Así fue mi gripe

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 851

Los dos caímos con gripe. La gripe más larga y dura de todas las que hemos contraído.
Fueron pasando las semanas.
Nos encontrábamos cada vez más débiles. Y como ninguno de los dos tenemos familia ni amigos, no podíamos pedirle a nadie que nos hiciera una compra. Da igual. Por fortuna, una vez que mi madre muerta, desde el cielo, se enteró del problema comenzó a proveernos. Cada vez que abría la nevera y sacaba un alimento, el alimento se reponía. Cuando volvía a abrir la nevera… allí volvía a materializarse el alimento: como si no me lo hubiera comido. Cada vez que bebía un vaso de agua, el vaso se volvía a llenar. Las garrafas de agua nunca se acababan.

Quizás fueron delirios, quizás fue verdad.
Lo que me dijo una voz, durante la fiebre, es que los humanos vivimos, cada día, dos días muy diferentes. Cuando abrimos los ojos, vivimos esta vida, en la que trabajamos en cosas que no nos gustan, en la que estamos con personas que no nos tratan bien. Durante el día, soñamos despiertos: deseando que nuestra pareja fuera perfecta, que nuestro trabajo fuera diferente, que tal o cual impuesto no fuera cierto.
Y cuando cerramos los ojos volamos a nuestro paraíso: vivimos en el cielo que hemos soñado por el día: tenemos todo lo que queremos, estamos con alguien perfecto, trabajamos en las cosas que sólo nos apasionan, vivimos una vida increíble… y a la vez que disfrutamos tanto… tenemos pesadillas: temiendo que nuestra pareja perfecta dejara de amarnos y tuviéramos otra peor, que nuestro trabajo fuera diferente, que existiera tal o cual impuesto. De ese modo, cuando cerramos los ojos, en nuestro paraíso y nos dormimos, despertamos en ese otro día que nuestros temores han creado: que es terrible.

4 Responses to " Así fue mi gripe "

  1. Isa dice:

    Esta historia es BRUTAL. La he leído esta mañana y llevo todo el día dando vueltas… eres un genio.
    Un besazo!
    Isa

  2. Juan dice:

    Sera que no existen los super onlain, joder que quejicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *