿No llevará cacahuete, verdad? —pregunta.

Hago memoria.

No… lo hizo delante de mí… lleva maní, harina, fresas, crema de chocolate blanco…

¡Qué buena pinta!

cafe-y-pastel

Comienza a comer como si no hubiera un mañana. Con los ojos abiertos como platos (lo juro) me dice:

¡Este pastel está buenísimo!

Lo ha hecho mi mujer —anuncio orgulloso.

El señor técnico termina de comer, me da la mano agradecido, me pregunta que si le puede dar las gracias a Svieta por el pastel, le digo que claro, va a la cocina, le da las gracias con admiración y se marcha de casa.

¡Bien! ¡Ahora a escribir! ¡A terminar “El peor amigo del mundo”!

20 minutos trabajando. Suena el timbre de casa. ¿Pero esto no es la montaña? ¿Acaso no hemos elegido para vivir un pueblo deshabitado? Es la pescadera del pueblo. Que si queremos pescado. Me descentra. Le pregunto a mi esposa. Le compra algo. La pescadera se marcha.

¡Ahora sí! ¡A terminar “El peor amigo del mundo”!

Sólo han pasado 15 minutos cuando suena el teléfono. Al principio no responde nadie, sólo escucho jadeos. Hasta que por fin consigue hablar:

—Arrgfff…mira… soy… el técnico…  —dice con voz entrecortada, medio asfixiado— …esa tarta que me diste… aarrgfff… ¿tenía cacahuetes?

—No… no.

—Arggfff… arrggfff…. maní… ¿qué es maní?

Me quedo pálido. Flashback.

Recuerdo. Infancia. Mi madre me da a probar un cacahuete:

—”¿Cómo se llama eso, mamá?”
—”Tiene dos nombres” —contesta mamá—. “Aquí, en Canarias, lo llamamos “maní”. En la península lo llaman “cacahuete”.
—”Yo no voy a llamarlo nunca cacahuete porque empieza por “caca”, mamá. Es una palabra fea”.

Acto seguido expulso esa palabra con prefijo de mierda de mi vocabulario y mente. Jamás la vuelvo a utilizar en mi vida. Un cacahuete es un maní. Y punto.

Entre jadeos, sigue hablando el señor técnico:

Arrggfff… cabrón… ¿qué me diste?…. soy alérgico a los cacahuetes… arrggff farrrgfff estoy en el coche… se me ha hinchado el cuerpo muchísimo…. arrrggfff arrrgggfff los dedos me han engordado tanto que no puedo pulsar los números del teclado telefónico… he apretado el teléfono y me ha salido la última llamada que hice… tú número… arrgggfff arrrgggffff he chocado contra un árbol…. arrggfff arrggg… estoy perdido… no puedo respirar… no puedo llamar a emergencias… te voy a denunciar… arrggfff… arrggfff…

Y deja de hablar. Escucho jadeos. Se asfixia. No puede respirar. Se ahoga. Silencio. No sé si ha muerto. O si le encontrará alguien. O si, por la noche, se lo comerán los jabalíes salvajes que pueblan esta zona. O un oso. Ojalá. Sea lo que sea, no estoy dispuesto a perder más tiempo en terminar de escribir “El peor amigo del mundo”.

Cielo —pregunta mi esposa— ¿Con quién hablas?

Equivocado —respondo.

Y comienzo a escribir. No me molesta nadie en toda la tarde.

Escribo a buen ritmo.

Mi divorcio 33 y mi primer día de mi vuelta a la escritura.

vuelta-a-la-escritura

Son las 2 de la madrugada. Dejo de trabajar por hoy. Ha sido un día muuuuy largo. Tengo que dormir algo antes de que el gallo comience a cantar. Como el gallinero está justo debajo de nuestra casa le oigo cantar todo el rato. La primera vez que canta, a las 6 de la mañana, es gracioso: luego empieza a servir como motivo para que yo esté sonriente cuando vaya a cortarle el cuello.

¡Kikiriki, kikiriki! —como si estuviese en tu tímpano.

El gallo canta seguido casi una hora. No es como el despertador que puedes pararlo de un manotazo. Aquí tienes que bajar hasta el gallinero y darle algo de comer para que mantenga su boca ocupada con algo que no sea la ópera. Terrible.

De todas maneras, voy a dejar de criar gallos porque, un par de veces al año, vienen los propietarios del piso de arriba de la casa. Vienen desde Madrid a descansar y no creo que les haga nada de gracia que les despierte un gallo a las 6 de la mañana.

No tengo nada de ganas de volver a mudarme en años. ¡Sólo quiero escribir!

Me pasé la mañana corrigiendo los 3 primeros capítulos de “El peor amigo del mundo”, retomando el tono. La tarde, la pasé corrigiendo los nuevos capítulos. La noche, la dediqué a rehacer la portada. Siempre dejo el trabajo de diseño para cuando estoy muy, muy cansado porque, al contrario que escribir, es algo que puedo hacer sin estar al 100% de mis fuerzas.

vuelta-a-la-escritutra2

Pensaba que tenía la portada terminada, pero no. El artista me mandó su obra original a 300 de resolución y, al abrirla, me di cuenta que lo que habíamos visto hasta ahora era su obra retocada por Photoshop.

¡Sin Photoshop está mucho mejor! Si tienes curiosidad de ver cómo me ha quedado la segunda versión de la portada-contraportada y solapas de “El peor amigo del mundo”, pincha sobre la imagen. Recuerda que esta portada es sólo para la primera edición de la obra (150 ejemplares). Así la primera edición será única:

2paraelblogprimeraportadaelpeoramigo

¡Sólo es una primera versión! Se aceptan sugerencias. Me gusta tener la portada desde el principio porque así tengo tanto tiempo como el texto para corregirla. Cada noche, antes de irme a dormir abro la portada y pienso cómo mejorarla, qué cambiar, alguna frase graciosa para la biografía o la contraportada…

Siento mucho que el libro no esté ya. Ya debería de estar en imprenta. Pero sabéis que tuve inesperados problemas y tuve que mudarme, que solucionarlo todo me quitó un mes de trabajo. Da igual; no nos lamentemos por el pasado y celebremos que la locomotora creativa ya vuelve a estar en marcha.

Llevo 3 días sin vender un libro. Cuando me pasa eso me pongo muy nervioso. Al mediodía discutí con Svieta, tanto que decidí divorciarme de ella:

¿Y cuando nos vamos a separar? —me preguntó Svieta, sonriente (yo ya me he divorciado de ella unas 33 veces)

¡Ahora mismo!

Me levanté de la silla donde estaba escribiendo y me puse los pantalones y el anorak.

¿No te vas a llevar la documentación? —preguntó Svieta.

¡Pues claro!

Ella pensaba que iba a tomar mi DNI. Pero sólo pillé la cartilla de vacunas de mi perra. Creo que se me perdió el DNI en la mudanza. Luego tomé a mi perra, su correa y, por último, el saco de dormir.

¡El saco de dormir es mío! —me recordó Svieta.

¡Te lo cambio por todo lo demás! —le dije refiriéndome a mi Mac, el coche, la casa pagada hasta el 1 de septiembre, etc.

—¿Qué vas hacer? ¿A dónde vas a ir?

¡Me da igual volver a empezar de cero! ¡Llevo toda mi vida empezando de cero!

Salí de casa con la perra, super enfadado. Os juro que ya ni recuerdo el motivo. Soy mitad canario-mitad asturiano. Mi parte canaria es muy latina y me gusta armar líos de vez en cuando. Yo esperaba que Svieta saliera detrás de mí, llorando, rogándome que volviera, suplicando como una buena mujer. Pero no. Caminaba y caminaba, me alejaba de mi hogar, miraba para atrás y nada. Svieta no aparecía. Y yo asándome dentro del anorak ese que es para la nieve. Por fortuna, de pronto, apareció Svieta: pero riéndose de mí, montada en el coche y sacando fotografías a mi dolor:

vueltaalaescritura3

Anda, sube —me dijo—. No sé porqué eres tan melodramático.

Y me subí al coche. Pero sin sonreírle ni una vez y haciéndome el digno.

Ese fue mi día. Sólo hice una cosa más: actualizar la página de mecenas misericordiosos.

Estos días anteriores a la mudanza aparecieron nuevos mecenas. Si eres tú uno de ellos GRACIAS DE NUEVO y por favor: mira ver si no me olvidé de ti y tu nombre aparece en la lista como deseas. Si no estás, POR FAVOR, PERDÓNAME e indícamelo escribiéndome a ezcritor@gmail.com

Si no eres mecenas de “El peor amigo del mundo” no sé a que estás esperando. Aquí el botón de Paypal. Tienes hasta el 5 de agosto que lo mande a imprenta. ¡No lo dejes para el último día, por favor!




LO HAN COMPRADO EN PREVENTA:
(para cambiar tu nombre escríbeme a ezcritor@gmail.com)

1.-Mario Celdrán (España)
2.-Juanjo Conti (Argentina)
3.-La Canalla (España)
4.-David Saugar (España)
5.-Jose Angel A. Fuente (España)
6.-Abby Ferrari (Argentina)
7.-Iban e Hirune (España)
8.-Rubén Etxebarría (China)
9.-David Lorenzo (España)
10.-Raquel Ll. (España)
11.-María del Puerto M. G. (España)
12.-Agustín Torres Robaina (España)
13.-www.amorfosfilms.com (España)
14.-Sibly (David M.) (España)
15.-Luis Peláez (España)
16.-Mariano Rivas (España)
17.-Bruno Bouissou (Suiza)
18.-R.M.L (España)
19.-Fernando M (España)
20.-Manuel Dorantes (México)
21.-Cerrajería 24 horas Madrid 669-12-72-16
22.-Javier Julvez (España)
23.-Maria G. Guerrero (España)
24.-Joaquín Antonio (España)
25.-Alejandro López (España)
26.-Lucas G. Fernández (España)
27.-Juan Olvido (España)
28.-Jordi Arnés Fernández (España)
29.-Aitor Rad Carrera (España)
30.-Jose Ouspensky (España)
31.-Ketzel Edgardo (España)
32.-Óscar Vispo (Suiza)
33.-Mike Zayon (España)
34.-José Luis R. Terol (España)
35.-Diego Arellano (Chile)
36.-Trader 007 (España)
37.-Hugo Berra (Tailandia)
38.-Lagarto Viejo (España)
39.-Cesc Llaverias (España)
40.-Jorge Álvarez fotógrafo (España)
41.-Pub Deltoya (España)
42.-Barmakids (Persia)
43.-Rodrigo Rojas (México)
44.-Héctor Caramazana (España)
45.-FALTAS TÚ!
69.-Javier Vitalio (España)

Spot de “El peor amigo del mundo”:

Cesc critica “Un bebé”.

El escritor, crítico literario y lector imparable, Cesc Llaverias, me ha hecho el honor de leer, criticar y fotografiarse con el torso desnudo a lo Tarzan con “Un bebé”:

cesc-un-bebe

“Mi autor autoeditado preferido es: Rafael Fernández, aunque en este libro recuerda mucho más a Rafferty Z. Jones, mucho más pulp. Este autor tiene sobretodo dos vertientes, una más autobiográfica en que su alter ego Sigmundo hace sus tropelías (como en la reseña a continuación) y otra más de ficción, dónde los elementos autobiográficos desaparecen del todo o como mucho sirven de excusa o punto de partida, lo que leemos es 100% ficción, no son cosas que le han pasado más o menos arregladas, no, esto es completamente mentira. Y a veces está bien dejarlo claro, hay demasiada gente a quien no le gusta esto de que los libros que leemos sean mentira.

En este caso Rafael se pasa al género de terror, pero lo hace además con el apoyo de un cómic. Supongo que se le haría extraño un libro sin sus fotos (las fotos hacen que leer sus libros en el metro NO sea una buena idea), y por eso aquí va un reconocimiento al fabuloso trabajo realizado por Mónica, Rocío Galindo y Yeray Fuentes, autores de los cómics, que al principio no lo parece pero luego se va viendo como encajan con la novela.

Fue empezar con el libro y pensar “este tío está fatal de lo suyo”, porque es una ida de olla fenomenal, tremenda, demencial… y llena de cosas incorrectas y que en la vida real rozarían el delito, en definitiva un libro que mola.

Es una historia de terror, tan real, tan cercana y tan cruel que lo podemos sentir. Si buscáis un libro para leer un rato y después olvidaros, este no es vuestro libro.

Este libro duele, pondréis una mueca de asco, apartaréis la mirada (como en algunas pelis de terror en que nos tapamos los ojos, pero seguimos mirando), y en algún momento incluso reiréis, sí. Este libro nunca saldrá recomendado en el Babelia, ni ganará el Premi Llibreter, y la gente que se lo lea en el metro intentará que no se vea bien el título.

Una de las cosas que te encuentras siempre que llegas al final de un libro del Ezcritor es una petición de enviarle una foto con el libro y una líneas explicando qué te ha parecido, las líneas las acabáis de leer, y esta es la foto. Y esta idea la pienso pillar yo en la próxima novela, aunque si alguien ahora ya me quiere enviar una foto leyendo DPK no tendré ningún reparo en publicarla.

Este libro, como otros del Ezcritor está semi-agotado, ahora mismo tiene ejemplares, pero se le van agotando y los reedita cuando tiene pasta, no sé si necesitáis más argumentos para ir aquí y comprar el libro ¡pero ya!”

libro-un-bebe-rafael-fernandez

Ejemplares disponibles.

Envío inmediato. Una novela de terror acojonante dónde fundo cómic con literatura como nunca antes se ha visto. Puedes leer más de 100 páginas gratis de “Un bebé” pinchando aquí. Con cómics de Mónica, Rocío Galindo y Yeray Fuentes.
22 euros. 272 páginas. Gastos de envío INCLUÍDOS POR TODO EL MUNDO (correo certificado).





Pero si deseas pagar por transferencia bancaria, escríbeme un email a ezcritor@gmail.com y te doy los datos de la cuenta. Contesto en menos de 24 horas.

EL PACK DE LA CASA ENCANTADA:

pack-libros-ezcritor

P.D.- Voy a hacer una oferta de pack de 3 de mis libros ahora que sólo me quedan 6 ejemplares de “Diarios secretos de sexo y libertad” y para celebrar que me he mudado.

Sólo 6 packs a este precio. Ni uno más.

Si no has leído nunca mis libros, ahora es el momento: recibirás 3 de ellos en 3-4 días laborables (si vives en España, si vives fuera de 10 a 25 días laborables) por correo certificado, sin pérdida posible y con los gastos de envío incluidos, en la dirección que me indiques, perfectamente empaquetados, dedicados por servidor a tu nombre y con un descuento de 9 euros por los gastos de envío.

Mejora tu verano leyendo ¡por fin! libros que enganchan hasta la enfermedad venerea. Sé “guay” y léeme ahora que no me conoce TODO EL MUNDO. O compra los libros sin dedicar para regalarlos en cumpleaños y comuniones:

—“Diarios secretos de sexo y libertad” 690 páginas.
—“20 Polvos – Edición especial” 342 páginas.
—“Un bebé” 272 páginas.
—————————————————-
En lugar de 74 euros a 64 euros si vives en España.
Si vives fuera de España de 81 euros pasa a 71 euros (los “Diarios secretos…” pesan casi un kilo, sólo el envío del pack a América o Resto del mundo me cuesta 38 euros. ¡No es mi culpa!)
———————————-
Puedes pagar utilizando este botón de Paypal (recuerda elegir la opción “España” o “Resto del mundo”) o, si lo prefieres, escribiéndome a ezcritor@gmail.com y te doy el número de cuenta


Elige tu precio:




packlibros

Fotos del salón, del baño y… ¡regreso a la historia de la literatura!

¡Amig@s, estoy muy contento! Tras un mes infernal de búsqueda obligada de casa y eterna mudanza, hoy he terminado con la última parte. He limpiado super a fondo los dos dormitorios, el salón, el baño, la entrada y trasladado y montado el gallinero.

Tres días me ha llevado limpiar nuestro nuevo hogar. Como te conté en los otros posts, nos hemos ido a vivir a una montaña, a un pueblo en el que no vive casi nadie: casi todas las casas están deshabitadas. En la siguiente foto no creáis que salgo movido: lo que pasa es que me muevo a una velocidad supersónica, incapaz de ser captada por una máquina de fotos normal y corriente:

ezcritor-limpiando

En todo este tiempo Svieta no ha salido de la cocina porque tenía el triple de trabajo que el resto de la casa: la rejilla del horno, por ejemplo, estaba negra. Y ya sabéis como es Svieta con la cocina. Todo tiene que estar perfecto. Le costo toda una mañana dejar la rejilla reluciente para las fotos de su blog (que por cierto acaba de actualizar con lo que cenamos casi todas las noches).

Por mi parte, sólo tengo una manía a la hora de escribir: la habitación en la que escribo ha de estar perfectamente arreglada y limpia. Yo, duchado y con los dientes cepillados ¿A que pensabais que era un guarro?.

En todas las casas en las que he vivido me he creado siempre una especie de “despacho” en el que cerraba la puerta y podía olvidarme del mundo que estaba fuera: esperando a descentrarme. A ese cuarto le llamaba siempre: “el cuarto del vicio” (en referencia a la literatura, mi único vicio junto a las pizzas y las tetas de mis lectoras). Pensé crear “el cuarto del vicio” en la habitación de los invitados, pero no, esta vez no podía ser.

Esta vez es diferente. Con el superinspirador salón que tiene la casa hubiera sido una mala decisión encerrarme dentro de una habitación. Así que en esta ocasión mi “cuarto del vicio” será el salón:

salon-ezcritor-2

Así es el salón. Para mí la parte más mágica de la casa. Voy a pasar un año encerrado en él. Preparaos para las novelas que voy a escribir desde aquí:

ezcritor-salon-4

ezcritor-salon-3

ezcritor-salon5

Y este es el baño:

servicio-ezcritor

Esa puerta que veis da a una pequeñísima habitación donde está la lavadora. Y enfrente de la nevera hay una pequeña puerta, muy difícil de abrir, que da al sótano. Del sótano no voy a sacar fotos porque es muy pequeño y muy oscuro. Hay que bajar unas escaleras muy estrechas y confusas.

No voy a bajar ahí en la vida porque me da miedo. Ese sótano me ha dado que pensar esta tontería: una persona rica que se compre una casa como esta, en la montaña, bastante apartada de otras casas, puede matar perfectamente a cuantas personas quiera y enterrarlas en su sótano sin que nadie se entere. Si mantiene un perfil bajo y logra que la policía nunca sospeche de él, jamás en la vida le van a pillar. Si eres rico, eres listo y tienes una casa como esta, puedes matar a gente y salir indemne.

Lo único que no me gusta del baño es el espejo-pantalla de cine que hay frente a la bañera:

ezcritor-espejo

¿Sabéis lo cruel que es ducharse desnudo frente a ese espejo?

Cuando vivíamos en un apartamento pequeñito no podía verme más abajo de mis pezones. Y de pezones para arriba, yo estaba más o menos bien para mis 40 decadentes años. Pero ahora, me veo el cuerpo entero y es el horror. Tetas caída, panza, pene diminuto en estado de reposo… ¡Terrible! ¡Terrible! ¡Voy a romper ese espejo y cargar con 7 años de mala suerte o ponerme a régimen definitivamente!

¡No puedo ser el mejor escritor underground mundial del momento y no tener buen tipo! ¡Tengo que tener aspecto de tipo brillante!

EL PACK DE LA CASA ENCANTADA:

pack-libros-ezcritor

P.D.- Voy a hacer una oferta de pack de 3 de mis libros ahora que sólo me quedan 6 ejemplares de “Diarios secretos de sexo y libertad” y para celebrar que me he mudado.

Sólo 6 packs a este precio. Ni uno más.

Si no has leído nunca mis libros, ahora es el momento: recibirás 3 de ellos en 3-4 días laborables (si vives en España, si vives fuera de 10 a 25 días laborables) por correo certificado, sin pérdida posible y con los gastos de envío incluidos, en la dirección que me indiques, perfectamente empaquetados, dedicados por servidor a tu nombre y con un descuento de 9 euros por los gastos de envío.

Mejora tu verano leyendo ¡por fin! libros que enganchan hasta la enfermedad venerea. Sé “guay” y léeme ahora que no me conoce TODO EL MUNDO. O compra los libros sin dedicar para regalarlos en cumpleaños y comuniones:

—“Diarios secretos de sexo y libertad” 690 páginas.
—“20 Polvos – Edición especial” 342 páginas.
—“Un bebé” 272 páginas.
—————————————————-
En lugar de 74 euros a 64 euros si vives en España.
Si vives fuera de España de 81 euros pasa a 71 euros (los “Diarios secretos…” pesan casi un kilo, sólo el envío del pack a América o Resto del mundo me cuesta 38 euros. ¡No es mi culpa!)
———————————-
Puedes pagar utilizando este botón de Paypal (recuerda elegir la opción “España” o “Resto del mundo”) o, si lo prefieres, escribiéndome a ezcritor@gmail.com y te doy el número de cuenta


Elige tu precio:




packlibros

P.D. 2: Falta que os enseñe la cocina pero eso ya será tarea de mi señora esposa, en su blog.

El gallinero: finalizado y en funcionamiento

Son las 7 de la mañana. Acaba de despertarme el gallo.

elgallinero-ezcritor

Al gallo se lo perdono todo. Pronto lo mataré y nos alimentará durante 4 días. Será el segundo gallo que sacrifique. Cuando muera, el Cielo estará regentado por un Gran Gallo y esas muertes me condenarán al Infierno: tendré que matar el cuello de todos mis seres queridos con un hacha.

Svieta duerme agotada. Como la casa tiene suelo de madera, que hace que cada paso suene, me he sentado delante del ordenador a escribirte esto.

Anoche, Svieta tuvo miedo en la nueva casa.

¿Por qué no me despertaste? —le pregunté.

Porque sabía que era un comportamiento estúpido y tenía que aprender a controlarlo.

¿Qué imaginabas? ¿Fantasmas?

No. Que todo esto fuera un sueño. Que ni tú ni toda esta realidad existiera. Que yo realmente fuera una loca que viviera en un psiquiátrico.

Ayer fui a Cueva. Limpié el gallinero que construí junto a Manolo y me traje a todas las gallinas y gallos en unas cuantas cajas con agujeros. ¡Estuve más de 20 minutos corriendo tras las 7 gallinas y los dos gallos! ¡No corría durante 20 minutos seguidos desde que estaba en el instituto! Volver a Cueva me llenó de tristeza. No tengo ganas de volver nunca más por allí, pero me tocará acompañar a Svieta a su huerto, a recoger los frutos.

En la nueva casa, los propietarios, me han dejado que las gallinas duerman en el desocupado establo de la casa. Además, como la nueva casa está fortificada, con un muro de piedra que rodea toda la propiedad, no hay miedo de zorros. Esta vez no he tenido que enterrar grandes maderas en la tierra. Con una simple tela de gallinero de plástico enganchada a cada lado, me da. Como a veces la tendré que quitar para que el propietario pueda pasar a enchufar una manguera para dar de beber a las vacas o regar el jardín del Edén, no la he fijado al suelo: he puesto piedras. El propietario sólo tendrá que levantar una piedra del suelo y ya podrá pasar.

¿Cuánto tiempo tardan las gallinas en adaptarse al cambió? —me preguntó Svieta.

Ni idea —respondí, sabio.

3 horas después de traerlas dos gallinas pusieron sus huevos. Pocos minutos después, el gallo comenzó a cantar.

Estoy contento “sintiendo” a las gallinas cerca de mí. Al igual que Anais, las “siento” mis amigas. Jamás en la vida he abandonado a un animal: si formas parte de mi familia jamás te abandono ni traiciono (a no ser que seas un gallo, entonces te corto la cabeza). Anais está a punto de cumplir 10 años.

anais-niin

Mudarnos a esta casa ha reactivado nuestro amor a Asturias. Pensamos traicionarla el mes pasado mudándonos a Huelva, cuando nuestro antiguo casero nos decepcionó. Ayer mi esposa me dijo que le apetecía quedarse 3 años más en Asturias. Y yo, la verdad, que me gustaría asentarme también un tiempo: encontrar la paz y tranquilidad que necesita mi cabeza, concentrarme en escribir y dejarme de mudanzas que, a lo tonto, me ha robado un mes de trabajo.

¡Ojalá sea en esta casa!

Hoy me toca terminar de limpiar a fondo el salón y el baño (os lo enseñaré mañana, el salón es lo que más me gusta de la casa). Svieta terminará hoy con la cocina y empezará a colocar su ropa.

Yo, estoy muy feliz: mañana lunes, vuelvo a la literatura, a terminar “El peor amigo del mundo” y actualizar la lista de mecenazgo. Gracias a los que me habéis apoyado.

El cuarto de los invitados y la primera historia de esta casa.

elcuartodelosinvitados2

¡Hola! Hoy voy a escribir este post a todo correr (bueno, es cómo los llevo escribiendo toda la semana) porque nos vamos a Cueva a buscar a las gallinas.

Hoy subo las fotos del cuarto de los invitados, que estuve limpiando ayer. Aunque no creo que lo usemos mucho porque nunca viene nadie a visitarnos ya que además de que olemos mal y no paramos de tirarnos ventosidades por la gran ingestión de chorizo asturiano a la que sometemos nuestros cuerpos, somos muy ariscos y ponemos siempre cara de antipáticos a las visitas y no paramos de mirar fijamente el reloj sin disimulo para que se enteren bien de que se nos está haciendo el tiempo eterno.

elcuartodelosinvitados

El cuarto de los invitados tiene uno de esos muebles antiguos en los que el joven Werther se lavaba su desventurada cara por las mañanas ayudándose con una jarra. Éste es uno de los muebles originales de la casa. Por cierto, el dueño y su esposa me contaron ayer que esta casa se construyó gracias a la suerte. Un tal Antón Bousso, de origen portugués, partía a Cuba en busca de fortuna. Estamos hablando sobre finales del año 1898. Para ganar algo de dinero e ir tirando por Cuba los primeros días, compró unos cuantos billetes de lotería para venderla entre los españoles al llegar, hasta que encontrara trabajo. Con tan mala fortuna que, el barco que iba a llevarle a Cuba, retrasó su salida un par de semanas:

¡Mierda! —gritó Bousso— ¡Ahora me lo tengo que “comer” todo esto yo solo!

Dos semanas después, en alta mar —no sabemos cómo le llegó la información en alta mar pero así nos lo contó el dueño— Antón Bousso se enteró de que aquellos billetes de lotería eran los premiados. Así que hizo “las Américas” sin salir del barco. Regresó a Asturias y mandó a construir esta casa: que además de la gran finca de las que os hablé ayer, tiene otras casas satélites.

La habitación tiene un armario empotrado:

elcuartodelosinvitados4

La casa tiene dos armarios más que va a usar Svieta: tiene más ropa que yo y que es más amante del orden también. A mí me da igual todo en la vida salvo que me den con un martillo en los huevos y que nadie quiera leer mis libros:

elcuartodelosinvitados3

¡Me voy a por las gallinas! ¡Espero estén bien!

El jardín del Edén y el dormitorio de nuestra nueva casa.

casa-flores

Tras la entrega de ayer en la que os enseñé, en primicia mundial y totalmente gratis, la entrada a la cocina, hoy os voy a enseñar —en primicia mundial y totalmente gratis— nuestro dormitorio y jardín de nuestro nuevo hogar, que seguimos limpiando y ordenando —totalmente gratis—. Creo que nos falta hoy y mañana de trabajo —en primicia mundial y totalmente gratis— y ya puedo volver a sentarme a escribir las novelas del verano.

Aquí el otro lado del jardín, la casa encarnada que se ve, es dónde vivimos.

casa-ezcritor

En el jardín pondremos a las gallinas (que las traeremos mañana o pasado). Las gallinas dormirán en las “porquerizas” a la que se accede por la puerta marrón que está debajo de las ventanas verdes. En el jardín plantaremos tomates. Los propietarios nos han dejado leña, pero los vecinos ya nos han advertido que para pasar el invierno aquí necesitaremos el triple de eso, lo que representa en euros unos 200.

200 euros entre 12 meses del año: 16,66 euros al mes. Eso es lo que gastaremos en calefacción.

Miro tanto el dinero porque lo valoro muchísimo y sé cuánto esfuerzo cuesta conseguirlo a casi todo el mundo. El dinero nos hace esclavos y nos angustia. Hay que conseguir dinero para comprarse la libertad, como en los tiempos de la esclavitud. Antes sólo eran esclavos, los negros. Ahora lo somos todos: esclavos con más libertades pero esclavos al dinero. El dinero es nuestro patrón, nuestro señor. Han convertido las ciudades en un gran campo de esclavitud:

Te dejamos dormir en 50 metros cuadrados pero nos tienes que pagar 700 euros al mes —dicen allí.

Yo nunca voy a estar tirando el dinero en tonterías. No sólo porque no puedo, sino por respeto a la pobreza de muchos. En el campo también hay esclavitud al dinero, pero hay más espacio y una casa como esta la puedes alquilar a 220 euros.

Estamos en época de crisis y una de las razones por las que nos hemos venido a vivir al campo es para ahorrar lo máximo posible, encerrarnos en una casa y desarrollar nuestros proyectos: Svieta crear un blog de cocina que le permita investigar esa, su pasión, y vivir de él; yo escribir los mejores libros y desarrollar una carrera literaria como jamás se ha visto en la historia de la humanidad (y con tu ayuda lo conseguiré).

Si nos fuéramos a una playa de vacaciones un mes a tomar el sol, nos pondríamos nerviosos pues hay mucho trabajo que hacer y la vida pasa super rápido. Yo tengo un montón de ideas geniales para libros que quiero sacar de mi cabeza antes de que me toque en la ruleta rusa de la vida un derrame cerebral o un cáncer de testículos que es el lugar de dónde a mí me salen las ideas, por ejemplo. Tengo 40 años y no sé cuantos años de vida útil me quedan.

Por eso nos da igual no tener vacaciones, no salir de casa casi nunca. No es que nos de igual: es lo que queremos. Cero problemas y poder dedicar todo nuestro tiempo a trabajar. Nuestras vacaciones es poder trabajar en lo que queremos, todo el año. Para poder vivir en la ciudad había que trabajar en otras cosas que nos quitaban tiempo para nuestros objetivos.

Yo elegí ser esclavo de la literatura. La literatura es mi Señor.

casa-ezcritor-2

Eso que se ve al fondo es el hórreo. La parte de abajo del hórreo se llama “panera”. A la panera se accede por esas escaleras, es ese lugar ese que tiene las columnas. La panera la utilizamos para tender la ropa y conservar las verduras. Al estar abierto, es como una especie de nevera en invierno. Pero ahora en verano, cuando no hay ropa tendida, nos gusta almorzar allí o tomar una taza de café en los descansos del trabajo. Lo que tiene trabajar en casa, no salir mucho de ella, es que si la casa es pequeña, como la que teníamos en Cueva, te quema estar siempre en el mismo lugar. Una casa con muchos espacios es una bendición para nosotros. Hemos pasado de tener 50-60 metros cuadrados a 140 metros cuadrados sin contar el jardín y el hórreo.

Este es nuestro dormitorio. El que estuve ayer desinfectando con agua y lejía. Ya llevamos dos noches durmiendo allí espléndidamente:

hab

Por ese balcón que “medio veis” se ve esto:

jardin-eden

El dentista del pueblo (que nos ayudó en la mudanza) lo bautizó como “El jardín del Edén”. ¡Acertadísimo sobrenombre! Porque esa zona no nos la han alquilado, tenemos prohibido entrar en ella ni coger ninguna fruta de sus árboles frutales. Hay naranjas, limoneros, higueras, nogales, ciruelos, manzanos, etc. ¡Se nos hace la boca agua! Pero por lo menos, dentro de la zona que sí está alquilada, tenemos un limonero que podemos arrasar (se ve en la primera foto del post) ¡Viva las limonadas! ¡Y las tetas! (no sé por qué he escrito lo de las tetas pero estoy seguro que nadie me puede decir que me falte razón).

¡Y ya está! ¡Hoy me toca desinfectar el otro dormitorio y el salón (si me da tiempo)! ¡Svieta sigue luchando con la cocina!

¡Abrazos!

Una foto de nuestra nueva casa y conociendo a los vecinos.

ezcritor-calzoncillos

Hoy fui a conocer a mis nuevos vecinos. Toqué en la casa más cercana, a unos 10 minutos caminando, una casa muy elegante y me presenté con una sonrisa:

Hola. Me llamo Rafael y…

Los señores de la casa, unos señores mayores, con piel sonrosada me miraron horrorizados a mis partes. Miré allí. ¡Dios! ¡Me había olvidado de ponerme los pantalones! ¡Había ido a presentarme en calzoncillos! Así que tuve que improvisar para arreglar la situación:

… soy escritor… un genio… ¡Tengo que irme! ¡Se me ha ocurrido una idea genial! ¡Volveré! ¡Volveré!

Y mientras me alejaba, empecé a gritar mirando al cielo:

¿Qué es una perífrasis verbal? ¿Qué es?

casa-ezcritor-esbieta

Esta es la entrada a la cocina de nuestro nuevo hogar. Os voy a ir enseñando la casa muy poco a poco, porque tiene mucho trabajo: ha estado mucho tiempo deshabitada. Salvo por el fantasma de la inglesa muerta, pero es que a ella no le importaba mucho que la nevera estuviera sucia porque ella es muy espiritual. Ayer Svieta se pasó todo el día limpiando la nevera de moho. Por la noche conectamos la nevera y sólo funcionaba el congelador.

Yo me pasé el día habilitando el dormitorio: pasando la aspiradora por el colchón mil veces para librarnos de los ácaros, limpiando el suelo, los cristales, el techo, el armario, poniendo el cubrecamas, etc. Todo este párrafo lo he escrito porque no sé dónde leí que contar a las mujeres estas cosas de un hombre limpiando la casa las pone cachondas y yo es que escribo literatura pornográfica.

Por el resto, las sensaciones que nos da la casa son FENOMENALES. Estamos encantados con el cambio, la casa es GENIAL. Super grande. Llena de buena energía. Me viene bien este cambio para escribir más pues, como soy muy sedentario en casa, mis ojos están viendo cosas nuevas. Está en la mitad de la nada así que sólo escuchamos nuestras voces. La casa es una maravilla. Las vistas sensacionales. Nos habíamos acostumbrado a Cueva, a vivir en un apartamento super pequeño, porque somos gente muy trabajadora: que se centra en sus objetivos y que le cuesta mucho levantar la mirada del monitor del ordenador. Íbamos pagando mes a mes sin nunca tener un solo problema, adaptándonos con muy buena cara a las carencias del apartamento y nos íbamos a quedar allí hasta que el blog de Svieta funcionara bien y yo ganara el premio Nobel que supongo está al caer. También nos habían conquistado el corazón los vecinos.

Menos mal que el casero nos la jugó con la factura de la luz y nos hizo abrir los ojos. Lo siento por el casero, la verdad. Ahora se va a tener que tragar los gastos del recibo de la luz al 100% y el alquiler de ese apartamento que es muy difícil de alquilar por un año porque hay que abandonarlo en julio y agosto y luego regresar en septiembre. No hay muchas personas en el mundo dispuesto a esto.

Yo estoy orgulloso de cómo he salido de esta situación. Hace años la hubiera armado. Pero ahora que estoy casado y lo único que quiero es tranquilidad para escribir y ser una persona buena. Que los cabrones sean los demás, que se queden con la mierda de la maldad ellos dentro. Así que, sin dudarlo, le pagué todo el dinero que me pidió y hasta luego Lucas. Podría haber seguido allí pagándole 390 euros al mes pero tener un casero que no es trigo limpio, no me interesa: porque ahora es esta jugada y mañana es otra. Una de las cosas que me enseñó la vida es que, para ser feliz, hay que alejarse de la gente que te da problemas.

¿Y dónde están las facturas de la luz? —le pregunté.

Nunca me llegaron en 17 meses y cuando me vinieron, el mes pasado, las tiré a la basura —me dijo—. Pero es que yo creía que teníamos una relación de confianza.

Pero es que pagar 1.100 euros de luz por 10 meses por un apartamento pequeño, sin horno eléctrico, en el que sólo tenemos un ordenador, un termo, dos bombillas y no podemos ver la tele, me parece demasiado.

¿Y qué culpa tengo yo? ¡No haber encendido la luz! —me dijo.

¿Cómo quedarnos en un lugar regentado por una persona así?

¡Pues ahora no vas a encontrar ningún lugar y si lo encuentras, vas a pagar más! —nos amenazó, super picado.

—Pues yo deseo que te vaya muy bien y consigas a dos turistas que te hagan top lees en la terraza y te paguen 700 euros al mes —le dije.

En menos de 24 horas encontré la nueva casa, con un alquiler de 220 euros, un recibo justo y transparente de la luz. Casi todos los vecinos de Cueva nos echaron una mano con la mudanza (incluso el dentista con un amigo se vino con su furgón) e hicimos la mudanza en un periquete. Ahora nos toca pagarles la mudanza con regalos, pollos y pasteles de esbieta.com

Y gracias a algunos lectores de este blog, que me ayudasteis a recuperarme del palo de la luz, pude alquilar esta casa por un año.

GRACIAS UNA VEZ MÁS. Sin vosotros, me hubiera tenido que quedar en el apartamento 6 meses más hasta que pudiera ahorrar, aguantando las futuras injusticias de ese casero.

Estoy recibiendo correos y mensajes privados por el Facebook o Gmail que no puedo contestar: estoy concentrado en terminar de acondicionar la casa. Tardaremos unos 3 días. Necesito terminar cuanto antes para terminar los dos libros del verano. Perdonad si me retraso contestando.

GRACIAS

amigos

Qué sería de mí si no os tuviera como amigos. Qué triste sería caminar por el mundo sin nadie que quiera leerme, sin nadie que me diera aliento cuando me falta.
GRACIAS a los que me habéis ayudado en estos días: May, Mark, Francesc, Jorge, Iban, Miguel, Lagarto Viejo, María, Hugo. GRACIAS.
Hoy hemos pagado la casa. Mañana terminamos la mudanza. Pasado estaremos instalados (la casa está bastante sucia, hay que limpiarla a fondo).
La estabilidad económica vuelve a estar en mi campo. GRACIAS. Ya todo va a ir bien: en cuanto termine de limpiar la casa, me encierro a escribir y saco “El peor amigo del mundo” y “Prostituto de extraterrestres”. Os enseñaré la casa entonces, con buenas fotos.
Ilustro este post con unas fotos que saqué hoy con el móvil de mi esposa. Unos amigos (de 72 años) de Cueva nos ayudaron a mudarnos.
Qué bonito fue que saliera de ellos echarnos una mano en la mudanza, con sus coches. No tengo familia, ni padres. Así que tenerlos cerca, en este momento, rellenó ese vacío. Tengo 40 años y un montón de falta de cariño. Soy super débil.
Uno de nuestros amigos de Cueva era relojero antes de jubilarse. Nada más entrar en la casa se subió a una silla y arregló el reloj del salón: ahora hace dong dong cada hora. Me maravilló verlo concentrado, arreglando el reloj. Sabía bien lo que hacía, lo aprendió durante toda una vida.
pepe-el-relojero
Me voy a la cama, estoy super cansado.
Sólo quería dar las gracias a los que me ayudaron.
NUNCA OS OLVIDARÉ.