El chico de abajo

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 5035

Cada año, cuando empieza San Fermín, recuerdo este email que me envío un chico en el año 2013… ¿Qué habrá sido de él?… Todas las miradas se fijan siempre en la chica de arriba: la estrella que muestra las tetas a los medios de comunicación, a los extraños, pero… ¿y el chico de abajo?. Sí, ese que las soporta sobre sus hombros… ¿Cuál es su historia?

“Querido Rafa:

Te escribo para contarte una cosa que me pasó en los sanfermines de este año. No creo que me lo puedas explicar.

Los medios de comunicación no paran de hablar sobre los toqueteos a las tetas de las chicas, pero nadie habla ni siente curiosidad por el chico que está debajo de esas chicas. Sin nosotros ellas no podrían sentirse reinas enseñándoles las tetas a todo el mundo. Sin nosotros ellas no podrían salir en las portadas de los periódicos. ¿Quienes somos? Este año, en mi primer viaje a las divertidísimas fiestas de San Fermín, he podido fijarme en esos chicos. Son todos como yo. Chicos que hemos ocultado, bajo el disfraz de la amistad, nuestro amor hacia esas chicas. Las subimos a nuestros hombros: son las chicas de nuestros sueños. Chicos que hemos soportado meses y meses de relación esperando que esas chicas, un soñado día, nos digan:

Te quiero.

¿Y por qué no le digo yo “te quiero”? Pues porque, tras haberme hecho amigo de ella, sé cómo le gustan los hombres. No. Yo no soy un hombre como al que a ella le gusta: alto, fuerte, chulo y cabrón. Yo soy un tipo normal, ni guapo ni feo, ni tonto ni empollón. Todo me lo juego a una carta: la madurez. Un día esa chica madurará, dejará de fijarse en tíos así, buscará un buen compañero para su vida ¿no? Eso espero. Por eso sigo a su lado, día a día. Esperando ese momento.

Pero lo que te escribo es para contarte lo que me pasó ayer. Estábamos en mitad de la fiesta cuando la chica de mis sueños, mi amiga a la que le había ayudado a pagar el viaje para que fuera con sus amigas a los sanfermines (yo era el único chico de la expedición) me dijo, media borracha-alegre:

—¡Venga, súbeme!

Presentí que lo iba hacer. Me puse a temblar ante la visión, no pude negarme. Subió sus piernas sobre mis hombros, con ayuda de sus amigas pude levantarme y ponerme de pie. Ella no está gorda, pero me pesaba mucho porque yo estoy flaco y no voy al gimnasio. No podía quejarme y quedar como una maricona sin fuerzas y sobre todo… Rafa… ¡Sentí su chocho en mi nuca! ¡Tenía pegado su chocho a mi nuca! ¡Ay! ¡Cómo desee, en ese momento, tener una mano o una lengua en mi nuca! Moví un poco mi nuca para masturbar a la chica, para ver si la excitaba y me atacaba: pero estaba quedando raro moviendo la nunca para los lados, tuve que parar. La chica de mis sueños empezó a beber vino de un cartón de “Don Simón”. Se lo echaba sin control sobre su boca y casi todo el vino caía sobre mi cara, sobre mis ojos… desde su boca. Me cegaba, pero a la vez me encantaba: era como besarla… beber de sus labios.

Fue entonces cuando sucedió. La chica de mis sueños se puso a gritar para llamar la atención y se levantó la camisa. ¿Cuántas veces soñé con verle las tetas? ¿Miles? ¿Millones? ¿Trillones? Todo el mundo le estaba viendo las tetas… todo el mundo menos yo. Yo no podía vérselas porque estaba debajo de ella, sosteniéndola. La chica de mis sueños enseñando las tetas a todo el mundo y yo abajo.

san-fermin-manos

Una vez más yo era el chico que se quedaba sin disfrutar de ella. Estaba empalmado como un caballo. Su chocho en mi nuca y sus pezones en mi imaginación: al alcance de mis ojos para hacerlos realidad: para dejarlos de dibujar  con mi deseo. Entonces pasó algo peor. Todos los chicos que la rodeaban comenzaron a tocarle las tetas. Ella gritaba y reía: se dejaba excitada, agradecida. Para colmo sentí que alguien le bajaba los pantalones. La chica de mis sueños estaba en tanga sobre mí, alguien le masajeaba el culo y ella se dejaba. Yo abajo, tragando vino: aguantando el peso de la mujer de mis sueños para que la tocara todo hombre que pasara por allí, sin pedir permiso. Todas las manos eran bienvenidas y celebradas.

Rafa, no pude más. La bajé, le dije que estaba cansado (no sé si me oyó). Y cuando estuvo a mi lado, ella ya tenía la camisa bajada, aunque empapada en vino. Entonces… ¡le toqué las tetas! Pero no fuerte y a lo bestia, como los chicos de la plaza, sino con suavidad, con amor. Juro que le toqué las tetas con una sonrisa en la cara, como queriendo ser parte de la fiesta. No entiendo qué pasó. La chica de mis sueños descompuso su cara…

…me gritó, me dijo que cómo me atrevía, que era un guarro.

Le contó a sus amigas lo que había hecho. Yo le dije que le acababan de tocar las tetas centenares de personas ¿Por qué no yo? Mis manos también eran parte de la fiesta.  Me dijo que era un guarro, que eso era acoso y que ella decidía. También me dijo:

Ellos me las pueden tocar porque no los conozco.

Tuve que irme: sus amigas me miraban como si fuera un violador.
Temo el regreso al instituto. Lo que dirá de mí a nuestros compañeros de clase. A lo mejor se lo cuenta a su padre y me pega.
¿Qué hago, Rafa?”

san-fermin-sexon

Esto es lo que le contesté:

“Querido amigo: ¿has pensado en emigrar a Alemania?”

25 Responses to " El chico de abajo "

  1. Jesus dice:

    Creo que es una historia excelente (si es que es un caso de vida real) pero no se si loq ue el siente por ella es amor deverdad o solo un enamoramiento muy grandfe, lo que suele ser. Pero al final de ceuntas ella es una hija de puta como la gran mayoria, una puta de mierda y deberian matarlas a centenares paraq ue queden als mujeres que valen la pena. Me parece bien que le metiera mano, y si la ve deberia evitarla o mandarla a la mierda porque ella no se merece nada, ni que la follen, bueno, tal vez si, pero 1000 caballos y nada mas.

  2. mario a. dice:

    patético los dos…

  3. nil dice:

    Plas plas plas plas !, buenisimo 🙂

  4. El Puto Amo dice:

    jajajaja increible!

    Rafa, que le contestaste?

  5. nil dice:

    Aquí está el prototipo de mujer que llamaría violador al pobre pagafantas:

    http://www.diariosur.es/20130704/local/malaga/malaguena-presume-blog-depilarse-201307042228.html

    Rafa, en este universo de corrección infinita y feminismo estúpido, eres nuestra salvación.

  6. Qué gran gran relato.

  7. Rac dice:

    que la den x el puto culo a esa mala puta mereze ke la violen entre 84 moros x zorra , lo cojonudo ke existen tias asi pffffff…..

  8. sig dice:

    Muy Bueno Rafa. Espero algún dia tener dinero para pagar mis cuantiosas deudas (usd 50mil) y más importante: comprar todos los libros de micabezaeditorial.

  9. Valeriano dice:

    Es facil echar la culpa a las putas que se aprovechan, los pagafantas que se dejan tienen su parte de culpa también. Me pasa a mi eso y espero a que se duerma ella y las putas de sus amigas, y me piro de Pamplona con su dinero y sus móviles y les cuento alguna excusa barata por facebook para que la lean a posteriori, que tengo a alguien en el hospital, que tuve que salir a la carrera, que siento lo del robo la puerta quedaría mal cerrada y nos robaron esque tuve que salir pitando.

    Luego busco fotos y videos en los teléfonos pa pelármela bien agusto, y con el dinero me voy a algún piso de esos que todos conocemos a meterme en una cama de matrimonio con 3 o 4 putas, así termino de desfogarme.

    Dias después cuando la viera le diría que siento lo que pasó, que soy su amigo fiel para lo que necesite, y me disculparía por tener que partir tan rápido y sin avisar.

    Como dice Sun Tzu “El arte de la guerra es el arte del engaño”

  10. Alex Romero dice:

    Yo creo que a muchos de nosotros, en una u otra ocasión hemos tenido la mala suerte de vivir historias similares. Ellas tienen el control de absolutamente todo, hasta incluso las menos agraciadas tienen la sartén por el mango y nosotros, los menos agraciados o mejor dicho, feos algo graciosos, estamos ahí para consolar, poner el hombro, el bolsillo e incluso adorar a esas féminas que después nos pisotean. Por eso yo siempre he dicho que la amistad entre hombres y mujeres es muy relativa y estoy convencido de que en la mayoría de los casos, los amigos, es decir los chicos, sienten algo por esa gran amiga suya. Haz la prueba y pregúntale en confianza y entre tíos la típica pregunta, valga la redundancia de “y esa amiga tuya ¿está buena? ¿te la tirabas?” Verás como titubea, quizás se pone a la defensiva intentando dar credibilidad a su amistad ciega, pero segundos, minutos, horas o en el peor de los casos días después termina confesando. Y aunque la respete, no se entrometa o no intente buscar nada más, ahí estará esperando como ave de rapiña para cuando haya sequía. Quién sabe, quizás el próximo será el.

    La realidad absoluta no existe, quizás existan muchas relaciones de amistad entre hombres y mujeres sanas, inocuas y sin segundas miras, pero ¿está buena? ¿Te la tirarías?…

    Somos demasiado simples y ellas demasiado listas. Ojo al parche!!!

    • nil dice:

      Todos tropezamos alguna vez, solo un idiota tropieza dos veces con la misma piedra, solo un capullo integral tropieza tres veces con la misma, y los pagafantas, hacen colección de piedras.

      Que se jodan.

  11. Gloria dice:

    yo flipo… sin comentarios ezcritor. Solo diré que como mujer me he sentido insultada. ¿Te refieres que todas las mujeres que vamos a los san fermines enseñamos las tetas y somos las culpables de que nos las toquen o solo algunas mujeres en especial? Estoy alucinando

    • ¿Dónde has leído que digo que todas las chicas que váis a los sanfermines enseñáis las tetas y sois culpables de que os toquen? ¿Me lo puedes indicar, por favor? Estás alucinando de verdad.

      • Gloria dice:

        “Moví un poco mi nuca para masturbar a la chica, para ver si la excitaba y me atacaba: pero estaba quedando raro moviendo la nunca para los lados, tuve que parar.” la frase estrella

  12. Grillo dice:

    Hola ezcritor. Yo cuando conozco una chica le pregunto: chupas pollas sin condon? Otras veces me saco la chorra empalmada delante de ellas y digo que he de mear..muchas me rechazan pero un 1% me hacen mamadas en la calle y me dejan grabarlas con el movil. Es dificil que pase pero pasa. En cambio si vas en plan amigo nunca me ha pasado nada de nada

  13. Sarasate ha vuelto dice:

    El relato es brillante, pero como te suele pasar no lo va a entender mucha gente, ciertos comentarios son una muestra de ello. Yo no sé si algunos han olvidado leer o es que quizá nunca aprendieron. Internet es una enorme ventana abierta y hay muchos que no se dan cuenta del inmenso vacío que puede haber al otro lado, un vacío que te puede absorber y tragar sin que apenas te enteres. El retorno es complicado. Es mejor observar desde la ventana que traspasarla, sobre todo si no sabes si estás a ras de suelo o en la terraza del Empire Satate, si no eres capaz de identificar la irrealidad y sus significados ocultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *