Así es la vida o así soy yo

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 2580

rafapalo1

Aquí estoy tirando madera, que nos ha regalado un vecino, por encima de un muro. Son todas las ramas que ha talado de sus árboles. Las he amontonado contra la pared y ahora tengo que tirarlas, una a una, por encima del muro para luego volver a agruparlas, al otro lado del muro, y ponerlas en la leñera. En la leñera me toca cortar todas estas ramas con el hacha. Esta madera es muy buena para iniciar el fuego. Es ahora, en verano, cuando hay que abrir y dejar preparada la leña para el invierno. Lógicamente, cuanto más seca esté la leña en invierno, más calor nos dará. En el invierno pasado pasamos muchísimo frío.

Hoy he vivido un acontecimiento extraordinario. Me han ofrecido un trabajo con contrato. Es el primer trabajo con contrato y continuidad que me han ofrecido en 8 años. Me he emocionado y todo. Me parece de ciencia ficción tener el mismo trabajo cada mes, cobrar seguro cada principio de mes. Recuerdo, por ejemplo, cuando trabajaba de subhumano en “El corte inglés” vendiendo libros y revistas y la indignación que tenían mis compañeros cuando en lugar del día 1 nos hacían esperar para cobrar hasta el día 5. Era como una hecatombe para ellos. Yo fingía también indignación, pero siempre me parecieron patéticos.

Hace años que me acostumbré a no saber qué día cobro. De pronto, estoy a día 12 y ya tengo el dinero del mes. Otras veces me llega un mes antes o un mes o dos más tarde. Otras, el día 7 ó el 29. He tenido épocas que en un mes me han pagado el dinero suficiente como para vivir 6 meses. Y otras, en las que he pasado miseria durante 6 meses hasta que he vuelto a empezar a cobrar, de repente. Por eso, ahora cobrar seguro entre el día 1 y el 5 me parece algo que no es de este mundo.

He dicho que sí. Es un trabajo que me gusta: maquetar un periódico. Yo solo. Me van pasando los textos por correo electrónico y yo voy maquetando cuando me apetece pero teniéndolo todo “ok” para tal día. Es un reto bonito para mí y cumple mis requisitos: poder trabajar desde el salón de mi casa con el horario que yo quiera y en calzoncillos. No creo que me quite mucho tiempo para seguir con mis libros y será una gran ayuda para cuando vengan los días de malas ventas y para seguir manteniendo a Svieta, aunque parece ser, que a ella también le va a salir algo relacionado con su blog muy pronto y ya no le va a seguir haciendo falta mi apoyo. Si no fuera por mi responsabilidad con Svieta no pillaría ningún trabajo que no fuera escribir mis novelas. Pero odio verla pasar necesidad. No soy un cerdo egoísta, me gusta verme como un adulto responsable y no fallar a nadie que dependa de mí por sus circustancias adversas (todos tenemos una época así y todos merecemos que haya alguien que nos ayude a levantarnos). Cuando estaba soltero, jamás pedí dinero a nadie (salvo el día que mi perra le dio su primer ataque epiléptico, no sé si recordáis, me afectó mucho y me tomó totalmente desprevenido). Cuando me iba mal, me comía un churro al día o gominolas y me jodía tan tranquilamente en soledad. Nunca me importaba nada de eso porque sabía que, en cualquier momento, mi suerte iba a cambiar y estaría en el VIPS comiéndome una pizza. Y así pasaba.

Los de centraldereservas.com también me han anunciado que tienen pensado seguir trabajando conmigo, al menos con un proyecto más, en julio. Para mí es un orgullo porque es una gran empresa y trabajar en el mundo de la publicidad, creando, me divierte mucho. Me escribieron y dijeron que:  “La verdad es que nos gusta mucho cómo trabajas,  tienes un potencial de trabajo y creatividad impresionante”. ¡Viva!

La realidad es que este año iba siendo el peor año de la editorial y me estaba asfixiando con las deudas. Por mucho que me duela no poder concentrarme y sacar ya los libros que tengo a punto de caramelo, me viene genial parar un poco, hacerme un colchón de dinero para poder seguir escribiendo mejor y con la cabeza más tranquila. No quiero volver a vivir nunca como estos seis primeros meses del 2015.

Ahora parece que vuelvo a tener la suerte de mi lado. De pronto, mis contactos vuelven a funcionar, vuelvo a ganar concursos (o quedarme finalista), internet vuelve a ser una herramienta efectiva para conseguir trabajos. No sé qué ha pasado de pronto: llevaba 2 años y medio trabajando con la misma intensidad y no me salía nada, todo el esfuerzo que hacía sólo me daba para sobrevivir a duras penas.

Releo este post para corregirlo un poco y me invade una sensación extraña: de derrota y de gran victoria a la vez. Supongo que así es la vida o así soy yo. Sea lo que sea que me pase, nunca estoy del todo contento y nunca me parece suficiente: siempre creo que gano y pierdo a la vez.

rafapalos2

Nota.- Para centraldereservas.com tuve que hacer tres versiones-capsulas a partir del anuncio con el que gané 3.000 euros (ya va casi por 6.000 visitas). Esta es la cápsula 1, esta la 2, esta la 3. Las tres cápsulas se van a emitir por televisión, como spots. Si de pronto estás en casa con la tele encendida y me escuchas poniendo mi voz de imbécil, no te asustes ni pienses que he ido a verte para darte una sorpresa.

9 Responses to " Así es la vida o así soy yo "

  1. juanjoconti dice:

    Me alegro mucho por vos!

  2. sireider dice:

    Es curioso EZ, pero sea por cosas del karma, la alineación de planetas o la funda de móvil rosa que lleves las rachas nos funcionan a todos así… a mi y a mucha gente que conozco nos ocurre lo mismo: pasas una temporada muy chunga que parece que todo el mundo te olvida y/o quiere putearte, de repente te llaman para una cosa buena y de golpe y porrazo empiezan a suceder otras de seguido… al principio te alegras mucho, luego lleva un momento que como no puedes atender a todo tienes que renunciar a algunas cosas por estar comprometido con otras y acabas un poco mosqueado pensando que si te hubieran ido llamando poco a poco cuando la racha mala habría sido mucho mejor…

    Lo dicho, me alegro muchísimo de que por fin se te vayan enderezando las cosas, un fuerte abrazo y mucho karma.

    • Querido amigo: así justo es como me siento ahora mismo. Desde que regresé de Madrid no duermo más que 5 horas. No quiero perder ninguna oportunidad tras dos años y medios viviendo con el agua en el cuello.
      Peor que vengan muchos clientes más que puedo con todo.
      Ya habrá tiempo para dormir o elegir trabajos en cuanto tenga el colchón económico y 0 deudas.
      Un abrazo.

  3. antonio dice:

    Mierda, me voy de vacaciones y paro de hacerte vudu y mira lo que pasa. Un mes mas con el vudu y te hubiera hundido en la miseria, joder, bueno, esperare a que estes debil para volver con el vudu, no desesperes.

    • jaaaa! yo cfeo que tu vudú me dio fuerzas! Gracias y sigue así!

      • antonio dice:

        grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

  4. Darío dice:

    ajaajajajajjajjaja entre los comentarios y las buenas noticias empiezo el dia con una sonrisa… Un abrazo Rafa!! (yo también ando de racha y despues de dos años tengo un trabajo estable, asi que pronto voy por el siguiente libro)

    • Un documento estremecedor, querido Antonio. Gracias a Dios, a mis lectores y a la autoedición las tiradas de mis libros nunca terminan así: sino agotadas. Este lunes-martes me llega la reimpresión de todos mis libros. Ya he perdido la cuenta cuantas veces los he tenido que reimprimir… y las que quedan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *