Mañana (o pasado) estreno.

cortometraje

Dios mío. Llevaba 4 años sin tener sueños húmedos con el mundo audiovisual hasta que el 1 de enero me bajé la nueva versión del Final Cut. ¡Qué fácil es todo! ¡Es como volver a trabajar en una productora, volver a tener medios! Me he lanzado durante 12 días a rodar un corto utilizando como única cámara un teléfono móvil LG. Y el resultado es que me ha salido mi mejor trabajo hasta la fecha (lo cual, repito el chiste, no era nada difícil). Mañana o pasado os lo enseño.

Ahora mismo lo estoy subtitulando al inglés. Con este corto me ha pasado, por primera vez, como con los libros que escribo. Que me gusta tanto cómo está quedando que me entran paranoias de que voy a morir antes de terminarlo y que nunca lo podréis ver como yo lo veo en mi cabeza.

El corto es un cruce entre las pelis de Disney con actores reales que veía de niño, las películas de Woody Allen y, por supuesto, mi toque de impresentable. Me ha salido una pequeña película. Espero que os guste … ¡Atentos! ¡Me juego mis pelotas que os voy a sorprender!

Así sería yo si me cuidara:

rafaperfecto

Tengo esta foto desde hace años. La encontré navegando por internet y me dije:

¡Coño! ¡Ese soy yo! ¿Quién me sacó esa foto sin que yo me enterara?

Me parezco bastante en el perfil cuando estoy sin barba y con el cabello corto. La guardé en el disco duro de mi ordenador porque es así como me imagino que sería yo si no me hubiera dejado crecer la papada y la barriga. Así sería yo si me dedicara a cuidar mi cuerpo en lugar de en convertirme en el mejor escritor de todos los tiempos. Es como ver la versión física perfecta de mí. Aunque mi chica es mucho más guapa que esa cualquiera que se abraza a mi versión mejorada. Es extraño: si fuera el chico quién tuviera puesta su mano sobre el pecho de la chica el significado de la foto cambiaría mucho.

Ayer terminé de pagar a la imprenta. Me retrasé un mes, qué vergüenza.

aaaa copia

Pensé que ya iba a quedar limpio para hacer frente a los nuevos gastos del mes pero Svieta vino con una terrible noticia de la gasolinera. Hay que pasar la ITV en febrero y hay que cambiar las 4 ruedas y las pastillas de freno. 400 euros.

Me siento un subhumano, todo el día persiguiendo al dinero, dejando que este amargue mis días. Ojalá que llegué el día en que todos pensemos en el dinero como papelitos que nos pasamos los unos a los otros sin preocuparnos por lo más mínimo: que la vida nos dejará sin más luchar por realizarnos.

Sigo grabando el corto. Si me has enviado un email estos días, no te lo he contestado. No porque te tenga manía sino porque se me acaba el plazo del trial del final cut y estoy al 100% para terminar el corto este lunes. ¡Quiero ganar el concurso! Lo de que lo importante es participar está bien para los disminuidos mentales. La vida, lo que te enseña, es que al final sólo cuentas si ganas.

El martes contestaré todos los emails que tengo atrasados. Pero, si eres lector y me has escrito, no te preocupes por nada: tengo todo bajo control y yo nunca fallo a mis lectores.

Hoy, creo, que van a subir los loqueros a grabar una escena para el corto con un dron.

Los loqueros y yo

amigos-ezcritor

Sigo rodando el corto. Va a ser mi mejor corto (no es difícil que eso suceda, lo sé, pero estoy seguro que con este nuevo corto te voy a sorprender). Es mi obra más imaginativa. Tengo muchas ganas de enseñártelo.

Me levanto cada día a las 7 de la mañana y comienzo a editar y a grabar como un loco. Va a ser una semana de trabajo, me quedan 4-5 días más para terminarlo. Tiene un montón de efectos especiales y el trial del Final Cut Pro X está a punto de acabarse. Me grabo yo sólo. Me pongo el trípode delante, apretó el botón de la cámara y comienzo a hacer el subnormal. Pero exigiéndome, ¿eh?.

Sin embargo hoy necesité ayuda. Hay una escena en la que necesito que los loqueros me lleven con Anais.

Cuando el asunto del diente de Svieta nos hicimos amigo del dentista del pueblo. Y tiene un primo, del que es inseparable. Les pedí por favor que si podían subir hasta mi casa con el uniforme de dentista y al día siguiente estaban aquí. Para colmo nos regalaron una caja de galletas de manzanas y dos maravillosas botellas de vino. Increíble lo maravillosos que son. He visto la escena que grabamos y ellos la bordaron.

Muchas gracias, Lucas y Luis.

La nota divertida de la grabación fue que, cuando los coches pasaban, disminuían la velocidad al ver como dos loqueros llevaban, a la fuerza, a un hombre con un perro en los brazos. Y como Svieta grababa con la escena con un móvil, no creo que nadie entendiera que estábamos grabando un corto.

Como esto es una aldea, y como sé que los chismes vuelan, si a alguien de la aldea le llega el rumor de que los loqueros vinieron a por mí, que sepan que todo está bien: sólo que tenéis a un Javier Bardem entre vosotros. Eso sí, no descarto que en el futuro, los loqueros vengan a por mí. La grabación de hoy me la tomo como un entrenamiento.

El corto es cómico, un desmadre. Pero en realidad va de cómo me siento yo ahora mismo en este momento de mi vida.

La tienda de los deseos tiene precio.

vaso

Hoy Svieta me vio triste, desanimado. Así que me contó un cuento ruso que leyó aquí. Lo traduzco con el translate Google y como me interesa:

En los límites de la galaxia hay una tienda sin cartel. El cartel lo destrozó una vez un huracán, y el dueño de la tienda no volvió a colocarlo porque toda la gente de la galaxia ya sabía que, en esa tienda, lo que se venden son, deseos.

La tienda es enorme, en ella, puede comprarse casi cualquier clase de deseo: grandes yates, apartamentos, matrimonio, ser vice-presidente de la corporación, dinero, los niños, ser amado, trabajo, una hermosa figura, ganar un concurso, una gran máquina, poder, éxito y mucho más.
Únicamente la inmortalidad no puede comprarse en esa tienda. Para comprar eso hay que ir a otro universo, aún más lejano.

Antes de la compra, de lo primero que informan los vendedores de la tienda, es del precio del deseo.

Los precios son diferentes. Por ejemplo, “trabajar donde quieras”. Para ello hay que pagar durante un tiempo: inestabilidad económica y reducir mucho los gastos. En la letra pequeña del deseo hay, a veces, un precio extra: tener que renunciar a algunas creencias y tener que reconocer el propio valor real. No todo el mundo está dispuesto a pagar la letra pequeña del precio.

Algunos de los precios son extraños. Por ejemplo, casarse no cuesta casi nada pero sí que hay que pagar un alto precio por tener una vida feliz en el matrimonio.

No todos los que venían a la tienda estaban dispuestos a comprar su deseo de inmediato.

Algunos, sólo al ver el precio, simplemente daban la vuelta y se iban insultando o atemorizados. Otros se quejaban de los altos precios: pedían descuentos. El dueño de la tienda se excusaba: “no es posible. Los precios no los pongo yo”. Algun cliente no paraba de contar el dinero que tenía, mirando el escaparate, sin atreverse a entrar en la tienda: pensando dónde podrían conseguir más fondos.

Son pocos los clientes que dan sus ahorros por conseguir su deseo. Cuando sucedía esto el vendedor se los entregaba envuelto en un hermoso papel de regalo que, al abrirse, crujía provocando un ruido delicioso.

Últimamente, nadie compraba deseos en la tienda. Sólo Svieta y Rafa.

La tienda no tiene letrero, pero sí un cartel, donde puede leerse: “SI TU DESEO NO SE HA CUMPLIDO ES PORQUE NO HAS PAGADO SU PRECIO.”

anais

Así me van las cosas

paramifans

Hay una categoría en el concurso de Notodofilmfest que consiste en realizar un corto utilizando un teléfono móvil LG G3. Los del festival te envían el móvil a tu casa sin coste alguno. Les escribí, me lo enviaron, lo recibí ayer y ayer mismo comencé a grabar, a hacer las primeras pruebas. Las fotos que ilustran este post son fotogramas de la primera prueba que hice ayer con este teléfono. El corto, de 3 minutos en esta ocasión, creo que se titulará “El inventor y el amor”. Os recuerdo los otros dos cortos que hice para este festival amateur. Este drama y este corto cortísimo ¿cómico?. Me anima que los dos estén entre los 12 más vistos del festival. El corto nuevo que estoy grabando es mucho más ambicioso que los otros dos.

Hay algo, en grabar cortos casi sin medios, que me divierte más que un tonto a un lápiz. Es superior a mí. Mientras grabo siento que regreso a mi infancia, cuando me divertía sin límites jugando con los Masters del Universo.

Me estoy tomando un tiempo para serenarme y oxigenarme de mis deudas y de la literatura. A la imprenta ya sólo les debo 76 euros de los 776. Este mes está siendo el peor en ventas desde que comencé la aventura de la editorial en junio de 2011. Y pensar en escribir es pensar en deudas. Cuando alguien me compra un libro de los 6 que he sacado gracias a vosotros aprovecho para ir al supermercado a comprar justo lo que necesitamos y seguir tirando. En casa no reina un clima tranquilo y para colmo yo ando haciendo el bobo con la cámara, imaginándome que me voy a ganar los 1.500 euros del concurso. No obstante, no cambio mi vida por la de nadie. Aunque fuera millonario, querría estar haciendo justo lo que estoy haciendo: el subnormal.

nuevocorto

Oscars (1): “Whiplash” y “Nightcrawler”

Ayer salieron los nominados a los Oscars. Me falta ver muchas de las nominadas, veo una peli al día, antes de irme a dormir, así que estaré al día muy pronto. Como estoy solo aquí en la montaña, voy a comentarlas contigo si no tienes nada mejor que hacer. Si no tienes nada mejor que hacer: lo siento mucho.

“Whiplash” de Damien Chazelle.

Whiplash-Scream

Es la peli revelación. La sorpresa que se coló dentro de los Oscars. ¡No me extraña! El personaje que creó, Damien Chazelle, el director y guionista de “Whiplash” (que primero tuvo que convertir en un corto de 18 minutos para conseguir la financiación para hacer esta película) es COLOSAL. Y para colmo le da vida un increíble JK Simmons (J. J. Jameson en las películas que molaban de Spiderman). Sin JK Simmons estaríamos ante una buena película con un tema que da para pensar, pero con este actor estamos antes una GRAN película que difícilmente se te irá de la cabeza. Espero que JK Simmons gane el oscar al mejor actor en papel secundario. Bueno, estoy segurísimo que lo ganará. ¿A quién si no se lo darán? Sólo el pequeño Nicolas ha sido mejor actor durante el 2014.
La película, cuando no sale JK Simmons, cae bastante: deja de ser algo excepcional para convertirse en algo bastante normal. A pesar de la escena del coche, claro.
Estamos ante la típica película que muestra a un personaje extraordinario, que enamora y que marca, que suelta algunas verdades por su boca que te dejan pensando. Las justas verdades para resultar una peli dura, realista, no una película de adoctrinamiento tipo “El club de los poetas muertos” (descanse en paz, Robin) o un libro de Paulo Coelho.
No voy a ser tan hijo de puta de desvelar nada de la trama de la película, de su filosofía. Sólo diré que es la misma filosofía que tengo yo con mi carrera literaria: la locura de ese profesor es la razón por la que vivo en la montaña, pasándolas putas. PRESIÓN, PRESIÓN y… no is my time!!!!!!!!!

Night-crawler

“Nightcrawler” de Dan Gilroy

“Nightcrawler” es otra peli de la que me enamoré por tener a un protagonista potente y asqueroso. Me la encontré por casualidad en mi portal de descargas favorito de internet justo cuando necesitaba ver una buena película para olvidar mis problemas. Y vaya si era justo lo que necesitaba ver. La peli me absorbió, no pude darle al pausa ni una sola vez. Envidié el guión, envidié la dirección. Todo, menos quizá la escena de 2 minutos del final, me parece merecedor de la nota más alta que pueda dar un crítico de cine que cuida de gallinas y hace mierdas como estas.
Me ha dado tristeza que Jake Gyllenhaal no haya conseguido una nominación. Es como una mezcla entre un Sigmundo (sí, el protagonista de mis libros) con Patrick Bateman. Toda película que protagoniza este hombre me magnetiza bastante, casi me vuelve homosexual viéndole actuar. La única que no me gustó, de las protagonizadas por él, fue la del hombre duplicado, la peli basada en el libro de Saramago, pero Jake estaba una vez más fascinante. Estamos ante uno de los mejores actores de los últimos tiempos. Jake tiene un aíre pedante, antipático, chulo que siempre suma a sus personajes, proporcionándoles un doble fondo. Quizá en “Nightcrawler” sea el personaje con menos doble fondo, con más pureza y basado en la maldad que ha dado vida en toda su carrera.
“Nightcrawler” sólo ha conseguido una nominación al mejor guión. Espero que lo consiga. Terminas de ver “Nightcrawler” y parece que te has terminado de leer una buena novela.

El mejor despertar posible.

monografico

El desayuno iba a ser apoteósico: Svieta había hecho una tarta espectacular para su blog que pensaba meterme entre pecho y espalda. Sólo tenía que esperar, para comenzar a devorar, a que dejara de arder el té de canela que me había regalado un lector, en una visita. Primero, un sorbo de té, después: TARTA.

Sonó un pitido fuera: era el coche de la cartera. Me entregó un sobre plastificado: lo abrí: tenía en mis manos dos ejemplares de Mono Grafico, un fanzine gratuito que cumple su 28 aniversario.

Recordé que hace unos meses me escribió este email una persona que no conocía de nada:

monografico2 copia

Yo le cedí los textos, por supuesto sin pedir nada a cambio. Me cae bien la gente que hace fanzines ¿A quién le puede caer mal alguien que haga fanzines? Sólo a los subnormales le caen mal la gente que hace fanzines.

contestacion

A lo que me contestó:

luansd3

Estuve al tanto de la llegada del fanzine en navidades, no por ansiedad ni con nerviosismo, sino porque dios me ha dado muchas cosas malas pero me ha dado una cabeza que, en memoria, sólo en memoria, se asemeja a la de las computadoras de la NASA. Me dices algo y no lo olvido jamás. Otra cosa es que pidas recuerde un número o realice una multiplicación de dos cifras. Eso, para mí, es tarea imposible. No me sé ni el número de teléfono de casa y, a veces, cuento con los dedos como un subnormal. Pero si hablas conmigo nunca olvidaré todo lo que vivimos, hablamos (o nos escribamos). Creo que es por mi “ser escritor”. Todo lo que vivo lo tecleo a la vez en mi mente y lo guardo en mi disco duro.

Pasaron las navidades y pensé que no me llegaría: que el desconocido no lo habría sacado o que le importaba una mierda mandármelo. No me molestó. Yo entiendo a la gente que hace fanzines. Es gente adorable que, como yo, suelen estar en problemas económicos. Si mis textos le sirvieron para algo, pues perfecto. Fin de la historia.

Así que, justo cuando iba a abrir la boca para tomar el primer sorbo de te, la señora de Correos me trae los dos fanzines, las estrellas se conjugaron para que tuviera el desayuno perfecto. Comida de dioses y lectura de dioses.

Porque no hay nada en el mundo como leer en papel al Ezcritor. Y, por fortuna, el editor de Mono Grafico no me había quitado los dos puntos, como siempre me hacen todos los mediocres editores que han publicado mis textos en papel. Los textos publicados eran textos que escribí hace mucho. Tengo la suerte de llevar casi 10 años viviendo de escribir. Y he escrito tanto, que algunas cosas ni recuerdo haberlas escrito. Esas cosas las puedo volver a leer con ojos vírgenes y, cuando sucede, me doy cuenta de lo bueno, fresco y gracioso que soy.

(Pincha sobre las fotos si te apetece leer los dos post que Luan seleccionó).

IMG_0038

IMG_0033

Yo no tenía ni idea de qué era “Monográfico”. He investigado por internet y veo, con orgullo, que es un fanzine emblemático y con historia. Últimamente se han duplicado las visitas de mi blog (actualmente estamos en casi 4.000 diarias), no sabía a que achacarlo. Quizá sea por aparecer en este fanzine o, quizás, por estar con dos cortos entre los más vistos de Notodofilmfest. Ni idea. Sigo con lo mío y que aguanten los fuertes!

Capítulo 5 del diario 2 de “El peor amigo del mundo”

En “El peor amigo del mundo” (280 páginas) narro las aventuras de Sig a los 14 años de edad, protagonista de los “Diarios secretos de sexo y libertad”, “20 Polvos – Edición Especial” y “El comedor de coños”.

sig-joven

CAPÍTULO V
“EL SUPERMERCADO”

Sig está en la biblioteca: desde las nueve de la mañana guioniza y dibuja, concentrado, un cómic de humor: le distraen: tocan en su espalda: se gira: es el hombre del Polo Sur.
¿Qué tal?
¡Hola! —dice Sig, a la vez que le abraza—. ¡Gracias por venir!
El hombre del Polo Sur le besa en la mejilla, le pregunta en voz baja:
¿Qué haces?
—Te estoy haciendo caso. Voy a trabajar de dibujante cuando sea mayor. Con el dinero que gane me iré a vivir al Amazonas. He creado un personaje que se llama Emiliano Gamba ¡Mira!
El hombre del Polo Sur contempla el trabajo de Sig: no es demasiado bueno.

emilianogamba
(ilustración: Rafael Fernández a los 14 años)

Supongo que está bien para un chaval de tu edad —le dice.
¿No es increíble?
—Mejorarás con el tiempo. Sobre todo si terminas el instituto y estudias Bellas Artes en la universidad. Allí te enseñarían a dibujar de verdad.
Sig se entristece: pensaba que lo que estaba dibujando ya era genial.
–¿Viste la cinta de vídeo porno que te di?
—Sí.
—¿Y te lo hiciste?
—…sí
—¿Y qué tal?
—¡Fue genial!
—A que sí. ¿Te lo bebiste?
—No
—¿Por qué?
—Me dio asco.
—Muy mal. Vamos a mi casa.
Sig se alegra: alarga el cuello para poder ver qué hora marca el gran reloj que hay fijado en una de las paredes de la biblioteca: se sorprende: el tiempo ha pasado volando: se ha abstraído dibujando: ¡Faltan unos pocos minutos para que Casandra salga de clase!
Hoy no puedo —contesta con tristeza Sigmundo—. Ayer no pude ver a Casandra. No puedo dejar que hoy me pase lo mismo.
El hombre del Polo Sur ensombrece su mirada y le ordena con autoridad:
Recoge tus cosas. Te espero fuera, en la cabina telefónica.
A Sig le resulta imposible no hacerle caso: pocos minutos después, está dentro de un Mercedes negro: el hombre del Polo Sur lo aparcó cerca de la biblioteca.
Tu coche es como el del presidente del gobierno —observa Sigmundo.
—¿Por qué dices eso?
—Por los cristales. Por fuera son negros. Y es elegante.
—Los cristales están entintados. Así nosotros podemos ver a la gente que está fuera. Y ellos a nosotros, no.
—¿De verdad?
Sig queda mirando fijamente los cristales: le parece mágicos.
Nosotros somos como estos cristales —dice el hombre del Polo Sur—. Nadie nos ve por dentro, sólo por fuera. ¿Entiendes? Somos seres especiales. Sin límites.
El hombre del Polo Sur enciende la radio: suena música: sube el volumen: arranca el Mercedes.
No puedo ir a tu casa —repite Sig, está vez angustiado—. En cinco minutos sale Casandra. ¡Si no la veo hoy no podré volverla a ver hasta el lunes!
—No te desesperes. Te voy a llevar hasta la puerta del instituto.
¡Gracias!
El hombre del Polo Sur conduce: llega a la calle del instituto: aparca el coche en la acera de enfrente de la puerta: justo a tiempo: suena un timbre: los estudiantes comienzan a aparecer: bajan la cuesta que les conduce a la calle.
En la acera en la que desemboca la cuesta los estudiantes forman corrillos, fuman cigarrillos. Algunas chicas se suben un poco la falda y se sientan sobre el filo de las barandillas que limita la acera de la carretera, charlan entre sí, enseñando a su público fiel sus piernas, sus muslos desnudos: los exhiben como si no se estuvieran dando cuenta de que los están enseñando y la excitación que causan.
Sólo los chicos más valientes se acercan a hablar con estas chicas: las diosas del instituto.
Son sexys, ¿eh?, ¿las conoces? —pregunta el hombre del Polo Sur.
—De verlas por el instituto, nada más. Muchas veces he soñado con que yo soy uno de esos chicos que hablan con ellas.
—¿Y por qué nunca les has hablado?
—No tengo nada interesante que decirles.
—Me alegro que seas sincero y no uno de esos imbéciles que niegan la realidad. No eres nada. Aún no tienes nada para ellas. Si no te conviertes en un hombre que sobresalga, ninguna se fijará en ti, nunca. Pero Sigmundo: tampoco te preocupes tanto: el mundo es una gran película porno. Fíjate. Y nosotros estamos en asientos de primera fila —el hombre del Polo Sur baja la cremallera de su pantalón: saca su polla y comienza a masturbarse—. Aquí puedes hacerlo. La única regla es controlar los gemidos. La música los oculta, pero a veces hay momentos sin sonido en las canciones y alguien puede escucharte. No puedes dejar que nunca nadie desconfíe de ti. Mira a la niña o niño que quieras y mastúrbate mirándole: concéntrate en sus ojos y en su boca. En las tetas… si tiene. En los muslos, en el culito… imagina que te la están chupando…

ilustracion-el-peor

(ilustración: Rocío Galindo)

Aunque las chicas de las barandillas le gustan mucho, Sig no se atreve a masturbarse.
—¿Por qué no empiezas, tonto?
—No sé…
—Mira. La vida es un gran supermercado. Todo es para ti. Y si no puede serlo ahora mismo, siempre puedes coger una pequeña muestra de prueba con la que aliviarte. La vida te está regalando este momento. No tengas miedo: nadie te va a ver.
Sig sigue sin masturbarse. Aparece Casandra: baja la cuesta con sus amigas.
—¡Esa es Casandra!
—Mastúrbate mirándola.
—¡No! ¡Eso es demasiado!
—¿Demasiado qué?
—¡Demasiado magnífico!
—Convierte cada momento de tu vida en un momento magnífico. Nunca dejes de hacer nada por miedo. Nunca pienses que no te lo mereces todo. Sólo por vivir tienes derecho a todo. Te dejaron entrar en la fiesta de la vida, ¿no?. Aunque te hagan creer lo contrario, la vida es barra libre. Así que toma todas las copas que quieras y no te relegues a morir de sed en una esquina: de cara a la pared y con los ojos cerrados: como un imbécil. ¿Qué signo del zodiaco eres?
—Acuario —contesta el niño, extrañado.
—Cuando te falte valor para hacer algo, invoca a tus estrellas. Grita: “¡Fuerza acuario!” ¡Venga!
—Fuerza acuario.
—¡Más alto!
—¡Fuerza acuario!
—¡Fuerza acuario!
—¡Fuerza acuario!
Sig siente el poder de las estrellas: se saca la polla: se masturba mirando a Casandra: ella ya ha bajado la cuesta: está en la acera: desorientada: charla con sus amigas: ellas ríen, animadas: pero Casandra mira para los lados con semblante preocupado: busca, anhela encontrar a alguien.
—Te está buscando a ti, Sigmundo, ¿verdad?
Sig va a eyacular: el hombre extiende su brazo: abre la palma de su mano: la coloca sobre la polla de Sig, sin tocársela: Sig eyacula: el líquido choca contra la palma de la mano del hombre del Polo Sur:
Esto aún no es semen, ¿ves lo transparente y amarillo que es? —dice el hombre del Polo Sur, mientras se lo bebe con la satisfacción de un vampiro—. Esto está más rico. Hacía mucho que no lo probaba. Bebe un poco. Así cuando Casandra te bese ella estará bebiendo tu semen sin saberlo.
El hombre del Polo Sur extiende la palma de su mano manchada de presemen y Sig se la lame.
¡Me tengo que ir! —dice Sig guardándose la polla y saliendo del coche.
—Si vienes temprano mañana a la biblioteca podemos ir a la playa. Hay una zona que es nudista.
—¡Mañana es sábado! ¡Hasta el lunes no volveré a la biblioteca! —contesta Sig.
Trata de cerrar la puerta del Mercedes: pero el hombre del Polo Sur se lo impide.
—Deberías dejar a tu novia después de besarla.
—¿Por qué?
—Lo mejor de la vida es la primera vez: déjala tú antes de que ella te estropee el recuerdo.
—¿Dejarla? ¡No!
—Si no la dejas tú, ella te dejará.
—¡No! ¿Por qué?
—Aún no tienes “el poder” para retener a una chica. No eres nada.
—¡Nunca conseguiré otra novia!
—No te preocupes. La tendrás. Tener pareja es un añadido de tener trabajo: cada vez que firmes un contrato de trabajo, tendrás novia: cada vez que te echen de un trabajo, dejarás de tener novia. Cuanto más dinero ganes, más grandes serán las tetas de tu novia. Cuanto más grandes sean las tetas de tu novia, más loca estará.
Sig cierra la puerta del coche, enfadado por lo que acaba de escuchar. Casandra, tratando de ocultar su tristeza está despidiéndose de sus amigas: es la hora de irse: comienza a caminar sola hacia la parada de la guagua.
—¡Casandra! ¡Casandra! ¡Eh! ¡Casandra!
Casandra gira la cabeza: al ver a Sig se le ilumina la cara: tiene ganas de abrazarlo, de besarlo: Sig tiene ganas de gritarle:
¡Te quiero! ¡Te quiero, Casandra!
Ninguno de los dos se atreve a hacer lo que desea. Cuando se detienen, el uno frente al otro, se limitan a mirarse fijamente: con admiración y deseo:
—¿Por qué no estás viniendo a clase?
—¿Te acuerdas de que te dije el otro día que mi segundo padre me quería mucho? Pues vino desde Madrid ayer, de repente. Sólo a verme. Y mira, me dio esto. —miente.
Sig, que no tiene padre, le enseña las diez mil quinientas pesetas.
—¡Cuánto dinero! ¡Qué pasada, tío!
—Sí. Bueno, para él esto no es nada. Cuando vivíamos en Madrid me daba esto cada día. Estos días me ha estado llevando de compras, a comer a la playa. Ya sabes: a disfrutar por ahí…
—¿Y te compró la moto?
—Todavía no. Pero la encargó.
—¿Y qué vas a hacer con tanto dinero?
—Pensaba invitarte mañana a comer a un restaurante italiano tras ir al cine. ¿Te gusta comer pizza?
—¿Me lo estás diciendo en serio?
—¡Sí!
—¡Nunca he ido a cenar con un chico! Pero… es que los sábados no me dejan llegar a casa más tarde de las nueve y media.
Sig piensa.
—Iremos al cine de las cuatro y media y cenaremos en cuanto abran el restaurante.
—¡Vale!
Sig y Casandra toman el autobús: se adoran hasta llegar al portal: a solas en el ascensor, comienzan a besarse: en bucle, viajan del primero al octavo y del octavo al primero: Sig siente la erección: le apetece enseñársela a Casandra: no se atreve: se pega a ella para que la sienta: Casandra, sutilmente, se separa: rechazando restregarse con él: Sig se ofende: le toca las tetas: se las agarra con fuerza: como para llevárselas a casa: Casandra grita:
—¡No!
—¿Por qué?
—¡Por qué no!
—¿Pero por qué?
— ¡Está mal!
Sig se enfada.
“La vida es un supermercado” —repite su cabeza—“Toma lo que quieras sin preguntar. Todo es tuyo”.
Sig le toca el coño, por fuera del pantalón.
—¡Sig! ¡No!
—¿Por qué? Tú también me puedes tocar. Mira lo que tengo.
Sig le enseña el bulto que tiene en la zona media de sus pantalones.
—¿Quieres tocármelo?
Casandra mira para otro lado.
—No quiero.
—¿Por qué?
—Eso es de cochinas. Mi padre me lo tiene prohibido.
¿De cochinas? Sig tiene ganas de insultarla, decirle que es retrasada mental: ¿entonces qué es él cuando se la toca? ¿un cochino? Casandra es una subhumana: no sabe nada de todo esto: va al instituto: hace caso a profesores con aspecto de oficinistas: Casandra se convertirá en una oficinista de mayor: le apetece chantajearla: que si no le deja tocarla, cuando tenga la Honda 70, se irá con otra.
Sigmundo no se atreve a hacerlo: piensa: al fin y al cabo hace un rato que se masturbó mirándola a la cara: al fin y al cabo ella lleva un rato saboreando su presémen sin saberlo.
Es suficiente por hoy.
—Perdóname —pide Sigmundo.
—Te perdono.
Continúan besándose hasta la hora de comer.

Compra “El peor amigo del mundo”, disfruta encerrado el fin de semana en casa con un buen libro y ayúdame a seguir creando. No es un argumento de venta: juro que el libro te absorverá.

¿Cómo comprarme un libro?

Ezcritor_2
EL PEOR AMIGO DEL MUNDO

280 páginas. Precuela de “Diarios secretos de sexo y libertad”. La primera aventura de Sigmundo. Cruel, realista y con mucho humor negro. ¡Como la vida misma! Viajarás a tu infancia y juventud… aquella década de los 80-90… pero sin edulcorantes. Si quieres hacer el ingreso por transferencia bancaria y no por Paypal escríbeme a ezcritor@gmail.com. Si no sabes cómo comprar por Paypal (no hace falta registrarse) pincha aquí que te lo explico.



Si vives en España te llegan en 3-4 días. ¡Sólo la élite de la inteligencia compra mis libros! Abstenerse subhumanos y menores de edad o mentales.

1506468_10153078550994248_268780406871510109_n

O compra los 4 libros protagonizados pos Sigmundo mediante esta oferta especial:

comprar4
… y ahórrate 7 euros. Si vives en España o Europa el precio es 90 euros, gastos de envío correo certificado incluidos, para que no se puedan perder y te los entreguen en mano. Si vives fuera de Europa el precio es de 97 euros (también con los gastos de envío incluidos). Te los envío dedicados personalmente a tu nombre. Llegan a casa empaquetados, nadie sabe qué libros maravillosamente sucios y sinceros compraste. Si vives en España te llegan en 4-5 días laborables. Si vives fuera de España (felicidades) te llega en 10-30 días laborables. La trilogía consta de: “El peor amigo del mundo” (280 páginas) “Diarios secretos de sexo y libertad” (690 páginas), “20 Polvos-Edición Especial” (342 páginas), “El comedor de coños” (412 páginas). Si quieres hacer el ingreso por transferencia bancaria y no por Paypal escríbeme a ezcritor@gmail.com. Si no sabes cómo comprar por Paypal (no hace falta registrarse) pincha aquí que te lo explico.


Selecciona tu precio:



La casa de la virgen como nunca antes la has visto.

“—¿Dónde dices que vives tú? —me preguntó el viejo.
—En la casa colorada.
—En la casa de la virgen, dirás.
—No. No. Vivo en la casa colorada.
—Entonces lo que te pasa, niño, es que no conoces una de las historias de la casa en la que vives.
—Pues sí usted tiene tiempo y me la cuenta…”

lacasadelavirgen

10422125_975386759143460_4677069110699948786_n

imagesEl “Camino de Santiago” es una ruta que recorren “peregrinos” procedentes de todo el mundo para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela. Allí se veneran las reliquias de uno de los 12 apóstoles de Jesús: Santiago.

Dos peregrinos realizan el camino de Santiago bajo la lluvia, por una carretera.
Un coche aparece en esa carretera a toda velocidad.
Esas carreteras, que atraviesan los bosques y las aldeas, son solitarias. El conductor tiene prisa: está anocheciendo: no espera encontrarse con nadie al salir de la curva cerrada: no los ha visto. Para evitar el impacto, la muerte, los peregrinos se tiran sobre la cuneta, cayendo encima de unas piedras y plantas.
El coche prosigue su carrera, sin aminorar la marcha, carretera arriba.

Yo creo que es bastante por hoy —dice un peregrino desde el suelo.

—¿Y dónde pasaremos la noche? —dice el otro, levantándose—. Esta aldea en la que estamos parece deshabitada.

Toquemos en una de las casas. Si no hay nadie, nos colamos y dormiremos con los sacos debajo de algún hórreo, en la panera.

Los peregrinos tocan en la puerta de una de las casas, en una casa que tiene la fachada pintada de color rojo. La llaman, la casa colorada. Es una casa un poco siniestra:

lacasacolorada

A la espalda de los peregrinos aparece un hombre con una pinta bastante descuidada, de unos 50 años. Es medio calvo, bajito pero fortalecido por años de trabajo en el campo. Sujeta, con una de sus manos sucias, una pala con la que ha estado cavando. Los peregrinos se asustan al verlo aparecer tan de improvisto, pero se recomponen.

Tratando de caer bien y parecer simpático el peregrino de mayor edad, habla:

Buenas tardes, casi noches, ya señor. Somos dos peregrinos del Camino. Estamos buscando un lugar en el que pasar la noche y hemos visto ese magnífico hórreo que tiene usted. Tenemos sacos, ¿Quizá podríamos dormir bajo él, en la panera, sobre las caballerizas? Hace mucho frío para dormir sin tener algo de resguardo.

horreo-panera

El señor de la pala va a decir que no, que a la mierda los hippis que viajan sin dinero esperando que la buena gente les mantenga, pero, justo antes de abrir la boca, ve que el peregrino que habla se abre su chubasquero, mostrando su alzacuellos.
El señor de la pala no sabe qué decir.
Así que el peregrino de mayor edad, el cura, sigue hablando:

Hemos venido por este apartado camino porque se dice que por aquí la Virgen María se aparece mucho y esperábamos tener una experiencia religiosa. Me acompaña un chico de mi diócesis. Tiene un problema con la marihuana, fuma demasiado, y sus padres me lo han confiado para que les ayude a desintoxicarlo. ¿Puede ayudarnos dándonos un lugar donde dormir esta noche? Le prometo, por Nuestro Señor, que proseguiremos nuestro camino desde que se haga de día.

Esto está abandonado de la mano de Dios —contesta, con mal humor, el hombre de la pala—. Ni la Virgen se pasa ya por aquí. Podéis pasar la noche bajo el hórreo si queréis. Sólo que aquí hace un frío del carajo. Os daré sopa caliente y os la podréis tomar en la panera, bajo el hórreo, pasad.

Los dos peregrinos están dentro de sus sacos, sobre el suelo de madera, tratando de combatir el frío. Sorben la sopa caliente que el hombre de la pala les sirvió en un par de vasos, antes de desaparecer dentro de su casa y cerrar todas las puertas y ventanas. Mientras el cura habla de algo trivial, el joven alza la mano para que el cura calle y escuche también.

Me parece haber escuchado gemidos —dice el chico, asustado.

Los dos peregrinos escuchan en silencio. En efecto. Unos angustiosos gemidos proceden de abajo, de las caballerizas. El chico y el cura miran por un agujero que hay en el suelo…

lacasadelavirgen-5

…ven a una chica atada, gimiendo, implorando ayuda: casi ha conseguido quitarse la mordaza. Los peregrinos se miran, aterrorizados.

Tenemos que irnos de aquí echando leches —dice el cura a la vez que recoge su saco de dormir.

El jóven agarra al cura por el hombro, le detiene.

¡No podemos dejar a esa chica aquí!

—Yo estoy al cargo de la excursión y le prometí a tu madre y a tu familia que cuidaría de ti.

—Usted lo que es, es un cobarde. ¡No podemos dejar a esa chica atada ahí abajo!

Al cura le trae sin cuidado las palabras del joven: con el saco desecho y su mochila en la espalda corre hasta la verja de la casa, dispuesto a abrir la puerta y no parar de correr hasta llegar al pueblo más cercano. El joven, en cambio, se arma de valor: baja las escaleras hacia las caballerizas, abre la puerta. Ve a la chica joven, atada. Ella sólo viste, a pesar del frío, unas bragas que están llenas de sangre. A pesar de su triste estampa, del espanto de la situación, el chico piensa que la chica es muy guapa: piensa que le gustaría que fuera su novia, piensa que le gustaría hacerle el amor.

—Ayúdame, por favor —llora la chica.

El cura está frente la puerta de la verja: ahora es él quien gime de angustia: la puerta está cerrada con una cadena y un candado. El cura saca del bolsillo una cruz a la que besa y reza. El hombre de la pala aparece. El cura suelta la cruz, que cae al suelo. El hombre de la pala agarra del brazo al cura, le lleva a empujones, a la fuerza, hasta delante de la caballerizas. Al lado de las caballerizas está la leñera. El hombre de la pala agarra el hacha.

¡Os he abierto las puertas de mi casa y así me tratáis! ¡Curioseando por mi propiedad! —les grita.

El chico toma una piedra del suelo, se la tira a la cabeza al hombre del hacha. El hombre del hacha es más rápido de lo que lo parece, esquiva la piedra y golpea la cabeza del joven con el reverso del hacha, quedando el joven sin sentido, sobre el suelo.

Fundido a negro.

lacasadelavirgen2

Cuando el chico se recobra se descubre atado, en la panera.

El cura, su compañero de camino, no está atado. Está al lado del hombre del hacha, comparten una botella de vino. El hombre del hacha ve que el chico se ha despertado. Va hacia él, el chico cree que va a matarlo: pero únicamente le desata:

—¿Qué? ¿Te quieres ir?, pues anda, vete.

El chico mira al hombre del hacha extrañado: no entiende la situación.

¡No se te ocurra juzgarme! —habla el hombre del hacha—. En el campo la vida es muy solitaria. Y si uno no se cuida un poco se vuelve loco. Un macho necesita siempre de una hembra. Y esa de ahí abajo es la hembra que he conseguido. No es tu problema si la he raptado o no. Podéis iros cuando queráis de aquí. Pero os juro que en cuanto vea que os habéis ido, mato a la chica, la hago desaparecer para siempre y que en vuestra conciencia quede eso. A mí la policía no me encontrará nunca, conozco demasiado bien estos bosques.

No haga eso, por favor —pide el chico.

Sed listos —prosigue el hombre del hacha— pasad la noche aquí tranquilamente, pasad un buen rato con la moza, y mañana, seguid vuestro camino. Si no escucho que os la folláis los dos y os vais ahora mismo, entenderé que me vais a denunciar a las autoridades. Y, entonces, ya sabéis qué le sucederá a la muchacha.

Y dicho esto, el hombre del hacha se va, dejando a los peregrinos solos en la panera.

¿Qué hacemos? —pregunta el joven al cura.

Pedrito —dice el cura— hay que obrar en consecuencia. Nuestras vidas y la de esa pobre chica están en peligro.

—¿Pero qué está diciendo, señor cura? ¿Qué bajemos y violemos los dos a esa pobre muchacha?

¿Y qué si no? ¿Te atreves tú a ir a pelearte con ese loco? Esto es una prueba del Señor. Tómatelo así. O le hacemos los dos el amor a la fuerza esa joven o morimos ella, tú y yo. Forzarla sexualmente, es esta vez lo que nos dice el Señor. Los caminos del Señor son inescrutables.

El cura baja las escaleras que conducen a las caballerizas. El joven va tras él, quizás para detenerle, pero no está muy seguro de querer hacerlo. Estar dentro de la joven, poder abusar de ella toda la noche, comienza a ser una idea agradable dentro de su cabeza. Una experiencia de la vida que, posiblemente, jamás vuelva a presentarse. Un secreto que nunca saldrá de aquí. La posibilidad de liberar el sadismo una sola vez en su vida. Un crimen del que salir impune 100% seguro. Si no se experimenta en la juventud, ¿cuándo?.

El cura abre la puerta de las caballerizas, se desabrocha el primer botón de su pantalón. La inválida joven grita de terror.

La sogas de la chica se desatan como por arte de magia.
La chica se eleva por el aíre.
Y al llegar hasta el techo del establo, la chica de las bragas sangrantes les dice:

La Virgen María presenta muchas caras. Y esta que veis ahora, es una de ellas.

Por los ojos y boca de la chica comienza a salir luz azul. Fuera, en el barro, el hombre del hacha recoge la cruz que antes se le ha caído al cura, la besa y mientras observa el grotesco espectáculo, gime llorando:

Una vez más se ha hecho tu voluntad, virgen de las mujeres violadas. Yo soy tu siervo fiel. ¡Apiádate de mi alma!

A partir de ahí sólo se escuchan los gritos de los peregrinos mientras son descuartizados por la Virgen María. A partir de ahí, sólo se ve como, fuera de la cuadra, son arrojados, brazos y piernas, extremidades varias, hasta que, entre el barro, caen las cabezas de los dos peregrinos.

—”Esta historia es imposible —le dije al viejo que me la contó.
—Te voy a enseñar el recorte de prensa del día que detuvieron al señor que vivía en esa casa. Descubrieron más de 20 trozos de seres humanos distintos enterrados en el jardin de la casa en la que vives.
—¿Y la chica?
—Ni rastro. La poli dice que estaba loco, que se la inventó. Pero muchos sabemos que, desde que se detuvo a ese señor, la Vírgen dejó de aparecerce por estos caminos”.

elantiguopropietario

doverx

#yotambiénsoyCharlieHebdo

ezcritor-charlie

Llevo unos días en luto, triste por sus muertes e indignado, por los “compañeros” de la revista francesa “Charlie Hebdo”. Me atrevo a decir “compañeros” porque me siento en comunión con “Charlie Hebdo”: los que habéis leído mis libros sabéis que comparto con ellos el mismo tipo de humor gamberro y salvaje.

Hasta el día de la matanza, desayunaba cada mañana con un té y con la cronología de acontecimientos que desencadenaba la película de humor “The interview” (me gustó la película, me reí bastante). Este caso de intento de censura me hacía gracia, porque no tenía muertos, porque los norcoreanos se vengaban como trolls de internet: revelando contenidos de discos duros, emails amorosos y de cotilleos de los empleados de Sony y llamando mono de selva tropical al presidente de los EE.UU. No me digáis que lo que estaban haciendo los norcoreanos no era, en el fondo, otra película de risa. Además, en cada noticia que salía, siempre había una foto de Kim Jong Un, que tiene un aspecto bastante cómico con ese corte de pelo y cara regordeta haga lo que haga. Al final, ganaron los “malos”, hicieron perder a Sony —el estudio que produjo la película— millones de dólares y les quitaron las ganas de hacer otra película ridiculizando a Kim Jong Un que, ciertamente, merece un género de humor para él solo. EE.UU mordió el polvo porque les dieron donde más les duele: en el bolsillo.

churros

Pero llegó la matanza de “inocentes” de “Charlie Hebdo” y se me heló la sonrisa.

He leído muchas opiniones. Aunque al final son dos opiniones.

Unos, dicen que el humor salvaje de esa revista estaba fuera de lugar, que era una ofensa a personas que profesan una fe. Aseguran que ellos no desean la muerte de nadie, pero que esos humoristas se lo buscaron. Estas personas me parecen vomitivas e hipócritas (pero no las mataría).

Otros, dicen que “Charlie Hebdo” era una revista que se creaba en Francia y que allí no estaban cometiendo ningún delito, mucho menos un delito que mereciera la muerte. Aseguran que el sentido del humor es un signo de inteligencia y apelan que no se puede vivir en la libertad de expresión y querer censurar algunas cosas porque si se empieza a censurar por lo que piensan unos cuantos se termina censurando todo y la libertad desaparece. Yo estoy en este grupo.

Como dice mi amigo David:

david

A mí me da pena que los que opinan no se den cuenta de que sus opiniones no valen nada. El asunto está sobre todos nosotros, queramos o no. ESTAMOS EN GUERRA. Todos somos posibles futuras víctimas. Da igual que seas ateo, humorista bestia, ama de casa que va a un supermercado a hacer la compra, trabajes en una imprenta o tomes un tren rumbo a Atocha para ir a comprarte unos pantalones al centro. Estamos en guerra, la muerte nos puede tocar a cualquiera. La guerra no empezó ahora con esta matanza en Charlie Hebdo, ni siquiera cuando lo de las Torres Gemelas. Empezó cuando empezó el hombre.

A no ser que Putin se vuelva loco (por cierto, Rajoy, Zapatero, mirad como se despide un líder de un G-8) en la actualidad hay tres frentes, principalmente. Los occidentales, los musulmanes y los chinos. En todos los frentes hay gente buena, gente que no es extremista, gente que sólo quiere llegar a final de mes, ver crecer con salud a sus hijos y que son tolerantes con los humoristas o no, pero que jamás dispararían a nadie. Pero no nos engañemos, la mayoría de las personas quieren el terreno del de la casa de al lado, ganar más dinero que su compañero de trabajo y ser su jefe y luego el jefe de todos los jefes.

Los gobernantes se comportan igual que la mayoría de las personas: quieren pisar al país oponente para aprovecharse de ellos económicamente y que no les vayan a atacar mientras duermen. Sería mucho mejor si los que nos gobiernan se dedicaran a buscar la paz y a repartir riqueza pero no seamos ilusos: la mayoría de los seres humanos son como son: ambiciosos y extremistas.

“En primer lugar, sois vosotros quienes elegís a vuestros gobiernos y vuestros gobiernos no os han escondido nunca que iban a hacer la guerra en Mali o en otras partes. Sois vosotros quienes les financiáis. Pagáis impuestos y estáis de acuerdo” —dijo Amedy Coulibaly a sus secuestrados antes de matarlos.

La mala noticia: estamos en guerra. Da igual si hoy se llama Charlie Hebdo, mañana Gaza o hace unos días Vietnam o Libia. Y quieras o no, por vivir aquí, estás en el campo de batalla de los que se agrupan y excusan bajo la bandera de Jesucristo (o del dólar). Tú, yo, podemos ser una víctima mañana. La “buena noticia”: por ahora vamos ganando la guerra a los musulmanes. Ellos tienen guerrillas, nosotros ejércitos y ya han caído varios de sus países.

Así de dura es la realidad que nos ha tocado vivir.

La hija secreta de Messi leyó mis libros.

Querido Rafa:

Leído los 3 libros! Como derivan las fotos los 3 libros me han gustado… muchísimo!  He gozado con este pack, llevaba tiempo olvidando el placer de estar encerrada en casa, leyendo envolvente literatura. Llegaron hasta Argentina rápidamente, no tardó ni 5 días ¿Cómo hiciste eso? Leí los 3 libros como si fuera una cerveza fría. definitivamenteenargentina

Los “Diarios secretos de sexo y libertad” me parecieron auténticos, me calenté mucho con la ternura de Sigmundo y con la bestialidad de Saki. QUÉ RISA EL PERSONAJE DEL ARGENTINO! ¿De verdad pasó eso? En esa época tuviste un día  a día que mucha gente envidiaría. Increíbles momentos! Este libro me hizo sentir muy cerca de Sigmundo, era como si estuviera viendo toda su vida. Para mí se ha convertido en un clásico de la literatura.

10927931_10153007101884461_316221299_n

“20 Polvos” me pareció más compacto, se nota que lo escribiste después, siendo menos chocho, mas atropellado por la vida. Mejor libro, más intenso. Los “Diarios secretos” no se me atragantaron por tener tantas páginas (690) sino por que quería leer TODO el pack, tenía ansias. Así que cuando llegué a “20 Polvos” me pareció increíble lo rápido que lo leí, de ahí que pensé que habías mejorado como escritor. El libro es muy duro ¿Lo de Faria es verdad? Este libro tiene pensamientos muy profundos y también… terroríficos. Ahora me da miedo mi novio. Me hubiera gustado conocerte en esta época para enseñarte unas cuantas cosas…

10921870_10153007103299461_54587486_n

“Un bebé” es un trastorno! Desde su planteamiento de que algunos capítulos estén escritos y otros los cuentes utilizando cómics. Eso me pareció recontra original porque nunca antes lo había visto. La historia es una risa, sobre todo la segunda parte que me gustó más que la primera parte del libro. La verdad es que es increíble como juegas con la realidad, como la transformas a tu antojo. Este libro me parece una pequeña joya.  Me gustó mucho la historia de Luna y el detalle de meter a Borges como personaje.

Bravo Rafa! Ya estoy deseando que me llegue “El peor amigo del mundo”. Eres un gran escritor!

—-

¿Cómo comprarme un libro utilizando Paypal u otro modo de pago?

 

mis6libro209s
Si quieres comprar, como un señor, de una sola tacada mis 6 libros publicados: “El peor amigo del mundo” (280 páginas) + “Diarios secretos de sexo y libertad” (690 páginas, 29 euros) + “20 Polvos-Edición Especial” (341 páginas, 23 euros) + “El comedor de coños” (408 páginas, 24 euros) + “Un bebé” (262 páginas, 22 euros) + “Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE.UU” (148 páginas, 17 euros) y pagar 129 euros en lugar de 136 euros, utiliza este botón de paypal o escríbeme a ezcritor@gmail.com para darte el número de cuenta. . Los libros te los envío dedicados a tu nombre (o al nombre de quien me indiques), envueltos en papel de regalo y por correo certificado (gastos de envíos incluido). Si vives en España te llega en 4-5 días. Si vives fuera de España (felicidades) tarda de 10 a 30 días. Precio igual para todo el planeta. Pero si vives fuera de la Tierra, no.





Mi problema con mis actrices.

red

Lo fácil es tener a las gallinas como las tiene casi todo el mundo en Asturias. En jaulas, encerradas de por vida. Cuando las veo así se me hiela la sangre, aunque sé que es lo normal.

Como yo soy un tipo idealista y bucólico, quise tenerlas sueltas por todo el jardín de la casa. Me encanta salir por la puerta y que se me acerquen, sentarme en el pajar y leer un libro y que, de vez en cuando, se me suban a un pie o vengan a saludar. A mí me hacen mucha gracia las gallinas, sus sonidos, su forma de mirar. Yo las llamo “mis actrices”.

Lo malo de no tenerlas en jaula es que son muy invasoras. Nunca tienen terreno suficiente. Siempre quieren ir un poco más allá. Mis caseros me pidieron que no las dejara meterse en un segundo jardín que no nos han alquilado. Necesitan ese jardín para dar de comer a sus vacas y para cultivos propios.

Desde que me lo dijeron, ando en guerra con las gallinas, con el corazón en la mano. Por mucho que les cierro esa zona siempre hay un lugar por el que se consiguen colar. Me da mucho palo que nuestros caseros se crean que no les respeto. El asunto ha sido así. Entre acción y acción transcurren 1 día o 2 días y medio.

-cuando he elevado la red, las gallinas se han escapado por las ventanas rotas de las caballerizas.

-cuando he cerrado las ventanas rotas de la caballeriza, las gallinas saltan hasta una piedra, desde allí toman impulso y llegan a un muro por el que entran en el jardín prohibido.

-cuando les he quitado la piedra, las gallinas han aprendido a volar más alto, y han saltado la red.

Ayer estaba seguro de haberlo conseguido definitivamente. Subí la red hasta los 2 metros y medio y me aseguré de que no hubiera ni una pequeña ranura en el suelo por la que pudieran escapar. Me fui a dormir tranquilo.

Hoy, en cuando me levanté, vi que una gallina, la más flaca, se había logrado escapar ¿Cómo?. Otra gallina, tratando de seguir sus pasos, se había quedado atrapada. Investigué. Entre la red y la pared, a medio metro del suelo, había una pequeña zona donde la red no estaba tan tensa. Por allí se habían lanzado esas dos gallinas. La más flaca, pasó al jardín prohibido. La otra quedó atrapada. El resto de las gallinas ni intentaron seguirlas porque están super gordas. Estamos en invierno y las gallinas nos siguen dando un huevo al día. ¡No sabemos que hacer con tantos huevos!

Esta es la pinta de la gallina, un segundo antes de que la liberara. Por enseñaros esa foto he escrito esta mierda de post.

He cerrado esa zona. Espero haberlo conseguido definitivamente.

carlos

El argentino llega a la isla

(versión pdf pinchando aquí)

1.-El argentino llega a la isla

¿En qué lío me he metido? ¡Menuda mierda! ¿Por qué? ¿Por qué?… camino nervioso de un extremo a otro de la terraza de mi apartamento: necesito aire… ¡Aire!… respirar tranquilo ¡Estoy lleno de dudas que no me dejan respirar! ¿Por qué lo he hecho? ¿Por qué? ¡Por qué estoy loco! ¡Por eso!

—¿Cómo vas a mantener a un tipo que no conoces de nada?

Saki me lo dijo anoche: se lo dije mientras cerrábamos la discoteca: le dije que el argentino llegaría mañana: hoy.

¡Piensa un poco, Sig! ¿Cómo vas a meter a un desconocido en tu casa? ¿Estás loco?

—¡No!…No estoy loco: nunca he hecho nada por nadie…y eso es algo totalmente repugnante –contesté—. Sólo me preocupo de mi mismo: tengo dinero, más dinero del que necesito: tengo la prestación social por desempleo, el sueldo de esta discoteca y las propinas… puedo ayudar a alguien.

¡Joder! ¡Pues dona dinero a una O.N.G! ¡Pero no metas a un desconocido en la casa! Eso es peligroso ¡Piensa un poco! ¡Tú no sabes quién es ese hombre!

No. No va a pasar nada. Paso de pensar que todo desconocido es mala gente ¿Por qué no pensar mejor que todo desconocido es buena gente? ¿Por qué siempre todo lo que no se conoce ha de ser malo? … quiero implicarme: no quiero mandar dinero a una O.N.G y ya está: quiero hacer algo de verdad por alguien: por un ser humano: con mis manos, con mi corazón y mi fuerza.

Sig ¿Pero tú sabes quién es ese argentino? ¿Le conoces de algo?

He chateado unas cuantas veces por Internet, se ha leído mis relatos de mi página Web, los ha comentado… creo que es buena gente: jolines Saki: sabes lo que pasó hace un año en Argentina, sabes el desastre… se levantaron por la mañana y todo el país se había ido a la mierda: los ahorros de la gente desaparecidos: las calles están llenas de vándalos, de robos… pobreza y violencia por todos lados: puedo sacar una persona de esa desgracia: ¿Entiendes? Joder tío, tú eres de Cuba: sabes qué es pasarlo mal: ¿No te hubiera gustado que alguien te hubiera ayudado? ¿Qué te hubiera ayudado a salir de esa isla de pobreza?

—¿Viene con algo de dinero?

—No. Lo perdió todo. Viene sin nada: he tenido que pagarle el billete.

—¿Y de qué va a trabajar?

—El tío es arquitecto: joder Saki, es una carrera súper difícil…no puede ser un imbécil ni un vago… ¡Hace falta cojones para terminar esa carrera!… y he hablado con él, es despierto, muy sensitivo y ¿Cómo diría? espiritual: habla un poco raro, pero sólo porque mezcla muchas palabras en inglés con el castellano: no creo que le cueste mucho encontrar trabajo… si de entrada, no encuentra nada podría trabajar aquí ¿no?… en la discoteca: un tiempo, hasta que encuentre algo de lo suyo.

—Yo creo que estás cometiendo un error. Ya verás Sig, que te vas a arrepentir: lo que pasa es que tú eres un buenazo y no te enteras de nada. Pero te vas a dar un golpe en la cabeza de los buenos: no se puede ir así por la vida.

Recorro la terraza: sólo necesito seis pasos… media vuelta: otros seis pasos: media vuelta:… no tengo ni putas ganas de ayudar a alguien con mis manos, con mi corazón y mi fuerza: caminar me hace bien: ahora puedo pensar un poco: encontrar una solución: …el argentino llega a la isla dentro de una hora y media: en avión: no sabe donde vivo: ni siquiera tiene mi dirección: … ¿Y si no voy a buscarle? ¿Y si me olvido de toda esta locura? Saki tiene razón ¿Cómo voy a dejar entrar a un desconocido en mi casa? ¡Es imposible que me encuentre! …sólo he de apagar mi teléfono por un tiempo… joder… voy a perder mi independencia: soy feliz: no tengo ni un puto problema: mi apartamento es una fiesta: siempre lleno de turistas: ya no podré follar con ellas en cualquier sitio, a cualquier hora: sólo dentro de mi habitación: adiós a las juergas por toda la casa: cuando folle con turistas él me escuchará follar: saber eso no es agradable: tampoco podré subirme a la mesa del salón a bailar, a hacer playback con un desodorante en la mano, imaginando que estoy ante miles de espectadores, cuando suena una buena canción en la radio, me daría vergüenza que me viera hacer eso … ni caminar desnudo porque ¿Y si es maricón? Me dijo que no, se lo pregunté pero ¿Y si lo es? ¿Y si piensa que toda esta historia es porque me lo quiero follar, que estoy enamorado de él? ¿Y si se ha enamorado él de mi a través de mi página Web, por mis escritos, por mis fotos? … hay mucho loco por Internet…puede ser… en mi página Web se ve claro que soy hetero pero…¿Y si se cree que tengo una homosexualidad latente, secreta, reprimida? Muchos homosexuales me lo dicen: imagino que me lo dicen con la esperanza de confundirme, follarme: meterme sus pollas por la boca: a los homosexuales les hace mucha ilusión convertir a un hetero en homo: ser el primero que la mete por un culo: igual que a los heteros desvirgar a las chicas: todos somos iguales… ¿Acaso el argentino no tiene dos manos y una cabeza para buscarse la vida? ¿Por qué he de ayudarle? ¿Por qué he de darle de comer? Si una persona no sabe ayudarse nadie le podrá ayudarse… no, no puedo ser egoísta: yo no quiero ser como las demás personas del mundo: siempre pensando mal, en negativo: la vida no es una mierda, nosotros la convertimos en una mierda: nadie hace nada por nadie: todo el mundo va a lo suyo: todo el mundo se levanta por dinero de la cama: en los comercios la gente sonríe para hacer dinero: en las ciudades las chicas se acercan a los chicos por dinero: los chicos necesitan dinero para vestir bien y atraerlas: la tele se enciende por dinero: todo está pensado para que no puedas salir a la calle sin gastar dinero: sólo ir a la playa es gratis: en la playa te desnudas: te quedas sin nada: ir a la playa es lo más transgresor que el hombre de ciudad puede hacer: los libros se escriben por dinero: el arte ha muerto: sólo existe lo que hace dinero: haces dinero para gastar dinero: triunfas sólo si ganas dinero: y mueres: no: yo no puedo ser así: he de desprenderme del dinero: no puedo dejar que el dinero me pudra: sólo librándome del dinero seré libre de verdad: el dinero no es más que trocitos de papel: no puedo preocuparme por trocitos de papel: no puedo ser tan gilipollas como el resto de la gente que se preocupan por trocitos de papel: cagar mi vida por trocitos de papel: trocitos de papel contra el ser humano: soy más que el dinero: yo tengo vida: vida, vida, vida: y el dinero la quita: VIDA: voy a ir al aeropuerto… voy a traer a ese desconocido a mi casa: le voy ayudar: a cuidar como una madre a un recién nacido: soy un ángel: un ángel: ¿Cómo no me puedo dar cuenta de que yo no soy humano? ¡Estoy lleno de poder!…

sig

¿Cómo no me doy cuenta de todo mi poder? ¡Cierro los ojos! ¡Lo siento! ¡Sí! ¡Sí que me doy cuenta! ¡Estoy lleno de poder!¡Puedo volar! ¡Estoy seguro que, si me pongo, de aquí a 15 días puedo volar! ¡Puedo hacer lo que quiera! ¡Voy a buscarte, pobre argentino! ¡Te voy a ayudar! ¡Vas a triunfar en España! ¡Conseguirás tu trabajo, tu sitio! ¡Te harás millonario! ¡Vivirás en una mansión! ¡Te casaras y tendrás hijos que te darán nietos!… y sobre la chimenea tendrás, en un portaretrato de oro, una foto mía: echado en tu sofá, al lado de la chimenea, la mirarás, mirarás la tranquilidad y paz de tu interior, mirarás a tus nietos corretear y te dirás: qué tipo este Sig: ¿De donde salió?: no sé: sí, si sé: del cielo, del cielo.
Sí.
¡Adiós dinero! ¡Adiós miedos absurdos! ¡Os quedáis con los débiles! ¡Yo voy a hacer el bien! ¡Por qué soy algo más! ¡Por qué no soy únicamente una máquina alineada de consumo!

Salgo de casa.

Estación de autobuses: llego tarde: siete minutos: el autobús se habrá ido: la línea 90 va directo al aeropuerto: el autobús está en la parada: me espera, como no: es el destino: o el poder de mi mente:

Un billete, por favor —le digo al conductor.

El conductor me mira: se sobresalta: mira mis ojos: los ojos poderosos de un superhombre: este chofer nunca ha visto tanto poder en su vida: mirarme a los ojos debe de ser igual que mirar directamente al sol sin lentes especiales: no logra aguantar mi mirada: le hace daño: es poderosa: demasiado fuerte para unos ojos como los suyos que no saben nada más que buscar, contar, pedir, llorar, arrastrarse, esclavizarse, aterrorizarse, por dinero.

Aeropuerto.
Argentina-Madrid.
Madrid-Las Palmas.
Los pasajeros han llegado.
Las puertas corredizas se abren.
Argentinos saliendo por esas puertas.
Los corazones laten.
Reencuentros.
Gritos.
Una amiga por fin ve a su amiga.
Abrazos.
Un padre abraza a su hijo.
Lloros.
Una madre vuelve a ver a su hija.
Amor.
¿Qué coño hago yo aquí?
¿Reconoceré al argentino? Me mandó una foto, me ha puesto la Web Cam un par de veces: otra vez se abren las puertas: cada vez que se abren las puertas creo que me va a dar un ataque al corazón: veo a un hombre: camina solo: ¿Es él? Le sonrío: el hombre me mira con asco: debe pensar que estoy buscando rollo: bajo la mirada: las puertas se abren otra vez: aparece un hombre alto, muy alto, delgado aunque parece fuerte: fibroso: viste una chaqueta de cuero: unos vaqueros: me mira: sonríe: una sonrisa que me inquieta: demasiado fingida quizá: no: es una sonrisa de serpiente: bajo la mirada: ¿Dios mío? ¡Dios mío! ¿Qué he hecho?: está aquí: ¡Aquí! ¡Mi responsabilidad! ¡Mi mantenido! ¡Un gandul! ¡Un parásito!

elargentino

-Hola –le digo- Bienvenido.

-¡Sig! ¡Qué bárbaro! ¡Os imaginaba más menudo! ¡Eres big!

-¿Sí? (estoy a punto de decirle que yo me lo imaginaba más joven…me había dicho que tenía 28 años… pero este hombre debe de tener 33 ó 34 años ¿Cómo es posible que una persona de esta edad se atreva con semejante aventura? Quizá porque es un criminal, no tiene nada que perder: un desequilibrado: no Sig ¡No Sig! ¿Cómo te atreves? ¿Acaso tú has pasado por lo que él ha pasado? ¿Sabes lo que es levantarte de la cama y amanecer sin nada? ¿Con la calle llena de delincuentes? ¿Sin futuro?

—Bienvenido –repito. Y le abrazo- Aquí tienes a un hermano para lo que haga falta. No tengas ningún miedo.

Y nos abrazamos, pero tengo cuidado.

Cuidado de que, con el abrazo, no nos rocemos las pollas.

Hemos llegado al apartamento: hemos tenido que tomar un taxi: 85 euros me costó la carrera: no pudimos tomar el autobús porque el argentino tiene fobia a los autobuses: menos mal que llevaba dinero…: le pregunté qué a qué era debido esa fobia y me dijo que aun no lo sabía: que su psicólogo le había dado el alta sin haberlo descubierto: ¿Psicólogo? Pregunté asustado: oh, no temas, me dijo: en Argentina es común ir al psiquiatra: no es como aquí, en Spain…¿e ibas al psicólogo por lo de los autobuses?.. no, por otras cosas, pero permíteme que no te lo cuente hoy, no estoy aun preparado para abrirme tanto: ¿Qué no está preparado para abrirse tanto? ¿Y yo qué? ¡Le he abierto la puerta de mi casa! ¿Cómo voy a conseguir dormir esta noche junto a un desconocido que no está dado de alta por su psicólogo? ¡Genial!: pero callo… he de ser comprensivo: le llevo hasta el salón: le enseño el sofá: aquí dormirás, le digo nervioso: me siento fatal por darle el salón en lugar del dormitorio pero el salón no tiene puerta para encerrarse por dentro: necesito encerrarme por dentro, en mi dormitorio, para lograr dormir: si no, no conseguiré conciliar el sueño: pensando que él está suelto por la casa: que a lo mejor me drogue y me viole o me chupe la polla y se saque fotografías chupándome la polla: o me mate:

—¡Oh, es great —me dice— me encanta tu departamento! ¡Es really, really bohemio!

Aquí está el ropero, y aquí estos cajones, te dejo para que te acomodes y deshagas las maletas; mientras tanto yo voy al restaurante a comprar la comida.

¡Oh! Yes! ¡Mucha!

Le sonrío.

Pero pienso que es un aprovechado.

Vuelvo, a la hora y media: nervioso he tenido que dar una larga caminata, seguir caminando, para calmarme antes de entrar en el restaurante: él ya lo tiene todo preparado y dispuesto: he comprado carne de diferentes tipos en un restaurante: dicen que los argentinos comen mucha carne: quiero darle una buena comida de bienvenida: con la barriga llena podremos hablar, conocernos un poco y darnos cuenta de que no hay nada que temer: voy al baño a lavarme las manos: miro al estante: está lleno de cremitas, productos dermatológicos, cosas raras:

-¿Esto es tuyo? –le pregunto.

cosmeticos

-Yesss…Tengo un cremita -me dice- que es genial para las arruguitas que te están saliendo bajo los eyes. Es esta.

Paso de cremas para arruguitas -contesto- Si tienen que salir, que salgan.
Pienso: le he hablado mal: y sin razón: me he puesto nervioso al ver tanta cremita: estas cremitas me hacen creer que es un homosexual psicópata que me quiere follar: además he mentido: sí que me preocupan las arruguitas que me están saliendo bajo los ojos: he de parecer joven en la discoteca: no sólo para ligar con turistas jóvenes: sino por vergüenza: ayer mire a mi alrededor mientras trabajaba en la disco y me di cuenta que yo era la persona más vieja de toda la discoteca: tengo que arreglar mi mala reacción: he de ser amable con él: cremas: pienso: digo lo primero que recuerdo:

Yo también tengo una crema en… en alguna parte… ah, sí, aquí está, bajo el lavamanos, la habré tirado ahí –explico mientras la recojo del suelo- …es buenísima para hongos o cualquier cosa que te salga en la polla por contactos sexuales.

El argentino me mira: fijamente: creo que sus ojos brillan aterrorizados.

Comemos: no me cuesta mucho que hable sobre él: le encanta hablar de si mismo: de sus logros: que si arquitecto, que si gran éxitos en todos los negocios que emprendió, que lo que brilla en cuestiones personales: no me gusta que trate de engrandecerse: me da mala espina: las chicas a las que les gusto también lo hacen: se ponen a hablar de sus cualidades y de las cosas que han hecho o conocen: a mi me resulta ridículo que hagan eso: pero me alegro al ver que lo hacen: pues es un signo evidente de que me las voy a follar: si él lo está haciendo también es porque le gusto: quizá: o no: no tiene pluma: para mi es una duda saber si es o no homosexual:… y me cuenta cosas raras: yo trato de abrir mi mente: de no creer que estoy hablando con un pirado únicamente porque me esté hablando de cosas de las que nunca he oído hablar:

Sigmundo, hemos de cambiar la disposición del departamento, no porque no me guste como lo tienes sino porque está muy mal dispuesto para recibir energías positivas del chi, por ejemplo las camas de tu habitación: has de girarlas contra la pared, que quede enfrente de la ventana, te dará beneficios… te voy a enseñar a sacar tus ojos feng shui. Soy un experto estudioso de Feng Shui. He hecho grandes cursos con grandes maestros: es otro de los negocios que tengo en mente para desarrollar aquí, en España.

Y me extiende una tarjeta: una tarjeta barata que tiene toda la pinta de haber sido hecha en las horas muertas de un aeropuerto: leo:

“Miguel
Argentino experto en Feng Shui”

—¿Por qué has puesto argentino?
—Así me contrataran más: un argentino en esta parte del mundo es algo muy exótico.
—¿Pero tú no eras arquitecto?
—Sí.
—¿No vas a buscar trabajo en algo que tenga que ver con la arquitectura?
—No… voy a triunfar con el feng shui: he estudiado con expertos y soy muy bueno en ello.
—¿Y tú crees que eso te dará dinero?
—Claro. Es una nueva ciencia que está causando furor por el mundo: todos los grandes edificios se están construyendo a partir de sus principios.

Pienso ¿Feng Shui? ¿Quién en esta ciudad de incultos va a querer contratar a un argentino para que le haga un estudio de Feng Shui? Aquí la gente se va a trabajar temprano por la mañana y, cuando vuelve por la noche lo único que tienen ganas es de comer y ver la televisión. Es lo único que tiene que estar bien dispuesto en la casa: ¿pero quién soy yo para opinar? Él dice ser un experto, no para de decir que toda su vida se ha movido por grandes ambientes… yo soy un inculto sin estudios: él un arquitecto: tiene una visión más grande que yo de las cosas, sin duda ¿Quién soy yo para decirle que se centre en lo de arquitecto? ¿Acaso mi credo no dice que hay que apostar en uno mismo, no seguir el camino establecido?… recuerdo cuando trabajaba en el gran centro comercial… teníamos una sección en la librería de Feng Shui: el prototipo de persona que compraba esos libros era mujer, de 30 a 40 años en muy buen estado, flaca, de nivel económico medio-alto: mujeres que vestían con vaqueros, camisas blancas, pulóver rosas, cabello rizado o negro largo: todas eran guapas y cuando les miraba la zona de sus pantalones que tapaban su chocho imaginaba que tenían un chocho de reina, inalcanzable.
Voy al baño: estoy confundido: y cansado: aburrido: ha traído un libro para regalarme: ARGENTINA VISTA DESDE EL CIELO: no para de enseñarme las calles de Buenos Aires una por una: se me cierran los ojos del aburrimiento: ¿y a mi qué coño me importan esas calles?: a mi me importan las personas: y él es un pesado: yo vivo en esta isla: está súper orgulloso de su ciudad: no veo la manera de quitármelo de encima: quiero dormir: quiero hacerme una paja con las fotos que tengo en el ordenador de turistas chupándome la polla: e irme a dormir hasta la noche, que trabajo: que laburo, cómo dice él.
Abro el váter: no… no es posible: hay dos flores dentro: flotando en el agua: dentro del agua: como si el agua de mi váter fuera un puto estanque encantado: no, no se han caído esas flores de ningún sitio: ni entrado por las ventanas: alguien las ha colocado ahí: el argentino: ¿Quién si no?:
wc
¡Miguel! —le grito— ¿Has puesto tú unas flores dentro del váter?

¡Sí! —me grita desde el otro lado de la puerta—. ¡Mea sobre ellas! ¡Llenará tu vida de suerte!¡Y si cantas algo mientras tiras de la cadena se te llenara el alma de alegría!

Puedes seguir leyendo gratis los “Diarios secretos de sexo y libertad” (690 páginas) pinchando aquí.

…o comprarlos:

¿Cómo comprarme un libro utilizando Paypal u otro modo de pago?

YAALAVENTA
Ejemplares en papel disponibles. diariosecretos20dias
“DIARIOS SECRETOS DE SEXO Y LIBERTAD”

Envío inmediato. El primer diario secreto de Sigmundo Fernández. Ganador del mejor blog 2005 en castellano según el periódico “20 Minutos”. Edición integra (y con algún añadido) de 690 páginas. Puedes leer un adelanto gratuito de más de 100 páginas pinchando aquí. 29 Euros (España), 36 euros (resto del mundo). Gastos de envío incluidos en el precio (correo certificado).


Elige precio


Pero si deseas pagar por transferencia bancaria, escríbeme un email a ezcritor@gmail.com y te doy los datos de la cuenta. Contesto en menos de 24 horas.

Dos cortos en Notodofilmfest.com

Notodofilmfest es un concurso de cortometrajistas aficionados con ínfulas como yo. Los cortos han de durar siempre menos de 3 minutos y 30 segundos o de 30 segundos.

He presentado estos dos cortos. Pronto habrá un tercero y ahí me plantaré.

El primero que he presentado se titula: “Los selfies al sol”, es para el apartado de “Crea un remake de una película que te guste”. Elegí hacer un remake de la peli del 2002 “Los lunes al sol” de Fernando León de Aranoa que protagonizaba Javier Bardem y Luis Tosar.

Dura 1 minuto, 15 segundos. Pensé la historia del corto como algo cómico pero al editarlo vi que me salió un dramazo deprimente. Va sobre lo hipócritas que somos casi todos por las redes sociales. Ahora mismo está entre los 10 cortos más vistos del festival. Dale al play si te apetece verlo:

losselfiesalsol

El segundo corto se titula: “Manuela nº 9.999… Glande! Grande!”

Si te apetece verlo, atención, sólo dura 30 segundos, tiene un montaje vertiginoso y muchos subtítulos porque me escucharéis hablar por primera vez en la lengua mi abuelo paterno: hunsrückisch.

Con este corto no espero clasificarme para la final ni nada de eso. Lo hice sólo para soltar un poco de humor por el mundo. Dale al play si te apetece verlo:

manuela-blog

Avisaré por aquí cuando tenga el tercer corto preparado.

Capítulo 2 de “Prostituto de extraterrestres”

capitulo2

Para leer el capítulo 1 pincha aquí. Para leer el capítulo 2, pincha aquí.

Nota.-El capítulo 3 se publicará el próximo domingo, día 4 de enero de 2015 a las 21:00 a no ser que entre en modo depresión… La verdad es que estoy bastante enfadado. Por supuesto, no con vosotros (que estoy muy agradecido), ni con nadie que yo conozca. Estoy enfadado con la vida. Llevo más de 3 años y medio escribiendo como mil chinos, he sacado 6 libros, pronto 7, y no consigo estar ni un mes económicamente tranquilo. Para colmo estas navidades han sido las peores en ventas de toda la historia de mi cutre editorial. Es super frustante y comienzo a dudar de mi supuesto talento. Quiero seguir publicando gratis “Prostituto de extraterrestres” on line y seguir con la editorial pero necesito pagar urgentemente esto o me quedo sin imprenta y sin poder reimprimir más libros:

facturaatrasada

Y necesito pagar los gastos del mes (internet, comida, etc). Si pensabas hacerlo, compra ya en preventa tu ejemplar de “Prostituto de Extraterrestres” y conviértete en mecenas o dona lo que sea o compra alguno de mis otros libros. Actualmente tengo 144 euros en mi cuenta bancaria. Cuesta mucho seguir.

Gracias y feliz 2015.




144putoseuros

Javier también leyó “El peor amigo del mundo”

javier-el-peor-amigo

“El peor amigo del mundo” es sinceridad, es un tumor extirpado, son retazos de un Sigmundo niño, que va creciendo y se va gestando en el personaje que se convertirá más tarde. Pero por encima de todo es sufrimiento, empatizas desde el principio con él, quieres saber qué le pasa a ese niño que luego pasará a la adolescencia y se enamorará, sufriendo el primer revés. Es víctima junto con su hermana de una familia disfuncional y que pelea por hacerse un hueco en una vida en la que no tiene las instrucciones, ni nadie que se las dicte.”

Sigue en el blog de Javier.