El vergonzoso empleo de Javier Marías

críticas

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 5305

Permíteme, por favor, contarte un recuerdo. Yo era un estudiante. Había ganado un concurso regional con un relato. A mi profesor de filosofía le gustó bastante. Durante una clase me llamó a su mesa y me preguntó:
—¿Qué es en lo que te gustaría trabajar el día de mañana?
—Quiero ser escritor —confesé con vergüenza.
—Vas a serlo, lo veo —predijo como si me estuviera leyendo las cartas— Prométeme una cosa. Cuando lo seas nunca aceptes escribir para un periódico.
—¿Por qué? —pregunté extrañado.
—Porque si lo haces estarás obligado a escribir cuando el editor del periódico te mande. Y un escritor sólo ha de escribir cuando tenga algo valioso que comunicar.

Hoy, tras leer el ridículo artículo de Javier Marías, me vino a la cabeza ese recuerdo. Imaginé a Javier Marías, pobre hombre, que dejó de ser noticia hace mucho para convertirse en persona que opina sobre las noticias, diciendo en batín:

—¿Ya es viernes? ¡Mierda! Tengo que escribir algo para mi columna en El País Semanal. Algo que la gente retuiteé. No quiero quedarme sin cheque a final de mes y sin el prestigio y amiguismo que da escribir allí… ¡Hasta me dan premios!

Y a Marías, ese pobre hombre, no se le ocurrió otra cosa que —entre divagaciones de señor mayor refunfuñón de periódico enrollado en la mano que baja al parque para darle golpes a todos los niños que se porten mal—, meterse contra el cine español y contra Gloria Fuertes entre otro montón de paranoias propias del abuelo que ya está gugú.

Sobre el cine español no me voy a extender. Basta ver pelis como la reciente “El guardián invisible” o “El desconocido” (2014) para ver que el cine español, malo, malo, no es. Quizás tan bueno como cualquier otro cine. Quizás lo que falte en España es dinero y distribución global para hacer películas, no talento. Estoy harto de la gente que se mete con las cosas que se hacen en España. Somos un gran país (a pesar de Rajoy).

Pero sobre Gloria Fuertes, sí que me voy a extender. Es inevitable. Cito de su basura de artículo:

“Francamente, me resulta imposible suscribir que Gloria Fuertes fuese una grandísima poeta a la que debemos tomar muy en serio”.

Hay varios tipos de escritores en el mundo. En España hay un tipo único, “los carcas”, al que pertenece Marías. Hay un chiste del gran Alberto Montt que los retrata a la perfección:

Los carcas defienden a muerte un solo tipo de literatura. La aburrida. Esa que está matemáticamente construida con una gramática para quitarse el sombrero pero que, a la vez, es recetada en las consultas médicas como alternativa natural a problemas de insomnio. Una literatura sin una sola falta de ortografía y sin nada dentro sobre temas trascendentales que sólo les importa a ellos que están muy lejos de lo que la gente llama “vida real”. Estos escritores carcas, como no pueden vivir de la aburrida basura que escriben, comienzan a vivir de los cheques de los periódicos. Y cuando sacan una nueva novela, estos periódicos que los mantienen, los publicitan, los premian, en un brillante ejercicio autofelativo que sólo disfrutan ellos mismos… olvidando al pobre lector que, engañado, compró su novela esperando disfrutar también de los fuegos artificiales aunque sólo encontró hastío. Lo peor sucede luego: un montón de aspirantes a escritores creen que esta literatura es buena, porque la ven en la portada del periódico que lee papá… comienzan a nacer imitadores del escritor aburrido, que defienden a capa y espada el humo de la nada y jamás consiguen vivir de escribir por haber confíado en un ídolo de pies de barro.

Por fortuna, hay otros escritores. En ese grupo está Gloria Fuertes. Estos escritores no son capaces de escribir ladrillos. Escriben textos que llegan al corazón de los lectores. Da igual que no tengas estudios universitarios de filología hispánica (o que los tengas). A estos escritores se les entiende sin obstáculos. Son escritores que consiguen derribar las paredes de la literatura y abrazan al lector que, con una sonrisita enamorada, dice:

—“Esto lo he pensado yo. Esto es verdad. Sé de lo que está hablando exactamente. Esto es precioso. Necesitaba leer algo así”.

Los lectores nunca olvidan a estos escritores. Aunque mueran. Una vez que los lees, los amas para siempre. Tanto se les ama que, cuando un escritor carca como Javier Marías, que ya no sirve para nada salvo para trabajar de vulgar cazaclicks de El País, patalea contra una escritora de verdad, el pueblo, los que amamos a Gloria Fuertes, saltamos a la yugular del envidioso escritor podrido. Y no defendemos a Gloria Fuertes porque sea mujer (como cree el conspiranóico Marías) sino porque sus textos nos han hecho reír, llorar, enternecernos. No como los de Marías.

Estaría bien que, a los escritores carcas, cobracheques, chupa-pollas-de-grupos-editoriales comenzaran a respetar, al menos, a los escritores que se han ganado, con su trabajo y limpiamente, el reconocimiento de millones de lectores.

Sin premios ni amiguismos.

33 Responses to " El vergonzoso empleo de Javier Marías "

  1. Deleon dice:

    Estos escritores algún día fueron alguien y debe ser muy duro desaparecer, poco a poco, aplastados bajo la propia pobreza creativa. Con tiempo suficiente se buscan salidas profesionales que consisten en cobrarse favores y aguantar las críticas mientras llegue puntualmente el maldito cheque.
    No los odiemos por ello, simplemente aprendamos para no tener que errar de la misma forma. Hay que comer todos los días. Buen verano a todos tus lectores y a ti.

  2. sinuhe dice:

    Sublime, como siempre. Eres un espectáculo.

  3. EMILIO dice:

    totalmente de acuerdo con usted, SEÑOR.

  4. Apasionada dice:

    Chapó! Me encsnta Gloris Fuertes, su lectura me trajo una niñez maravillosa de sueños y aventuras increibles. Junto a Delibes, hicieron que apagara la tele y me pusiera a leer, por lo que les estaré siempre agradecida

  5. Anna L.S. dice:

    Nada nuevo bajo el sol, hay tantos ejemplos de muggles vs personas mágicas y trabajos también mágicos, que realmente valgan la pena…

    Es lo que ocurrió tras las dos guerra mundiales, la ética hubo de rescatarse del fondo de un pozo cenagoso, y aun hoy sigue llena de mierda, sin brillar lo necesario para hacer la diferencia, para conseguir que la justicia, la verdad se abra camino… una pestilencia que sigue anidando en el corazón del ser humano (ese mono de culo sucio que somos, con nuestras miserias, pese a que algunos no quieran verlo), eso que para muchos sirve para latir, no para sentir.

    La literatura es un test único para ello, porque cuando leemos abrimos nuestra mente y nuestro corazón si somos lectores apasionados, al margen de lo que nos vaya a contar el escritor. Sea filosofía o sean cuentos para niños, tanto se da. A mí, personalmente, lo que no me emociona no me vale, y para eso necesito empatía a raudales. Inteligencia, en suma, pues la generosidad es la cima de la inteligencia. De otro modo, mejor usar el libro como papel del WC.

    Como decía Kant, no vemos la vida como es, sino como somos. Cuando alguien rezuma frialdad y falta de empatía (psicopatía) es lo que se transmite. Es tan fácil identificar esa ampulosidad vacua que en realidad esconde un egoísmo pestilente… A las tres líneas, el olor es insoportable, y solo resta hacer lo correspondiente: libro cerrado, libro tirado, libro quemado o pisoteado.

    Gloria Fuertes puede o no llegarte al corazón, en definitiva, pero no deja de destilar una ternura de niña que no tiene precio. Del mismo modo que, en el extremo opuesto, existen personas que confunden valor y precio. El tipo que mencionas podría ser un ejemplo, y en este caso hay que ser irreverentes, hacer trabajar nuestra mejor arma: el espíritu crítico.

    Gloria Fuertes, como tantos escritores, atesora esa llama de humanidad que nos hace ser mejores personas, que calienta nuestra alma, que nos devuelve la fe en la humanidad cuando todo parecía estar perdido. Hay tantos ejemplos: Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Rafael Alberti, García Lorca… Todos ellos comparten ese valor humano que trasciende la literatura o, si se quiere, que es cosa distinta.

    Por contra, escritores desligados de esa necesaria empatía no solo para la literatura, sino para la vida, por otro lado, son un grano en el culo de la humanidad, con tendencia a convertirse en un cáncer, porque la cultura que merece ser aprendida, vivida, digerida, cuidada y amada es otra cosa. Eso es lo que realmente hay que tomar en serio. La seriedad es un término muy serio, pero sobre todo nadie puede decirme qué debo o no tomarme en serio…

    A ese tipo de escritores que andan haciéndolo, es mejor ningunearlos, la vida es demasiado corta y valiosa para dedicarles ni un minuto. La mejor vacuna contra ellos no es otra que la cultura, idealmente eso que tan de moda está ahora: aprender sin parar, para luego eternamente desaprender… Y es que dos y dos no siempre son cuatro, afortunadamente, se pongan como se pongan algunos. ¡Ezcritor, no pierdas el tiempo defendiendo a Gloria Fuertes de personajes como esos! Hay estrellas que brillan con luz propia, y que lo hacen con más fuerza cada vez, especialmente en las noches más cerradas…

    La diferencia entre ella y literatos del sistema, papagayos de salón, a fin de cuentas, es abismal. Darles importancia es concedérsela, y yo no estoy dispuesta a ello. El debate es innecesario y absurdo. A diferencia de aquellos, Gloria Fuertes nos abrió su corazón, y lo cierto es que era muy hermoso. Y si no me lo pareciese, también seguiría siendo una literatura digna de todo el respeto del mundo. No concedérselo solo habla de quien abre el pico. Ya lo decía Kant… quizá su imposibilidad para sentir, su sentimiento de inferioridad es lo que se esconde detrás de este ataque a algo que le da miedo… ¿quizá teme sentir? ¿quizá ataca al débil, a la presa fácil? De nuevo, volvemos a Kant, y es que uno en realidad habla de sí mismo. En este caso, hacerlo apesta.

    • Sherlock dice:

      Dios santo anna s.l, te habrás quedado a gusto. Infumable, cariño.

      • Anna L.S. dice:

        Solo es cuestión de encontrar interlocutores válidos, si no lo eres, no fumes.

        • sinuhe dice:

          Yo no fumo. Tu seguro que fumas caballo cuando escribes, verdad???
          Gloria fuertes a la altura de marquez, cortazar…
          Has leído muy poco, y lo poco q lees no lo entiendes.
          Te crees q compartir frases célebres por wasap o facebook te da la Facultad de opinar como si hubieses leído toda la obra…
          Ana, deja de fumar y de escribir. Todos te lo agradeceremos.

          • Paula dice:

            Ana.
            Fuma todo lo que te de la gana y escribe todo lo que te de la gana.
            Y le a Gloria Fuertes…
            También puedes leer a los guardianes de la estética si quieres, pero a esos sólo de reojo.

          • Anna L.S. dice:

            Qué maleducado eres, vas de sobrado y eres un pobre analfabeto. Aprende a leer, no comparo a Gloria Fuertes con ellos como escritores, sino como personas con una humanidad que me gusta. Seguiré escribiendo por siempre. A paseo, cariño.

          • Anna L.S. dice:

            Gracias Paula, of course : )

          • Anna L.S. dice:

            ¿De qué hablas Sinhue? ¿Acaso me conoces? Precisamente he mencionado a Cortázar y a García Márquez porque como escritores los conozco en profundidad. Gente como tú está mejor callada, por cierto vuelvo a comentar porque acabo de encontrarme una palabra en el suelo, pisoteada y violada brutalmente por ti. Es la palabra “RESPETO”. Ya quisieras tú escribir la mitad de la mitad de bien que yo. Que tengas un buen día, cariño.

  6. David dice:

    Suelo estar de acuerdo contigo pero esta vez no. A mi me gusta Gloria Fuertes, me amenizo mi infancia y ella en lo personal me caía bien. Pero no es una gran poetisa (a mi gusto por supuesto). Pero la tesis que defiende Javier Marías tiene más calado que Gloria Fuertes en si. Lo que resumido viene a decir, es que la tesis de que las mujeres han sido ninguneadas de la literatura por el mero hecho de ser mujeres y que las mujeres que han escrito son geniales (que es el reverso de esa tesis) es tan falsa como decir que los gordos o los altos son mejores o peores escritores. Y ahí es donde sale el nombre de Gloria Fuertes (a la que respeta pero no le parece “genial”). Y el cita a otras autoras mejores en su opinión. Yo con la tesis de fondo coincido. De unos años para acá una parte del movimiento feminista en su empoderamiento de la mujer hay una parte de re escritura de la historia. Por ejemplo, se habla de científicas ninguneada (y ojo que ha pasado, pero no es lo habitual). El ultimo casi fue poco menos que clasificar de geniales o “matemáticas avanzadas” a mujeres que hacía de calculadora en el proyecto Manhattan. Fueron importantes, poro no al nivel de los científicos (hombres en ese caso) que lo impulsaron.

    Por ultimo, creo que los apelativos de carca, viejuno… volviendo a lo que he puesto antes. Por mucho que le descalifiques no vas a conseguir que sea peor escritor de lo que ya es. Igual que si lo elogias tampoco lo mejoras. Hay el talento que hay (nos caiga peor o mejor). Lo mismo por supuesto se aplica a ti. Puedes caer bien, mal o regular, pero tu literatura tiene tu talento (y eso no te lo dan ni tequitan ni los like, ni los aplausos o abucheos).

  7. Javier dice:

    Excepcional escrito, a mi también me subió la bilis al leer el esputo de Marías: http://paywake.blogspot.com.es/2017/06/gloria-fuertes-no-es-mediocre-vosotros.html

  8. porco dice:

    Pero si tu has sido columnista! Si tu te has vendido como el! Ahora no lo haces pero tuviste que pasar por el aro como todos!

    • Mientras escribía este post pensé si incluir la aclaración que ahora te voy a dar. Si no lo hice en el post fue porque quería que girara sobre Marías y Fuertes, no sobre mí.
      Fui un feliz columnista en 20 minutos en el principio de mi carrera de escritor. Me lo pasé de fábula y fue una experiencia maravillosa. Por aquel entonces no tenía proyectos de libros, así que simplemente me divertía escribiendo. No me vendía, más bien me regalaba. Tenía que actualizar 5 días a la semana, por contrato, y actualizaba de 7 a 10 veces por semana. Esa época la utilicé para soltarme, darme a conocer y conocer mucha gente. No escribía críticas cada día, sino cuentos, vivencias, etc. Llegó un momento que dije basta, porque ya no me divertía y dejé ese trabajo, dejando bocabierto a todo el mundo pues muchos matarían por un trabajo así. Pero el cuerpo me pedía nuevas aventuras, no acomodarme y volé.
      No me fue nada mal.
      Creo que lo de “venderse” es una chorrada. Un escritor tiene que vivir de sus libros si quiere mirarse al espejo, sin verguenza, cada día. Está bien, de vez en cuando, publicar algo en un periódico: una opinión, un relato, una crítica… o dar conferencias, recibir premios, etc. Pero eso de opinar por obligación y, para colmo, ninguneando a una gran artista me parece de arrastrado o de periodista cazaclicks.

  9. sinuhe dice:

    3680 personas hemos leído este post… excelente!!!

  10. sinuhe dice:

    Ya somos 4386!!!!!!!!!!!! Y subiendo!!!!!!!!
    Rafa te quiero

  11. Anna L.S. dice:

    Hola Ezcritor,
    Este comentario no es para que lo publiques, es para comentarte lo siguiente:
    He recibido un comentario muy ofensivo que me parece fuera de lugar, creo que no deberías haberlo aprobado. No creo haber dado pie a ello, ni de lejos. Es el de sinhue, y visto lo visto, si no tomas cartas en el asunto yo no me paso por este blog más. Me parece gratuita la agresividad de esta persona contra mí. He contestado con un par de comentarios a sus palabras pero una vez hecho casi me arrepiento porque no merece que le responda una persona tan poco respetuosa. Si no vas a censurar su comentario, te pido que elimines los míos en este post. Me parece increíble que permitas que se hable así a nadie en tu blog. Un saludo.

    • Hola, Ana. Yo opino igual que tú. Iba a buscar el comentario que me dices, pero veo que tú ya le has contestado, también con insultos. Cada cual puede dejar de pasarse por este blog cuando le apetezca. Un saludo.

      • sinuhe dice:

        Anna, cariño, peeeeeerdoname, peeeeeerdoname, si hay algo que quiero eres tú, peeeeeerdoname y no busques un motivo y un porqué, solamente yo me equivoqué, peeeeeerdoname.
        Anna un saludo afectuoso.
        Rafa, gracias por tu ecuanimidad.
        Te voy a comprar tu último éxito, hombre, por buen tipo
        Los otros ya los tengo en
        Se nota q anoche tuve sexo, me he levantado contento

      • Ana L. G. dice:

        Perdona escritor, no opinas igual que yo porque aprobaste su comentario cuando era un comentario agresivo. Te he pedido que elimines mis comentarios, y sigo haciéndolo. Por favor, elimina mis comentarios. Si no lo haces porque consideras que he insultado, cuando el que ha empezado faltando es el otro usuario, tu reacción es algo así como un castigo, cosa que me parece bochornosa. En este punto, creo que también te interesa a ti borrar mis comentarios, porque tu reacción es vergonzosa, tanto que criticas a otros, como a Javier Marías.

        Por otro lado, el comentario anterior no era para publicar, está especificado bien clarito al principio, y aun así lo has hecho. Te retratas tu mismo con ello.

        Y un pequeño apunte. Recuerdo que en facebook metiste la pata insultando gravemente al representante de Eurovisión, y ante las críticas hiciste algo muy cobarde: borraste tu publicación en la red, en lugar de pedir perdón. Ahí sí que borras incluso insultando, y de un modo mucho más feo que yo, además de hacerlo por iniciativa propia. Vaya, la ley del embudo…

        Por supuesto, quien quiere se pasa por el blog, faltaría más. No vuelvo por aquí, chaval, que te vaya bonito.

  12. Alacontra dice:

    Pues no veas cómo está el mundo. Un escritor dice que no le gusta Gloria Fuertes o cualquier escritora y defiende las suyas y se convierte en machista, bestia parda y no sé cuantas cosas más. Está claro que el feminismo está derivando en doctrina fundamentalista pues no acepta críticas. Si dices algo en contra ya eres tachado automáticamente de machista. A mí me parece mejor escritor Javier Marías que Gloria Fuertes y no por eso me pongo como una moto por que os guste la tal Gloria(la mayoría no habéis leído ni al uno ni a la otra así que dejad de hacer el borrego que se os ve el plumero gregario). Y a ti escritor, quién te ha visto y quién te lee. Linchando a un escritor que sólo opina y argumenta.

    • Quim dice:

      Totalmente de acuerdo Alacontra. Creo que Javier Marías, cuya literatura me parece rematadamente plomiza (jamás me he podido acabar ninguno de sus libros), lo ha argumentado con el mayor de los respetos. Otra cosa es que, su postureo literario nos resulte pedante y endiosado hasta la náusea. En la antítesis de lo que era Glória, vaya. A mi la poesía de la Fuertes siempre me pareció tan entrañable como cansina y, perdón, algo tontaca(naïf para los entendidos)pero, ya sabemos que, para gustos….

  13. Ana L. G. dice:

    Rectifico el apunte, he comprobado que no borraste tu vergonzoso comentario en facebook diciendo gratuitamente que el representante de Eurovisión tenía cara de violador, etc. No sé si no es peor no haberlo borrado, porque eso significa que no te arrepientes de haberlo hecho. Tremendo. Y repito, no me parece de recibo que uno tenga que aguantar que lo insulten sin necesidad, como me ha pasado a mí en tu blog porque tú lo has permitido. Podrías haber borrado el comentario y no lo has hecho, y es más, ahora sigues sin hacerlo diciendo que yo también lo hago con mi respuesta. Huelga decir que no es comparable mi reacción con la del sujeto que me insulta, aunque viendo qué comentarios te gastas tú con gente que ni conoces, insultándolos sin problemas porque tú lo vales, no sé de qué me extraño. En mi caso, el insulto es una manera de defenderme mínimamente. Y a mi juicio es más que necesario para salvar mi dignidad. Pero esa es una opinión y lo importante es que quiero que borres mis comentarios y no lo haces porque no te da la gana. En realidad, entiendo que te mola la gente agresiva. Adelante pues, rodéate de ellos y verás que bien… Y es todo por mi parte, no pierdo ni un segundo más en este blog, donde pueden atracarte a mano armada sin que su dueño haga nada. Luego te dirá que si has intentado defenderte la culpa es tuya porque patatín y patatán. Por cierto, la vulgaridad vende, pero eso no significa que seas buen escritor. Hasta nunca!

  14. Diegols dice:

    Hola Rafa. Una pregunta…
    Cuando hablas de cine español, citas “El desconocido” y “El guardian invisible”.
    Por qué esas dos pelis??
    Me extraña un poco…
    Estan bien para pasar el rato pero españolas ultimamente las hemos visto mucho mejores.

  15. Maromo dice:

    Ole tus cojones, más verdad que un santo. Javier Marías hace tiempo que vive de la polémica, más muerto que vivo, al borde de la momificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *