Quiero crecer y hacerme mayor.

cuarto-pan

Llevo casi 5 años viviendo con Svieta.

Los que estáis casados, ya sabéis cómo es estar casado. Para los que no lo estéis os contaré que lo más dificultoso en el matrimonio —por lo menos para mí— ha sido tener que reinventarme. Aún sigo en ese proceso.

Hasta el matrimonio, sabía qué hacer en cada momento del día. Cuando te vas a vivir con tu mujer —y esperas que esa relación funcione— todo cambia. Tienes una “intrusa” en tu vida y ella un “intruso” en la suya. Despertarte en la cama, escribir en el ordenador, gandulear en el sofá o incluso cagar en el baño dejan de ser momentos íntimos, solitarios. La mente siempre tiende a vivir en lo conocido, por lo que tanto cambio es duro. Yo lo veo así: si vuelvo a mi vida anterior soy un cobarde, estoy vacío. Sería demostrarme que no tengo nada dentro: seguir siendo siempre como un crío de 20 años: en repetición. Es ridículo cuando ves a una persona mayor comportarse como cuando tenía 20 años. No me refiero a que nuestra edad esté por encima de lo que nos apetezca hacer. Sólo que hay un momento en la vida para cada comportamiento y nuestra obligación es crecer en inteligencia y atrevernos a adentrarnos en nuevas aventuras: no tratar de vivir en una repetición constante de lo que una vez fuimos: de una juventud e inconsciencia que tuvo su época y razón de ser.

madonna

Desde 2006, mi vida consistía en escribir algo cada día y tratar de ligarme a alguna chica para disfrutar eyaculando y tener algo sobre lo que escribir: cada chica me traía una historia y unos cuantos chistes.

Desde que me fui a vivir con Svieta esto último no lo hago y todo ese tiempo que le metía a ligar ha quedado libre. No echo de menos estar con otras chicas, eso lo he superado. Pensaba que eso iba a ser lo más difícil, pero no, las ganas de follar con semidesconocidas han desaparecido con naturalidad.

El sexo sigue, los casados no follan poco como dicen por ahí: el sexo me produce menos ansiedad, no me es tan “obligatorio”. Los publicistas te venden que hay que follar todos los días, que eso es sinónimo de éxito, de felicidad plena. En el matrimonio, por lo menos en mi caso, el sexo apasionado aparece cuando tiene que aparecer, no paso necesidad y no echo de menos nada ni a nadie.

Hay una cosa del sexo con desconocidas que sí que me maravillaba: el momento en que se la metía por primera vez: ese segundo en que la miraba a la cara pensando, ambos, “está dentro”. Pero eso duraba sólo un segundo a la semana, luego la tía o vomitaba, la llamaba su novio o se revelaba como una semi retrasada mental. Ahora, en mi día a día, tengo horas maravillosas.

Tampoco estoy obsesionado con mi matrimonio. Si un día termina, terminará y punto. Daré las gracias por tantos años de felicidad y estabilidad y a seguir viviendo. No tengo miedo a estar solo. De lo único que tengo miedo es de volver a ser mala persona, vivir una vida estúpida o que Svieta esté mal. Pase lo que pase, la cuidaré siempre porque es una persona excepcional.

Me he tenido que reinventar y el proceso sigue. Me di cuenta que perdía mucho tiempo en asuntos vacíos. Ahora tengo que pensar nuevos temas sobre los que escribir. Ya no estoy en mi zona de confort, porque escribir sobre chicas y sexo se me daba muy bien, me era facilísimo.

Ahora tengo que llenar un montón de tiempo libre.

A parte de escribir, estoy haciendo un curso de flash para poder explotar mejor mi creatividad (quiero hacer cortos de dibujos animados) y tratando de mejorar mi nivel de inglés, que me avergüenza: puedo leer en inglés casi al 100%, pero entender perfectamente a una persona hablando en ese idioma me cuesta y avergüenza. También aspiro a escribir un blog en inglés.

Para llenar parte de este tiempo libre, he pedido a mis caseros que me dejen restaurar una habitación que está fuera de nuestra casa. Es el cuarto del horno: la habitación en la que, los señores que la construyeron, mandaban a sus criados a hacerles pan y magdalenas. Lleva años cerrado, habitado por fantasmas y murciélagos.

cuarto-pan2

cuarto-pan3

Cada día le meteré una hora de trabajo. No sé cuando lo conseguiré terminar de arreglar. La idea es crear una especie de salón chill-out donde escribir, hacer el amor y calentarse con la chimenea.

Svieta y yo tenemos la filosofía de vida de no vivir mucho tiempo en el mismo lugar. Yo amo Asturias, no creo que se pueda vivir mejor que en el campo y espero comprarme una casa en este valle de árboles frutales cuando tenga dinero. Esta zona en la que vivimos es perfecta. Me encanta el clima, la lluvia, el frío: es un lugar perfecto para concentrarse y poder escribir.

Nuestro próximo destino será Barcelona. Volveremos a vivir en la ciudad por dos-cuatro años y luego queremos irnos a vivir a Estados Unidos otro tiempo. Esos son nuestros planes: a ver si los conseguimos hacer realidad. Pero no nos iremos de Asturias hasta dentro de dos años o tres: cuando consigamos duplicar nuestros ingresos. Nos negamos a vivir mal en la ciudad. La casa en la que vivimos actualmente es perfecta para nuestros fines: trabajar y trabajar, respirar aíre puro, comer la mejor comida del mundo y vivir en la tranquilidad.

Y eso es todo. Ya no voy a daros más la lata con que compréis “El peor amigo del mundo”. Vosotros sabréis si os apetece leerlo o no. De los 250 ejemplares, ya envíe unos 160. Ya están llegando a vuestras casas. Sólo mencionaré el libro cuando vosotros lo hagáis: me mandéis una crítica o una foto.

1490852_10152918399384248_3811929773464438618_o
10639542_10152918531119248_4225100604366720285_n
10492202_10152918531429248_26095623208314129_n
unnamed

TODOS LOS ENVÍOS DE “EL PEOR AMIGO DEL MUNDO” REALIZADOS

rafaa

Si compraste “El peor amigo del mundo” o cualquiera de mis otros cinco libros publicados antes del día 19 de noviembre no te preocupes: tu paquete está en Correos desde esta mañana.

Los llevé ayer pero la maravillosa chica de Correos que me atiende siempre, y con la que me entiendo maravillosamente bien, estaba enferma. No creáis que hacer bien 150 envíos, con tantas particularidades y de golpe, es algo que cualquier empleado de Correos esté capacitado de hacer. Cada error me cuesta el disgusto de un lector. Odio que eso pase. Gracias a Dios, María José es perfecta.

¡Qué ilusión me hace! El 90% de mis queridos lectores estará este frío fin de semana en su sofá preferido, escuchando llover, leyendo “El peor amigo del mundo”: la primera aventura de Sigmundo. El resto de los seres que pululen a su alrededor seguirán sus anodinas vidas mientras mis lectores se habrán subido a una máquina del tiempo, que les conducirá hasta su infancia y vivirán un montón de aventuras y situaciones, con sentimientos encontrados. Cuando terminen en libro el resto de sus vidas, ya nunca será igual. ¡Espero haber hecho mi trabajo de escritor bien! ¡Ojalá me llegue alguna crítica pronto!

El 10% restante de mis lectores lo leerán en los siguientes días: según si, para entregarles el libro, hay que cruzar un océano, tomar un avión hasta China o si tienen asigandos en su barrio a un cartero cojo y ciego.

Ahora me voy a pasar la tarde revisando la lista de mecenas, comprobando que he hecho bien esta última parte del trabajo. Algún fallo supongo que habré tenido: si te ha tocado a ti, por favor acepta mis disculpas y escríbeme un email urgentemente para tirarme de las orejas y resolverte el problema que te haya ocasionado lo antes posible.

envios-el-peor-amigo-del-mundo

Si vives en España y no te ha llegado el libro, como muy tarde, el próximo lunes por favor escríbeme a ezcritor@gmail.com y te daré el código de seguimiento para que puedas ir a recogerlo a la oficina de Correos más cercana a tu casa. Ya sabes que todos los libros los envió por correo certificado para que no se pierdan. Correo certificado significa que el cartero ha de ir hasta tu casa que firmes el acuse de recibo, una sola vez, con el paquete para entregártelo en mano. Si no estás o no hay nadie en tu casa, el deber del cartero es dejar un aviso con un número para que puedas recogerlo en la oficina de Correos más cercana a tu casa en el plazo de 15 días. Algunas veces ese aviso se pierde o el cartero no lo deja porque es subnormal, pero el número lo tengo yo perfectamente archivado. Así que si no te ha llegado el lunes (si vives en España) o en 20 días laborables (si vives fuera de España), escríbeme un email para darte el número de seguimiento y puedas recogerlo.

Si quieres leer “El peor amigo del mundo” o cualquiera de mis otros 6 libros publicados que sepas que tengo sobre el mueble del salón ejemplares de TODOS mis libros y que estoy deseando hacer tu paquete y me leas.

envios-elpeor3

He enviado más de 30 libros gratis a lectores que se han quedado sin trabajo y que me habían comprado mis 5 libros anteriores. Ahora mismo no puedo enviar más porque me he quedado a cero en la cuenta y tengo que enfrentarme a los pagos de diciembre y de la imprenta pero, en unas semanas, podré enviar más libros gratis. Si te has quedado sin trabajo y me compraste los 5 libros anteriores, por favor escríbeme a ezcritor@gmail.com. Me fiaré de ti y te lo enviaré. No quiero que te quedes sin ser parte de la fiesta de leerme. Me apoyaste las otras 5 veces y para mí, que hayas hecho eso, es algo muy importante. Cuando una persona se queda sin trabajo, se siente una mierda, a mí me ha pasado más de una vez. Y aunque la situación es temporal, es terrible sentirse así: dejar de hacer las cosas que te gustaban hacer. Si una de ellas era leerme, por mí vas a seguir haciéndolo. A lo mejor tardo unas semanas en poder enviártelo, pero te lo enviaré.

elpeor-209-1





Y ya está. Mañana comienzo a preparar el lanzamiento del número 1 de la revista y de mi séptimo libro: “Prostituto de extraterrestres”.
Mi sexto hijo “El peor amigo del mundo” se ha hecho mayor y ha dejado la casa. Espero que sea un buen hijo, espero que se porte bien en vuestra casa, no viole a vuestras mascotas ni se coma todo lo que tenéis en la nevera.

Ya me contaréis.

envios-el-peor-amigo

Mi esposa critica “El peor amigo del mundo”

svieta-mejor

“Los libros de la saga de Sigmundo siempre levantan muchas preguntas. Una de ellas, la que más se repite, es ¿qué es verdad y que es mentira?
Yo se lo preguntaba a Rafa, y lo que él me contestaba nunca me cuadraba del todo al 100%. Me faltaba siempre, en sus contestaciones, el “porqué”.
“El peor amigo del mundo” me ha revelado esos “porqués” que siempre me faltaron, ahora entiendo mucho mejor a Rafa pero, sorprendentemente, a quien empecé a entender realmente bien tras leer el libro fue a mí misma.
El libro fue un “pingback” a mi infancia y me hizo ver las cosas que no veía. Pude brindar el cariño y la compresión que por lo visto faltaban a la Svieta cuando era pequeña.
Fue una experiencia muy positiva.
Ahora quiero aún más a Rafa. Y me quiero más a mí.
En los desfiles de moda, los diseñadores para sorprendernos e impactar al espectador presentan los conjuntos de ropa con sus gustos concentrados al máximo. Está claro que en la vida real, en la calle, ponerse un conjunto de pasarela estaría fuera de lugar. Para poder digerir un traje de esos hay que diluirlo y aligerarlo.
En sus libros Rafa, al igual que los diseñadores, concentra al máximo sus experiencias y su creatividad gracias al arte que posee como escritor: así consigue sorprender e impactar al lector.
Amigos, estamos ante un GRAN artista.
Estoy segura de que os va a gustar el libro”.

Critica de Svieta Popivnyak

¡Llegaron los 250 ejemplares de “El peor amigo del mundo”!

mislibros700

epico
celebracion

Hace un rato que me llegaron vuestros libros. Gracias a los mecenas que hicieron posible “El peor amigo del mundo” estoy así de contento ahora mismo:

nuevolibroyeah

Los esperaba ayer. No llegaron. Me pasé todo el día y la noche deprimido, tirado en el sofá comiendo pan, mirando al techo. Comí tanto pan que dejé sin pan a mi mujer a la hora del desayuno. Pensaba que el pan era ilimitado en mi casa, normalmente tenemos el congelador lleno.

No paraba de mirar el teléfono: esperando la llamada del repartidor. Nada. Hoy me levanté encabronado y me pasé toda la mañana llamando a todo Dios. Menos mal que lo hice. Si no llega a ser por la insistencia no me llegan vuestros libros hasta el lunes.

A eso de las siete de la tarde llegó “El peor amigo del mundo”, mi sexta novela a casa. Como siempre, os subo el vídeo de la mítica llegada con el correspondiente “malrollo” con el repartidor:

10397047_10152903187494248_299424250948373127_o

Pasaré el fin de semana preparando todos los envíos de todos los lectores que me lo compraron en preventa (y de todos los que me lo compréis durante este fin de semana). También contestaré todos los emails que tengo atrasados (que son más de 70). Iré haciendo los paquetes y avisándoos uno a uno. Y recordad una cosa: si me has comprado en papel los 5 libros anteriores y te has quedado sin trabajo y no puedes comprar este, envíame un email con tu dirección: recibirás este libro completamente gratis.

Recordad otra cosa: actualmente no hay NADIE en el mundo como yo. Nadie que publique cada 6-7 meses una nueva y original novela GRACIAS a la fuerza y el dinero que directamente le transmiten sus lectores. No hay ningún escritor en el mundo que escriba solo para vosotros: un reducido grupo de lectores. Que se arriesgue tanto. No hay ningún escritor que escriba libros tan atrevidos,sin filtros propios o editoriales, bestias y con tanta calidad, sin plantillas, sin miedo a decir las cosas que realmente todos pensamos, con personajes tan inmorales como lo somos cualquiera de nosotros. Hay muchos que dicen que van a escribir, que son escritores, pero son fraudes que no escriben. Yo soy una realidad. 6 novelas publicadas. Buscad a otro escritor que viva encerrado en una casa, escribiendo para vosotros. No lo váis a encontrar. Yo soy literatura, ella vive en mí, me he dejado poseer al 100%. La vida es corta y yo decidí que la voy a pasar escribiendo para vosotros: porque es lo que más me gusta hacer en la vida.

rafa-contento

Siempre, cuando me llegan los libros a casa paso por dos fases:

1.-CELEBRACIÓN. Me pongo a gritar de felicidad y la alegría se me sale por los ojos.

2.-CANSANCIO. Todo el agotamiento del proceso de escribir un libro, editarlo, maquetarlo, diseñarlo, publicarlo, me viene encima. Todas las horas sin dormir, toda la energía de la preocupación por si los libros me vienen mal impresos o no me vienen, me abandona. Paso en 30 minutos de ser la persona más feliz del mundo a la más cansada.

Pero aquí están. Ahora a pasar dos días dedicando y empaquetando. Y luego, a hacer realidad los siguientes proyectos:

AÑO 2015:
15 de febrero: nº1 de la revista EZCRITOR
15 de junio: PROSTITUTO DE EXTRATERRESTRES
15 de noviembre: CHOCHO RUSO (fin de la saga de Sigmundo)

AÑO 2016:
16 de febrero: nº2 de la revista EZCRITOR
16 de junio: UN BEBE 2 (fin de la saga de “Un bebé”).
16 de septiembre: EL HUELEBRAGAS

-FIN

—————

primeraedicionelpeor

Compra “El peor amigo del mundo”. 280 páginas. Precuela de “Diarios secretos de sexo y libertad”. La primera aventura de Sigmundo. Cruel, realista y con mucho humor negro. ¡Como la vida misma! Viajarás a tu infancia y juventud… aquella década de los 80-90… pero sin edulcorantes. Te llegará en 2-3 días laborables si vives en España. O en 10-30 días laborables si vives fuera de España. Si quieres hacer el ingreso por transferencia bancaria y no por Paypal escríbeme a ezcritor@gmail.com. Si no sabes cómo comprar por Paypal (no hace falta registrarse) pincha aquí que te lo explico.




—————————-

4-libros-de-sigmundo

Compra, de golpe, los 4 volúmenes de los libros protagonizados por Sigmundo y ahórrate 7 euros en gastos de envío. Si vives en España o Europa el precio es 90 euros, gastos de envío correo certificado, para que no se puedan perder y te los entreguen en mano. Si vives fuera de Europa el precio es de 97 euros. Te los envío dedicados personalmente a tu nombre. Llegan a casa empaquetados, nadie sabe qué libros maravillosamente sucios y sinceros compraste. Si vives en España te llegan en 4-5 días laborables. Si vives fuera de España (felicidades) te llega en 10-30 días laborables. La trilogía consta de: “El peor amigo del mundo” (280 páginas) “Diarios secretos de sexo y libertad” (690 páginas), “20 Polvos-Edición Especial” (342 páginas), “El comedor de coños” (412 páginas).


Selecciona tu precio:



————————

todosmislibros

Si quieres comprar de una sola tacada mis 6 libros publicados: “El peor amigo del mundo” (280 páginas) + “Diarios secretos de sexo y libertad” (690 páginas, 29 euros) + “20 Polvos-Edición Especial” (341 páginas, 23 euros) + “El comedor de coños” (408 páginas, 24 euros) + “Un bebé” (262 páginas, 22 euros) + “Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE.UU” (148 páginas, 17 euros) y pagar 129 euros en lugar de 136 euros, utiliza este botón de paypal o escríbeme a ezcritor@gmail.com para darte el número de cuenta. . Los libros te los envío dedicados a tu nombre (o al nombre de quien me indiques), envueltos en papel de regalo y por correo certificado (gastos de envíos incluido). Si vives en España te llega en 4-5 días. Si vives fuera de España (felicidades) tarda de 10 a 30 días. Precio igual para todo el planeta. Pero si vives fuera de la Tierra, no.



—————————–

ano2015

Hazte mecenas de todas las publicaciones que publicaré en 2015 (“Prostituto de extraterrestre”, “Chocho ruso” y “Ezcritor, nº1”. Dame gasolina para el nuevo año que empieza. Confía en mí. Aquí las condiciones.





mecenascita

Hoy es noche de Reyes Magos en casa del Ezcritor.

todopreparado

envio

Todo indica que mañana me llegarán a casa los 250 ejemplares de mi sexto libro en papel: “El peor amigo del mundo”.

O quizá me llegue pasado.

Vivo en una montaña y al repartidor le molesta mucho venir hasta mi casa, desviarse de su ruta y tiempo habitual de reparto.

Primero intentó que yo bajara a buscarlos, pero me negué por eso de que los de la imprenta me cobran el transporte y al repartidor le pagan por traerme los libros: no quiero ser tan subnormal de hacer gratis el trabajo de otros.

Si hubiera una buena razón, los iría a buscar, por supuesto. Yo que sé: que al conductor le quedaran 4 horas de vida, que su mujer fuera a dar a luz, que hay alguien en mi zona que quiere matarlo, que yo me quisiera ligar al repartidor o todo junto.

Pero hacer su trabajo sólo para que el repartidor disponga de más tiempo libre en su vida y yo menos, no me parece una razón lógica.

Yo creo que todo el mundo que no quiere hacer su trabajo se lo debería de dar a otro que quiera trabajar de verdad y que no joda a los clientes de una empresa que no es suya.

Los repartidores son lo que menos me gusta del rollo de ser “hombre orquesta”: escribir, editar, maquetar, diseñar y enviar los libros que escribo. Me fastidia porque recibir los libros es algo INCREÍBLE, un subidón BESTIAL, tras tantos meses de trabajo. Un momento que siempre me enturbian con sus quejas.

Pero bueno, así es la vida. Si fuera por mí habría poca gente con vida en la Tierra. Empezaría matando a toda esa gente que conduce por el centro de la carretera y luego, mataría, a las viejas que quieren colarse en el supermercado y seguiría con los que van de enterados por Internet: hasta quedarme solo en el mundo con mis lectores.

¡Seis libros publicados! ¡Qué pasada! ¡Si no fuera por la acuciante necesidad de comer y de no vivir bajo un puente no hubiera escrito ni uno! ¡Lo que hace la necesidad! ¿Miedo a la página en blanco? ¡Ya verás que rápido se te quita si no tienes qué comer! ¡Ya estoy escribiendo los dos próximos!

Lo tengo todo preparado para enviaros los 126 libros que me habéis comprado en preventa. De cada libro de Sigmundo vendo 1.000 ejemplares como mínimo. Espero que con este pase también.

Ayer fuimos a una nave industrial a comprar:

-3 rollos de papel burbuja.
-13 rollos de 3 metros de papel de regalo.
-4 rollos de cinta adhesiva
-dos cajas con 500 sobres de papel kraft (compré 6 cajas hace dos veranos, Svieta encontró una oferta)

Me apenó que “El peor amigo del mundo” tuviera la mitad de mecenas que el lanzamiento anterior. Pero es una buena noticia para mi mano: en dos días voy a tener que hacer 100 dedicatorias menos.

Estoy preparado para enfrentarme a la parte final del proceso de escribir un libro: que el libro sea leído por el lector. Que le llegue a casa al lector que me ayudó a escribirlo, nada menos.

Tengo 3 miedos. Menos el último, son los miedos de alguien que va a tener un hijo: ¿Y si mi hijo sale malformado? ¿Y si sale cabrón?

Miedo de que mi libro no les guste nada a mis lectores-mecenas.

Miedo a que el libro llegue mal impreso y tenga que devolverlo a la imprenta.

Miedo a que realmente no haya escrito el libro. Que “todo” esté en mi imaginación. Que realmente haya enviado a imprenta un libro en blanco. O una orden para que me envíen 250 calendarios ilustrados con fotos de mis gallinas.

¡Mira, mi amor! ¡Han llegado mis libros! —le diría a Svieta.

¡Pero si yo sólo veo calendarios con fotos de gallinas! —replicaría Svieta.

¡Mira, mi amor! ¡Han llegado mis libros! —repetiría yo, tratando de negar la realidad.

¡Pero Rafa!

—¡Mira mis libros!

—¡Son calendarios de gallinas, Rafa!

—¡No! ¡Son libros!

Esta noche no dormiré bien. Me desvelará un coctel de miedo e ilusión. Algo así como lo que sentía cuando era un niño y esperaba los regalos de los Reyes Magos.

Pero quien va a venir es un repartidor con malhumor.

“El peor amigo del mundo” es la precuela de “Diarios secretos de sexo y libertad”. En el libro cuento lo que no me atreví a contar en los diarios: el gran trauma de mi vida. Me ha quedado un libro muy adulto pero con aspecto juvenil. A Svieta le ha encantado. Dice que es un libro muy imaginativo pero que le recuerda mucho a la dureza y tono de “20 Polvos”.

Los libros de Sigmundo se ilustran con las fotos pornográficas que Sig saca a escondidas a sus amantes. En “El peor amigo del mundo” Sig no tenía una cámara de fotos digital (no existían en esa época). Así que la artista internacional Rocío Galindo ha sido la encargada de ilustrar los capítulos del libro. Leía los borradores de los capítulos y dibujaba lo que le daba la gana.

Os dejo con un vídeo que he hecho con algunos apuntes de su gran trabajo en “El peor amigo del mundo”:

Una película que te recomiendo: “GUN WOMAN” (2014)

gun-woman-1

A veces recibo mensajes super trascendentes de gente que nunca me ha comprado un libro, que no conozco de nada, que no sé quienes son, que no sé quién se creen que soy yo, ni que grado de espiritualidad poseo. Siempre contesto el 100% de los mensajes que recibo lo mejor que buenamente puedo: sería de maleducado no contestar, ¿no?.

kevin3

Contesto preguntas directas, feliz. Sólo una vez y luego desaparezco de la conversación para no entretenerme en algo que me aparte de mi trabajo.

Siete meses después, Kevin reapareció en mi Facebook, de madrugada, y me preguntó:

kevin1

No lo dudé. Una de las mejores películas que he visto en este año es: “Gun Woman”. Japonesa. Escrita y dirigida por el desconocido Kurando Mitsutake. Es LA PELÍCULA QUE ME HUBIERA GUSTADO HACER A MÍ. Una película cutre, con presupuesto bajísimo, pero super entretenida, divertida, bestia y 100% encantadora.

Uno de mis sueños es hacer una película algún día. Me digo cada día que ese día llegará, que aún no estoy muerto y tengo esa llama bien a salvo, dentro, que aún no es el momento, que ahora es el momento de escribir libros (prefiero escribir novelas que hacer cine) pero que ese momento llegará cuando tenga dinero y pueda autofinanciarme: que algún día podré contar una historia a través de imágenes, libremente y sin productores censores detrás que me permitan equivocarme o acertar con mis errores. Hacedme un favor de loco: ved “Gun Woman” imaginando que la escribí y dirigí yo. Ya veréis que es una película muy, muy cercana a mi mundo creativo.

Desde que la vi, sólo se la he recomendado a dos personas. A Kevin y a Mónica. A ambas personas, a pesar de lo cutre que es la película, les encantó:

kevin2

No voy hacer spoilers sobre la película (para eso está el trailer, no lo veas si estás decidido a ver la peli) ni estudiarla: simplemente diré que es una película entretenida para pasar el rato. Hecha sin plantillas pero respetando al cine clásico. Un cruce entre el mejor Tarantino con el mejor cine gore de serie B.

gun-woman-2

¡Por fin vacaciones!

Ezcritor_3

Nuestra casa es una fábrica: mi esposa y yo no paramos de trabajar en todo el día. Cada uno en su proyecto. Lo peor es que ya no sabemos hacer otra cosa: sólo trabajar.

Es que esto a lo que me dedico realmente no es trabajar —le dije a mi esposa—. Recuerdo cuando trabajaba de recepcionista o en El Corte Inglés o en la disco. Estaba deseando dejar de trabajar para dedicarme a lo que ahora me dedico todo el día.

Cuando envié el libro a imprenta decidí pasar 2 días descansando: sin hacer nada salvo tumbarme en el sofá y ver películas, series, una detrás de otra. Hasta me bajé las dos primeras temporadas de Homeland. No vi más de quince minutos del primer capítulo. Me levanté del sofá enseguida. En seguida me puse a trabajar. Tengo un montón de proyectos, un montón de cosas por hacer. No tengo tiempo para ser testigo del “producto” de otros. Estoy haciendo un curso de flash (on line y gratuito) porque me apetece hacer un corto de dibujos animados. Y quiero terminar el número 1 de la revista Ezcritor porque se me han ocurrido unas historias-novelitas geniales. Cosas así son las únicas cosas que quiero hacer en la vida. Es que aunque fuera millonario no las cambiaría por ir a jugar al squash o a viajar por Paris para sacarme selfies con un Rolex en la mano y subir las fotos al Facebook para daros envidia.

Miro a mi esposa y ella está igual que yo: trabajando con una adrenalina y concentración absoluta: feliz. Menos mal que di con la persona idónea para irnos a vivir a la montaña, aislados y luchar por conseguir llegar a nuestros objetivos. Ojalá los consigamos.

Lo que sí que debería de hacer es cuidarme un poco —pensé.

porfinvacaciones2

Cuando vivía en Madrid fui a la Seguridad Social para que me mirarán el oído, que me supura de forma crónica desde hace años, y la espalda, en la que tengo un bultito que me crece como el hijo que nunca he tenido. Me dijeron que no era nada grave y que me llamarían para darme cita con el especialista. Jamás lo hicieron, pensé que era debido a los recortes del PP y, al año, me vine a vivir a Asturias.

Ya iré a uno privado cuando tenga pasta —me dije.

En Asturias la pasta no ha llegado: ha sido un no parar de trabajar, de escribir, de enfrentarme a problemas, conseguir solucionarlos y el viernes, decidí que ya estaba bien de posponerlo, fui al médico de la Seguridad Social otra vez, a ver si tenía suerte. Bueno. Pues tengo una infección dentro del oído, me han dado cita urgente este martes en el hospital y lo de la espalda podría ser algo grave (o no). El médico no paraba de preguntarme en tono asustado:

—¿Por qué no has venido antes?

Y yo le contestaba:

¡Es que estaba escribiendo libros! —deseando me preguntara “¿Qué libros?”, le diera la dirección de este blog y me los comprara todos.

Para lo de la espalda me han dado cita en el hospital para el día 11 de diciembre. Para el oído cita también en el hospital, mañana estaré ahí, y me han recetado unos antibióticos que se echan directamente dentro del oído que me resultan demasiado fuertes: me dejan la vista borrosa y tirado, sin fuerzas, sobre el sofá.

Desde el viernes, Svieta me echa las gotas por la tarde y ahí es cuando se acaba mi día: quedo inmóvil, en el sofá, sin pensar en nada: con mi perra Anais sobre mi estómago, dándome calor. Es entonces cuando digo:

—¡Por fin vacaciones!

rfinvacaciones3

Nota.- Si eres uno de las grandes personas que compraron “El peor amigo del mundo” en preventa, como mecenas: mira tu bandeja de email. Te envié un correo preguntándote la dirección para enviártelo y hacerte el sobre ya: esta semana me llegan los 250 ejemplares de la imprenta. Ya tengo 63 sobres hechos: ¿me falta el tuyo?. Si no te ha llegado mi email, escríbeme alertándome a ezcritor@gmail.com GRACIAS.

B.S.O. “EL PEOR AMIGO DEL MUNDO”

cover-elpeoramigodelmundo

Esto es un aviso para los increíbles mecenas de “El peor amigo del mundo”. Acabo de enviáros un email general a tod@s preguntándoos vuestra dirección de envío (el día 11-12 llegan a mi casa los 250 ejemplares y ese mismo día comienzo con los envíos) y con un link a Mega con los 22 temas que conforman la B.S.O del libro (temas que escuchaba mientras escribía, o temas que se nombran en el libro). Si no has recibido el email, mira primero en tu carpeta de spam y, si no está ahí, mándame un email a ezcritor@gmail.com tirándome de las orejas.

¡Gracias!

Escribir como máquina del tiempo.

Ezcritor_8

Me topé de casualidad con el libro que llevo en la mano antes de que la calabaza mágica me hiciera desaparecer por mirarla.

Ese libro se titula “Un año pésimo” y es de John Fante. Cuando me lo terminé de leer me dije que yo también quería escribir sobre esa época de mi vida.

Lo titulé “El peor amigo del mundo”.

¿Nuestra infancia nos programa y nos convierte en los adultos que seremos?

Creo que olvidamos nuestra juventud demasiado pronto. Que pensamos que, como quedaron atrás algunas cosas ya no importan. Nos parece ridículo preocuparnos por el niño que fuimos. Creo que estamos equivocados. Creo que tenemos un montón de heridas abiertas desde esa época que nos impiden ser felices en nuestro presente.

A medida que fui escribiendo el libro me fui encontrando con un montón de monstruos a los que me había enfrentado con mal o buen resultado. En mi caso, al menos, todo lo inseguro y estúpido que soy en la actualidad es por culpa de las batallas que perdí en la infancia y durante la adolescencia.

Volver a vivir la adolescencia es terrible. Sinceramente creo que la adolescencia es la peor época de nuestra vida. Ser adolescente es sentirse un adulto, con grandes aspiraciones, que vive secuestrado en casa de otros adultos que te limitan. Todo lo que te rodea te limita. Es un sentimiento terrible.Porque realmente nunca sentimos tanto poder como en la adolescencia: cuando dejamos de ser niños y queremos lanzarnos a la vida.

Cuando escribo sobre mí, vivo tanto mis recuerdos que es como viajar dentro de una máquina del tiempo: os juro que vuelvo a estar en los sitios de los que escribo, en esos momentos. Me río de la gente que sueña con tener una máquina del tiempo. La tenemos. Está dentro de nuestra cabeza.

Un ejemplo: mientras recordaba vivencias para el libro pude ver en una libreta el nombre y el apellido de la chica que me dio mi primer beso. Yo recordaba el nombre de la chica, naturalmente, soy un romántico, pero juro que no creía tener el recuerdo de sus dos apellidos. La busqué por el Facebook y la encontré. No sé si atreverme a agregarla como amiga y mandarle el libro. No sé cómo se tomará el libro, soy muy bestia escribiéndolos y ella no sale muy bien parada.

Volver a estar presente en algunos momentos de mi infancia y adolescencia me resultaba muy duro. A veces me negaba a ponerme a escribir, esquivaba mi trabajo y me ponía a ver películas o salía a caminar durante horas para no enfrentarme a la hoja en blanco: no quería meterme en la máquina del tiempo.

“El peor amigo del mundo” es la historia de Sig, de cómo consigue romper las primeras cadenas de su vida, cómo un niño de 10 años consigue superar la muerte de su madre, crece y se enfrenta al sexo, al amor, al trabajo, a los subhumanos y cómo encuentra el camino que le definirá en la vida.

Todo muy ficcionado y con mi forma bestia de contar las cosas. Como si Sig estuviera sobre una pasarela de moda y se hubiera vestido con un traje muy llamativo. En “El peor amigo del mundo” sale un Sigmundo como no lo has leído antes: inocente, dulce y perdido.

En este libro los “sigmundos” son los adultos que le rodean.

Cuando terminé el libro, me di cuenta cuanto me había alejado de “Un año pésimo” de Fante. “El peor amigo del mundo” es un cruce entre “El Guardián entre el centeno” y “Las aventuras de Tom Sawyer”. Quería escribir un libro ligero y me ha salido un libro visceral de 280 páginas.

Escribir “El peor amigo del mundo” me sirvió para lavarme por dentro y mirar hacia el futuro sabiendo mejor quien soy. Librarme de todo lo malo, tras analizarlo, y no dejar que siga siendo un lastre en mi vida actual. Ahora soy más seguro. Una versión mejorada (aunque me queda mucho por mejorar como persona, eso será tarea para otros libros).

A mi esposa no le gustó mi anterior libro (“Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE.UU”). En cambio, “El peor amigo del mundo” le ha gustado muchísimo.

De todas los halagos que me dijo sobre el libro, con lo que me quedo, es con lo que me contó a la mañana siguiente de terminarlo: el libro le sirvió como máquina del tiempo hacia su propia infancia y adolescencia. El libro le sirvió para conocerse mejor a sí misma. Quizá sea el libro de Sigmundo que más hace pensar al subconsciente.

Ojalá esto que le pasó a mi esposa le pase a algún lector más. Cruzo los dedos.

elpeor-209-1





Ojalá os guste. Falta 4 días para que el libro salga de la imprenta. Luego un par de días hasta que el repartidor me lo traiga hasta la montaña en la que vivo. Ese mismo día empezaré a enviároslo.

Me muero de ganas por recibir vuestras críticas. No tengo ni idea si os va a gustar. Al principio lo escribí pensando en vosotros pero, de pronto, escribir el libro se convirtió en una necesidad vital y me olvidé de vosotros y de mí: mis páginas se mancharon de pus, lágrimas, presemen y algo de humor negro.

Convierte a “El peor amigo del mundo” en tu primer regalo de pre-Navidad. Es ideal para leer en este frío mes de noviembre. Os aseguro que os lo leeréis de dos sentadas, atrapados. Bueno… ¡eso espero!

EL CINE DE SUPERHÉROES ESTÁ MUERTO

capitan-america-el-primer-vengador

¿Quién mira así en la vida real?

Es así. Madura. Si cuando la estrenen en el cine vas a ver “El Capitán América 3” es que eres maricón: quieres ver a Chris Evans sin camisa, o en su defecto, vestido con ese traje ajustadito, echándote miradas de “mira qué bueno que estoy, yo amaría a tu culo como se merece”. No tienes excusa. No te preocupes. Ser maricón ya no es algo malo. Acéptate. Vete al “Black & White” de Chueca. Deja de reprimirte. Bautiza tu cara con semen de un desconocido mientras lloras:

¡Esto es mejor que ver películas de superhéroes!

Sí, amigos. Soy yo. El último heterosexual del mundo escribiéndoos desde la última trinchera: el último refugio.

Crónica de una muerte anunciada: el cine de superhéroes ha pedido hora en el cementerio. Ya le han hecho el ataúd a medida. En cuanto estrenen “Superman vs Batman” es el fin. Esa es la última película que podrás ir a ver al cine estar rodeado de maricones al 100%

El cine de superhéroes tuvo su razón de ser.
Eran otros tiempos, éramos niños.
Bajábamos al kiosco con el corazón repleto de adrenalina, para comprar nuestros cómics favoritos de Marvel o, si eras un tipo extraño: un tipo que de mayor no tendría empleo, comprabas los de DC.

Éramos niños. Nuestra imaginación volaba leyendo esos cómics: todas esas historias sólo estaban allí. Íbamos al cine y no parábamos de repetirnos: “¿Por qué no podemos ir a ver una película de Spiderman? ¿Por qué no podíamos ver una película de Batman?”

Algunas veces hacían estas películas, pero exceptuando la saga de Superman, todas los intentos por llevar a los superhéroes al cine fueron sonrojantes: para olvidarlos dentro del armario de los cadáveres y huir de la ciudad. Me refiero al primer intento de llevar al Capitán América al cine (protagonizado por Matt Salinger, hijo de J.D. Salinger, no es broma), las películas raras de un Spiderman japonés en pijama o este adefesio de los 4 Fantásticos.

No. No era aquello lo que queríamos ver. El Hulk de Ang Lee, por mucho nivel que tenga este cineasta, fue del mismo nivel que las películas mencionadas aquí arriba. Una gran estafa. No estaba la adrenalina, el heroísmo, el drama. Éramos niños y aquellos cómic sólo eran grandes cuando se juntaban con el ingrediente que les faltaba: nuestra imaginación. Plantábamos esos cómics en nuestras mentes y lo que veíamos crecer era el espectáculo más grande del mundo.

En el cine, lo más cercano a los superhéroes eran Stallone o Arnold. Dando hostias. Saltando de aquí allá. Estaba bien, hasta que nosotros crecimos y ellos no.

La esperanza vino con el Batman de Tim Burton. Aquello, aunque con un toque algo ridículo, era algo parecido a lo que soñábamos ver. Cuando se estrenó “Jurassic Park” no vimos a los dinosaurios: lo que vimos fue el mensaje: los del cine ya podían hacer cualquier cosa realidad.

Por fin íbamos a ver a Spiderman. El superhéroe más GRANDE y QUERIDO desde Superman.

spiderman-malo

Las dos primeras películas dirigidas por Sam Raimi no decepcionaron. La tercera se consideró una mierda hasta que un tal Andrew Russell Garfield se enfundó la máscara del arácnido y Marc Webb comenzó a dirigir en el patíbulo de la vergüenza: nos arrebataron a nuestro Spiderman y se lo lanzaron a los adolescentes que lo acogieron como a un personaje más de la gran mierda del blockbuster más bajo. Hollywood, ¿por qué nos hiciste eso? ¿Por qué nos lo diste todo para luego arrebatárnoslo? ¡Nosotros hubiéramos matado por Spiderman!

¿Quién quiere ver la próxima película de Spiderman? Hasta $ony está pensando en no hacerla. Resucitar al personaje va a ser tarea de superhéroes de verdad.

Christopher Nolan hizo trampas. No hizo cine de superhéroes como sólo Richard Donner ha sabido hacer. Nolan hizo, con Batman, películas de acción de calidad. Pero, insisto, el Batman de Nolan no es cine de superhéroes. Una primera película de acción decente, una segunda magnífica y una tercera larga y aburrida. Si ni Nolan sabe cómo conseguir mantener el cine de superhéroes de pie, con las dos piernas fuertes sobre la azotea de una ventana, era una mala señal que presagiaba lo que venía: Zack Snyder, un vendido: un subnormal que no quiere quedarse sin el trabajo.

Por en medio, Iron Man. Un superhéroe de segunda, al que a nadie realmente le importaba: pero con una buena cura de desintoxicación, una excelente dirección, guión e interpretación, el espectáculo fue una buena película de superhéroes pura, digna de verse en el cine dos veces. De la tercera, sólo diré: ejecutemos a Shane Black.

Sigo por en medio: nos avisan de que vamos a ver a Thor y al Capitán América en el cine: emoción, pelos de punta: nuestro niño interior vuelve a emocionarse: vamos al cine a verla. Tocamos con los ojos a nuestros superhéroes. Y cuando salimos del cine sabemos que es el fin. El sueño se cumplió y, como siempre que se logra un sueño, uno cae en la cuenta de que no era para tanto. Existen en carne y hueso. Hasta podemos “tocarlos” en 3D. Pero no son dignos de nosotros mismos.

superman

A partir de ahí, apaños. “Los Vengadores” (vamos a meter a todos estos super héroes de segunda en una misma película). Ok. El estudio se hizo aún más millonario, pero a mí no me la pegaron. Se anuncian millones de adaptaciones directos a la gran pantalla de nuevos personajes: “El Dr. Extraño”, “Ant-Man”, “Black Phanter”, etc. Da igual. Ya sabemos cómo van a ser. A las pruebas me remito: “Capitán América 2”, Thor 2” ¿pero qué chorradas de películas son esas? Es que me dan igual. Pasan cosas, pero es que me dan igual. Copy and paste, película tras película. Sólo ruidos de helicópteros. Poses. Plástico. Nada dentro. Emoción light patrocinada por Disney. Miro el reloj, paro la película, me voy a mirar el email. Vuelvo a poner la película dos días después. Termina. Me siento estafado y eso que ni he pagado por verla: la he robado, descargándomela en HD por ahí. Mierda, todo una mierda. Bryan Singer y sus X-Men al váter. Descargas mierda porque eres una mierda.

Ya no salen noticias en los telediarios de niños que quieren ser Superman: ya ningún niño se tira por la ventana con una toalla anudada al cuello. Los niños muertos siempre fueron un buen indicador del éxito de las películas de superhéroes. Ahora los niños quieren ser inteligentes, personas de provecho: tienen IPhones, hacen aplicaciones desde cero, sin utilizar plantillas. Lo único que quieren es no ser unos perdedores como los padres. Saben que hay una cosa que se llama cine de superhéroes: una cosa que es para los adultos tontos. Mientras nosotros vemos esas películas, los niños estudian programación y nos quitan nuestros trabajos.

gotham

Las series de televisión, vomitivas.

Se estrena “Gotham” por todo lo alto y ponen al peor actor del mundo como comisario Gordon y a un Pingüino con cara de pillo fregando platos, capítulo tras capítulo. El niño es lo único decente, posiblemente porque sale poco. Veo la serie de “Flash” y es que tengo ganas de comprarme una escopeta y entrar en el set para matarlos a todos: al actor, al cansino malo de la silla de ruedas, al guionista, a los productores, al negro que hace de padre que realmente parece un señor que se quiere tirar a Flash… “Arrow”: veo la serie y es a Enric Escudé al que veo de protagonista: sin parar de hacer abdominales. No me creo nada. Se supone que Arrow es el hombre más buscado por la policía y va por la ciudad vestido de Arrow, en moto. O sobrevuela la ciudad en ala delta. Joder. Y no lo cogen. Dios mío.

Todo es una mierda. Primero nos quitaron nuestros sueños, luego nuestro trabajo. Y ahora: las películas de los superhéroes.

Encontrar trabajo. Conseguir pagar las facturas. Conseguir que las personas que quieres estén bien. Ese es el héroe en el que te convertiste. Si quieres un héroe, mírate en el espejo.

Pura lógica: al fin y al cabo, desde el principio, esos superhéroes de los cómics éramos nosotros.

¿QUIÉN SOY?

HOYULTIMODIA

¡Hola! Mi nombre es Rafael Fernández, nací en la isla de San Borondón (Islas Canarias, España) el 15 de febrero de 1974. Quedé huérfano de padre y madre a los 10 años.

Mi pasión por escribir me ha llevado por un camino extraño, en el que avanzo a oscuras y tropezando sin parar. Te lo resumo a continuación:

En 1996 gané el premio regional de relato “Pedro García Cabrera” por “Relato Sincero de una pared enamorada”. Abandoné en el año 1999 mis estudios de Filología Hispánica para escribir mi primera novela: “Doña Úrsula no duerme tranquila por las noches”. Nadie me la quiso publicar (normal, era pomposa y espantosa). Hundido, comencé a trabajar durante casi 3 años en “El Corte Inglés” como dependiente de librería y, más tarde, encargado de la sección de prensa y revistas. En esta foto puede verse la ilusión que tenía cuando me presenté a un concurso con mi primera novela:

primerconcurso700

Un buen día, cayeron en mis manos los “Trópicos” de Henry Miller, cambiaron mi vida. Deje mi trabajo de subhumano en “El Corte Inglés” y comencé a trabajar en una discoteca turística. Mis vivencias las recogí en un libro (protagonizado por mi alter ego, Sigmundo) que ganó, en 2005, dos premios: “Mejor blog en español” y “Mejor blog erótico” que otorgó el periódico “20 Minutos”. El libro se titula “Diarios secretos de sexo y libertad”. Los 3.000 euros del premio decidí donarlos a una asociación que cuida de niñas violadas (por aquel entonces yo tenía un buen trabajo: recepcionista en un hotel, para mí donar el dinero fue una forma de “pagar” por algunas cosas malas que hice en mi época de la discoteca).

elpremio

El premio me animó a abandonar las Islas Canarias para comenzar a vivir en Madrid y tener nuevas experiencias (sexuales). Dejé el trabajo de recepcionista y me fui a trabajar a “20 Minutos”.

Durante 3 años trabajé en el periódico “20 Minutos” . Allí publiqué dos blogs con un grandísimo éxito: “¡Quiero ser eZcritor de éxito!” y “eZcultura”. También escribí y dirigí la primera web serie (800 euros de presupuesto por capítulo) que emitió un periódico digital: “Amor sobrenatural” (más tarde hice esta versión a la que titulé “Antonio Chocho” que colgué en “You Tube” con todo el material).

Gracias al éxito en visitas de “Amor sobrenatural” en 2009 me atreví a dejar el periódico y me lancé a conquistar el mundo audiovisual. Escribí y dirigí dos pilotos para una pequeña productora. El primero, “No ligo” quiso ser comprado por demasiado poco dinero (según me dijo el productor) por el canal “Neox.” El segundo proyecto “Planeta White” no pude terminarlo: la productora me despidió debido a “diferencias creativas”. De ese proyecto sólo puedo enseñaros, con orgullo, esta escena en la que salgo que pude guardar antes de que me echaran.

Me estrellé.

Hundido, pasé unos años muy malos sobreviviendo, creando videos, canciones, un piloto para TV y escribiendo libros malísimos como negro (“Follar te vuelve loco” y “Mundo de plástico” -una parte de éste último salió traducido al catalán y con otro título-) para María Lapiedra hasta que tuve la gran suerte de que Santiago Segura me contratara como “asesor de guión” para “Torrente 4″. El mejor trabajo que he tenido en mi vida.

1013268_10152010998194248_418204941_n

También escribí para “Público” (blog, enviado especial al festival de cine de Sitges) y para la gran revista Orsai (2 veces).

En junio de 2011 decidí comenzar a autopublicar mis propios libros sin censura. Cuando el “boom” del premio de “20 Minutos” muchas editoriales se habían acercado a mí con propuestas para publicar los “Diarios Secretos de sexo y libertad” pero censurando partes. Así que me lancé a la autoedición con un nuevo título: “20 Polvos” que ha vendido más de 1.200 ejemplares desde que lo saqué. Tras ese libro saqué por fin los “Diarios secretos de sexo y libertad” sin censura y escribí: “Un bebé” (novela de terror), “El comedor de coños” (otra aventura de Sigmundo), “Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE. UU.” (ciencia ficción) y “El peor amigo del mundo” (infancia y juventud de Sigmundo). Cada año trato de sacar 2 ó 3 libros: sinceros, polémicos, entretenidos y que me hagan pensar y mejorar como persona.

Vivo exclusivamente de las ventas de mis libros y del mecenazgo de mis lectores, que son muy pocos, pero me quieren un montón (y yo a ellos: no escribiría libros si no fuera por el apoyo puntual que me dan).

Mis libros sólo los puedes comprar en este blog o en la salida del Metro si me ves, de pronto, un día. Pincha aquí y te explico cómo comprarlos.

venta-callejera-1

venta-callejera-2

En total, desde junio de 2011, he vendido casi 5.000 ejemplares.

En 2013 abandoné Madrid. Ahora vivo en la costa de Asturias, en una aldea rural y casi deshabitada, junto a mi esposa con la que me casé en 2011. Estamos encerrados en un casa: trabajando concentrados en conseguir nuestros objetivos.

Desde este blog, y gracias a mis lectores, sigo publicando libros imposibles, sin censura, y cuidando de mis gallinas: en busca de la inmortalidad literaria y del huevo de oro.

galli2

Si quieres contactar conmigo mi email es ezcritor (arroba) gmail.com

También tengo Facebook o Twitter (soy más de Facebook).

Si quieres saber cómo comprarme un libro ahora mismo, desde casa, escribí esta guía: pincha aquí.

Si quieres ayudarme a publicar nuevos libros, pincha aquí.

Si quieres leer gratis los comienzos de mis 6 libros puedes hacerlo:

Desde febrero de 2013 vivo en Asturias, primero en la costa y ahora en una casa en la montaña, junto a mi esposa, que se gana la vida sacando adelante un blog de cocina maravilloso, y mi perra Anais Niin.

ezcritor

¿Cómo comprarme un libro?

alibri

EN UNA LIBRERÍA:

Si vives en Barcelona, puedes ir a la librería “Alibri” y comprar cualquiera de mis libros allí. Si no lo tienen disponibles en el momento, me lo pedirán por ti y en una semana les llegará (puedes llamarles por teléfono antes (933 17 05 78, pregunta por Alejandro) o enviarles un email (alibri@alibri.es) Alibri es la única librería del mundo que vende mis libros.

POR INTERNET:

Pero el 99,99% de los casi 5.000 libros que me han comprado los lectores ha sido por esta web que estás visitando: ezcritor.com. Te los mando personalmente por Correos.

CORREOS-EZCRITOR

Envío mis amados libros:

-A cualquier parte del mundo.
-Por correo certificado para que no se pierda (los recibes sólo tú, firmando). Con código de seguimiento on line.
-Dedicados personalmente a tu nombre o al nombre de quien quieras.
-Si me mandas una foto tuya, te hago una mala caricatura en la dedicatoria. Mi email es ezcritor@gmail.com
-Si vives en España, desde que compres el libro, te llegará en 4-6 días laborables como máximo. Si vives fuera de España de 10 a 30 días laborables como máximo.
-Empaquetado en papel de regalo.

543287_10150831460138107_980552498_n

VALE, VALE. QUIERO LEERTE ¿CÓMO TE LO PAGO?

Hay 3 métodos de pago:

1.-Paypal . Utiliza tu tarjeta de crédito. No hace falta registrarse.

2.-Cuenta bancaria. Me escribes a ezcritor@gmail.com y te paso el número de cuenta. En el mismo email, si quieres, puedes pasarme tu dirección de envío para ir adelantando.

3.-Wester Union. Localizas una oficina, me escribes a ezcritor@gmail.com, te doy los datos que te van a pedir, pagas en metálico en la oficina de Wester Unión, te dan un número, me indicas el número y tu dirección escribiendo a ezcritor@gmail.com y listo! ¡A esperar el paquete tranquilamente comiéndote un pollo con patatas!

¿CÓMO COMPRAR POR PAYPAL?

Es el método que te recomiendo. El más rápido y fácil para ti. Da igual en qué parte del planeta vivas. Es importante que sepas que no tienes que abrirte una cuenta de Paypal para comprarme un libro.

Te explico:

1.-Ve a la página principal de ezcritor.com y a la derecha tienes todos mis libros, uno debajo de otro. Debajo de cada libro está este botón:

botonpaypal

Pincha en ese botón (en este que he puesto arriba de esta línea no, es una foto, ¡no seas subnormal!).

2.-Te conducirá a la página siguiente. Como no tienes cuenta en Paypal pincha donde pone en azul: “No dispone de una cuenta PayPal?”. Ahí, ahí. ¡Pincha!

teconduce

3.- Entonces te sale una página así de grande. ¡Ohhhh!

paginafinal

Toma tu tarjeta de crédito favorita, rellena los datos que te piden (no tardas ni dos minutos) y le das al botón final de “pagar” y listo ¡Todo hecho! ¡Qué guapo/a eres!
Si cuando has dado al botón de “pagar”, te das cuenta que has puesto mal la dirección de envío o cualquier duda que te surja escríbeme a ezcritor@gmail.com. Es rarísimo el correo que no conteste en menos de 24 horas.

Una cosa más para los que sois nuevos en internet: PayPal es un método seguro de pago con años de seguridad que le avalan. A mí no me va a llegar ningún dato bancario tuyo de la tarjeta. Sólo me llega el aviso de que has comprado y la dirección de envío ( y un mensaje si lo pones).

¡Me voy a Correos a enviarte tu paquete repleto de libros! ¡Vivaaaaa!

402826_10151035717934248_1481688228_n

1116119_10151837248424248_1074769783_o

¡Hasta la China llegan mis libros!

china

china2

Si quieres leer gratis los comienzos de mis 6 libros puedes hacerlo:

¡En la imprenta!

Son las 8: 24 de la mañana.

Tras 4 días casi sin dormir, preparando y revisando junto a Mario, @Barmakids y Svieta. Acabo de mandar, con un dolor de cabeza que te cagas, esta carpeta a imprenta:

hoyenviado

Entre el día 11 al 17 recibiré en esta montaña en la que vivo la primera tirada de 250 ejemplares de mi sexta novela: “El peor amigo del mundo” de 280 páginas.

Al día siguiente de recibirla comenzaré a hacer los envíos. En 2-3 días todos los libros estarán en Correos: dedicados personalmente, con un marcapáginas de regalo y envueltos en papel navideño. Vuestro primer regalo de navidad, por ser buenos, está en camino.

Espero os guste mi nueva novela. Lo he dado todo. Yo estoy orgulloso de ella. Es bestia, oscura, sentimental y divertida. Creo que deja con buen cuerpo y es adictiva.

Me voy a descansar lejos del ordenador durante 2 días. Al tercer día resucitaré: para enviar un email a todos los que comprasteis la novela en preventa (al final fuisteis 120). En el email os preguntaré la dirección de envío y os pasaré el link para que os descarguéis los 20 temas de la B.S.O de “El peor amigo del mundo” (recopilación de temas que se nombran en el libro junto a los temas que no paraba de escuchar mientras escribía la novela).

Un abrazo y muchas gracias.

Si quieres comprar un ejemplar de la primera edición, te recuerdo que de la portada A, aún quedan 30 ejemplares y no se harán más. De la portada B, quedan 100 ejemplares y podré hacer más copias cuando se terminen. Si compras tu ejemplar antes de dos días, recibirás también la B.S.O en tu email.

elpeor-209-1





El folla cabras y los lobos.

runtastic

Para tratar de adelgazar los 10 kilos que he pillado escribiendo “El peor amigo del mundo” cada día salgo a caminar una o dos horas. Tomo el móvil, enciendo la aplicación del Runstatic y salgo de casa con Anais, un bastón, y subo la montaña: hasta donde hay un menhir. Cuando llego al menhir toco su fría superficie de mármol y le pido:

—Dame fuerzas para enviar la novela a imprenta. Conviérteme en el mejor escritor de la historia de la literatura.

menhir

Y bajo a casa. Regreso con una gran tristeza: las estadísticas del Runstatic siempre señalan lo mismo: dos horas caminando, sudando como un cerdo y sólo gasto unas 700 calorías. Se supone que al día nos metemos, comiendo, unas 3.500 calorías mínimo. Yo, como soy un gordo, seguro que me meto 20.000 calorías.

“Nunca vas a adelgazar esos 10 kilos, Rafa —me digo—. Jamás volverás a ser flaco. Ya tienes 40 años, Rafa. Acéptalo. Nunca vas a volver a lucir como cuando tenías 20 años”.

Yo quiero adelgazar por Svieta, mi esposa. Quiero que esté con la mejor versión de Rafa. Mostrarle mi mejor físico. Pero adelgazar es misión imposible. Tendría que cerrar la boca, dejar de comer. No consigo dejar de comer. Mi esposa cocina demasiado bien.

Por cierto. El bastón me lo regaló este buen señor:

paisano

Durante mi caminata siempre paso por delante de su casa. Un día me vio con el palo que caminaba: uno grande, largo, que yo había recogido del suelo y me dijo:

—¡Ho! ¡Pareces un salvaje con ese palo! ¡Ven que te doy un bastón!

Y me dio un magnífico bastón (mi antiguo palo lo podéis ver, apoyado en los arbustos, en la foto en la que sale el buen señor)

Ese señor vive en “Agüera”: un pueblo por el que paso caminando cada día:

aguera

Agüera está justo antes de subir la montaña en la que está el menhir al que cada día pido, fuerzas, gloria e inmortalidad. Por Agüera nunca pasa nadie que no sea conocido. Al principio, los que viven allí me miraban raro:

¿Quién es ese? ¡Seguro que viene a robarnos las nueces!

Con el tiempo vieron que no soy nada más que un buen chico con sobrepeso y comenzaron a saludarme con la mano.

Un día, a una anciana del pueblo se le perdieron unas llaves: andaba llorando: si no las encontraba iba a tener que cambiar la cerradura de la puerta, asunto que le iba a costar un pastón (imagínate cuanto cuesta hacer subir a un cerrajero a la montaña). La anciana me preguntó que si las había visto:

Pues no, señora —le dije—. Pero ya que voy con un palo, iré apartando las ramas y buscando mientras paseo.

No pasaron ni diez minutos: encontré las llaves. Aborté mi paseo hasta el menhir y bajé corriendo en busca de la señora. Fui recibido en su casa como un héroe. Desde ese momento, se me conoce como el héroe de Agüera. Cuando me ven, todos los aldeanos me saludan felices, pitan sus coches, me gritan:

¡Ahí va el héroe de Agüera!

Sí, ese soy yo.

Todo muy bonito.

Hasta lo que me pasó hace un rato.

Llego a casa tras la caminata. Mi esposa está haciendo tortilla de patatas para cenar.

¡Mierda! —dice— ¡No queda pan! ¡Con lo que me gusta a mí comer la puta tortilla con pan!

No me está lanzando la típica indirecta conocida por todos los que estamos casados o hemos tenido madre: para que te vistas y bajes al supermercado antes que cierren y compres el pan.

Svieta sabe de sobra que vivimos en un valle, entre montañas. El supermercado más cercano está a más de una hora en coche. Yo no sé conducir.

Pero recordé que, hoy, el marido de la señora a la que le había encontrado la llave, me había contado que, un poco más arriba de mi casa, a unos 30 minutos caminando, había una panadería ilegal. Hace años era legal, pero, desde que se les quemó la casa por un problema con el horno, le habían denegado el permiso para hacer pan.

Hace pan pero no te recomiendo ir nunca a comprarle pan —me dijo el señor—. Ese panadero está un poco loco de tanta soledad. Pasó toda su vida solo, hasta que consiguió casarse con una mujer. Eso sucedió cuando él ya era mayor: a los 45 años de edad. Lo malo es que cuando se empezó a follar a la mujer empezó a darse cuenta de que le gustaba más follarse a la cabra. Llevaba años y años manteniendo relaciones sexuales una cabra, su preferida, y dejarlo de golpe le costaba un mundo. Incluso, cuando se follaba a la mujer, luego le daba sentimiento de culpa, y bajaba al establo y se follaba a su cabra preferida. Hasta que la mujer le pilló y le dejó. Reconocerás su casa porque, en la puerta, tiene una gran cabra hecha de barro.

Pensé:

“Ya que no consigo ofrecer a mi esposa la mejor versión de mi físico por lo menos, que se coma la puta tortilla con pan”.

—No te preocupes nena. Yo te consigo el pan —anuncie a mi esposa: con voz de héroe.

Salí rumbo a la casa del panadero loco. Estaba anocheciendo, debía darme prisa.

noche-valle

El camino estaba bastante oscuro. Montaña arriba y a estas horas podía toparme con osos y lobos hambrientos. Yo soy bastante miedoso, sobre todo, cuando se trata de osos y lobos hambrientos. Pero por mis cojones mi esposa se iba a comer la tortilla con pan. Cuando llevaba unos 15 minutos caminando, se encendió una luz de una casa: una vieja me gritó, preocupada:

¡Vente! ¡Vente! ¡Rápido!

Me hacía señas para que entrara en su casa, rápidamente.

Mi hijo ha salido con los perros —me dijo— los lleva sueltos. Son unos perros muy peligrosos que están locos: los adiestraron unos policías para luchar contra el narcotráfico: saltan al cuello de los desconocidos: por eso sólo los sacamos por la noche, cuando ya nadie pasa por aquí.

Me asusté mucho. Me imaginé a los perros locos despedazando mi cuello. Dejando sola en el mundo a mi amada esposa. Y a mi perra.

¡Gracias por avisar! —le dije.

Pasé al interior de su casa: la señora me preparó un té. Mientras me lo bebía le pregunté si su hijo tardaría mucho en regresar con los perros: mi esposa me estaba esperando. Me dijo que no, que no mucho y que la disculpara que tenía que ir al baño un momento.

Esperé en la salita. Era una salita agradable, el calor de la chimenea me llegaba a la cara, se estaba bien allí dentro.

Empecé a marearme.

¿?

Cuando la vieja regresó al salón estaba totalmente desnuda. Sólo llevaba un cinturón en la ingle que ocultaba su coño: allí llevaba una polla de 40 centímetros, tallada en madera.

¡Ven aquí, mamón! —me gritó la señora— ¡Así de grande la tenía mi marido que en paz descanse! ¡Y tú vas a disfrutarla!

Entendí la situación: la señora había echado droga en mi té: iba a sodomizarme.

Tenía que despertarme: metí mi mano dentro del fuego de la chimenea: grité de dolor: desperté: salté por la venta y corrí: vaya si corrí mientras la señora me perseguía y, cuando pensé que ya la había dejado atrás escuché a los perros … ¡existían! ¡era verdad! ¡Me habían olido y venían a por mí! ¡Los habían soltado!

Corrí, corrí por el bosque asustadísimo: no iba a regresar nunca a casa: Svieta iba a preguntar ¿dónde está Rafa? Y yo no podría contestarle porque estaría muerto.

Nuestros planes, nuestros proyectos: nunca se harían realidad: aquellos perros sólo se alimentaban de la gente que cruzaba el bosque por las noches y de las víctimas sodomizadas por la vieja.

¿Por qué Rafa ya no actualiza su blog? —preguntarían mis lectores: desconociendo mi fatal final.

Conseguí llegar a una gran red. Eran los límites de la finca. Me sangraron los dedos pero la escalé: conseguí dejar a los perros al otro lado… y .., me sentí a salvo: ahora estaba en los límites de otra casa: miré hacia la puerta de la casa: vi una figura: una gran cabra hecha de barro… ¡No sólo me había salvado sino que había conseguido llegar hasta la panadería!

Toqué el timbre, salió el panadero: sí que tenía cara de loco:

—¿QUÉ QUIERES? —preguntó con mala leche.

—Una barra de pan. —contesté.

—¿A ESTA HORA?

—Disculpe. Es que mi esposa, de improvisto, hizo una tortilla de patatas y…

—¡A mí qué carajo me importa que tú tengas esposa!

El señor me trajo la barra de pan. Me la entregó en la mano, sin bolsa ni nada.

Es un euro —me dijo.

Le di un euro, las gracias y la espalda: debía de regresar por otro camino, debía de evitar pasar por delante de la casa de la loca con los perros. El panadero posó su mano sobre mi hombro:

—¿Sí? —pregunté, volviéndome, extrañado.

—Que es un euro.

—Ya. Se lo acabo de dar.

—Tú no me has dado nada. Que es un euro.

—Pero si se lo acabo de dar.

—¿Tú te crees que vas a venir a mi casa en la noche a robarme una barra de pan y a reírte de mí en mi puta cara? Dame el puto euro o devuélveme el pan.

—No. La necesito —dije con gran determinación—. Mi esposa quiere comerse la tortilla con pan.

Me soltó un puñetazo: conseguí esquivarlo. Salí corriendo. Mire para atrás: el panadero me perseguía con un cuchillo. Corrí como nunca, pradera abajo: comencé a escuchar los ladridos: la vieja había soltado otra vez a los perros: tenía que correr aún más rápido: si no, los perros se comerían mi garganta y encima con pan.

Corrí y corrí y, cuando llegué por fin a mi casa, no lo podía creer… ¡Había escapado! ¡Nunca antes había estado tan cerca de la muerte y durante tanto tiempo!

Cerré la verja de casa… salvado… recordé el Runstatic: por pura rutina lo había puesto al salir de casa: miré las estadísticas de mi aventura: me puse a llorar: había gastado más de 4.000 calorías y… ¡En menos de una hora!

Entre en casa, llorando de emoción, Svieta no entendía por qué. Yo sólo acerté a decir:

Mañana, cariño, voy a comprar el pan otra vez.

tortilla-de-patata-672x372

——

Nota 1.- Te voy a pedir un GRAN favor… ayuda a mi esposa a ganar este concurso. Vótale en la categoría de “Mejor Blog Gastronómico”. Pincha aquí ¡Gracias!

Nota 2.- Y… ¡No olvides que necesito un último empujón!

¿Un último empujón a “El peor amigo del mundo”?

Acabo de terminar de grabar este spot para mi nuevo libro: “El peor amigo del mundo”. Yo no tengo esta voz de gilipollas (tengo otra). Pero siempre que hago un vídeo me sale poner esta voz:

¿De qué va “El peor amigo del mundo”?

Casi todos tenemos traumas. Escribiendo esta novela de 250 páginas me he enfrentado al peor horror de mi vida, a mi peor enemigo y lo he vomitado para tratar de curarme. En ella cuento mi infancia, la muerte de mi madre, mi primer amor, mi primera mamada y las dementes razones por las que me convertí en escritor. El libro comienza muy triste, luego se pone divertido e intrigante. Prometo que te reirás a carcajadas más de diez veces.

Puedes leer los dos primeros capítulos pinchando aquí:

Te necesito para terminar “El peor amigo del mundo”. Necesito un último empujón=ventas. Ya sabes que sólo vivo de las ventas de mis libros, que me he recluido en una casa en la montaña, concentrado en escribir, en conseguirlo. Pero, incluso aquí, y a pesar de la humildad que me rodeo hasta que me convierta en EL MEJOR ESCRITOR DE TODOS LOS TIEMPOS Y VIVA EN UN CASTILLO LLENO DE SIRVIENTAS DESNUDAS Y MONTAÑAS DE COCAÍNA POR LOS PASILLOS tengo que enfrentarme a algunos gastos cada mes.

Esto es lo que te pido, si eres tan amable:

1.-Compra el libro en preventa hoy o antes del día 29 de octubre. Utiliza este botón de Paypal o escríbeme a ezcritor@gmail.com y te paso el número de cuenta.

elpeor-209-1





Esto es lo que te ofrezco:

1.-Te mandaré la primera edición de “El peor amigo del mundo” en cuanto salga de imprenta. 250 páginas. Mando el libro a imprenta el día 29 de octubre. De la primera edición sólo saldrán 150 ejemplares (las siguientes ediciones tendrán otra portada diferente o quizá no salgan: el libro me ha quedado tan bien que estoy pensando en enviarlo a un concurso que se falla en febrero y si gana lo sacará una editorial potente o, si pierde, no sacaré la segunda edición hasta el día del fallo del concurso: en febrero).

2.-Tu nombre saldrá en la lista de mecenas del libro, en la página de “Agradecimientos”. Por ahora estos son los mecenas de este libro. Estoy incluyendo a los lectores que me están comprando el libro estos días. Porque necesito un último empujón (y para que sepan que su compra se ha efectuado). Si tu nombre no aparece en la lista tal como deseas (o no deseas aparecer como mecenas dentro del libro) escríbeme un email a ezcritor@gmail.com y lo arreglo como desees.

Estas son las personas que han ayudado a que “El peor amigo del mundo” nazca, comprándolo en preventa. GRACIAS:

Nota.- Lista eliminada. El libro ya ha sido enviado a imprenta. Se elimina la lista para que los nombres no vaguen por el Google eternamente ya que muchos de los mecenas desean permanecer anónimos en internet.

ayudameaconseguirlo

“El peor amigo del mundo” es el CUARTO libro que escribo protagonizado por Sigmundo, mi alter ego. Es el cuarto, pero es el primero de la saga en la cronología, pues en “El peor amigo del mundo”, Sig es un niño. Aquí tienes tres adelantos de las primeras páginas de los otros libros:

Diarios secretos de sexo y libertad – 690 páginas:

20 Polvos – 344 páginas:

El comedor de coños – 410 páginas:

Recuerda que todos mis libros están disponibles en papel desde la página principal de ezcritor.com para enviarlos ahora mismo: dedicados a tu nombre personalmente por el genial autor (yo). Si vives en España te llegan en 3-4 días laborables. Si vives fuera de España de 10 a 30 días laborables. Cualquier duda escríbeme a ezcritor@gmail.com que contesto enseguida o aquí tienes mi Facebook o mi Twitter o la madre que me parió.