Explosiones

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 2640

Era de noche. Estaba escribiendo cuando la puerta que da a la terraza se sacudió violentamente. Alguien estaba intentando entrar en casa, pensé, alguien trataba de echar la puerta abajo.
—Ya está, Rafa —me dije— Ha llegado el día en que demuestres de lo que estás hecho.
Tomé mi navaja, fui hasta la puerta. No soy un tipo violento, creo que no me defendería si alguien me atacara. Pero sé que por defender a mi esposa mataría sin dudar. Comprobé que la puerta estaba bien cerrada, encendí las luces de fuera. No había nadie. Salvo la noche.
Abrí la puerta, miré.
Nada.
Mi esposa se levantó de la cama. El ruido la había despertado. Ella se acuesta mucho más temprano que yo. A mí me gusta escribir hasta bien entrada la madrugada.
—¿Todo bien por aquí? —me preguntó soñolienta.
—Parece que sí.
—¿Qué fue eso?
—Ni idea. Vuelve a la cama, no te preocupes.
Ella regresó al dormitorio, yo me senté frente el ordenador: me metí en las noticias. El gran titular era 1-0 para el Real Madrid.
—Ahhhh —razoné equivocadamente— El Madrid metió gol y alguien hizo la gracia de tirar un volador y caería en la terraza. O sería muy grande…
Yo que sé. Me tranquilicé con eso y seguí trabajando: incansable hacia mi objetivo.

Al día siguiente, por la tarde ni nos acordábamos de la misteriosa sacudida de anoche. Hasta que ocurrió otra vez. El segundo. Toda la casa tembló. Mi esposa y yo nos miramos preocupados. ¿Qué estaba pasando? Hice una ronda de reconocimiento por fuera de la casa ¿Y si la bomba de la piscina explotó? No. Subí al tejado ¿Y si el motor de agua de la casa explotó? No. Todo estaba en su sitio, funcionando perfectamente.
Desde el tejado escuché ruidos. Martillazos. Alguien estaba trabajando cerca. Quizás era gente del ayuntamiento, arreglando algo a pocos metros. Me puse las deportivas, una camiseta, dejé mis zapatillas y salí de casa, a ver si alguien me explicaba que estaba pasando, por qué nuestra casa temblaba.
En la casa de al lado había un señor mayor golpeando algo con un martillo. No me fijé que era lo que golpeaba:
—Hola, soy su vecino, mucho gusto —le saludé.
—Yo no soy su vecino. Soy un trabajador que han contratado.
—Ah. Es que tengo una pregunta. ¿Usted ha sentido las explosiones?
—Claro… ¿no te has enterado? Aquí al lado ha muerto gente.
—¿Cómo?
Me explicó que una casa cercana, desde hacía tiempo, había sido “okupada” por extranjeros. Se piensa que habían creado un laboratorio de drogas ahí dentro, con gran cantidad de bombonas de gas que explotaron anoche de pronto, provocando la muerte de dos personas. La casa okupa se derrumbó.
—¿Y la segunda explosión?
—En el mismo lugar. Parece que quedó gas acumulado. Esta vez no han habido víctimas mortales, sólo heridos: policías y los trabajadores que estaban investigando el lugar.
—Terrible.
Llevaba mi iPhone en mi mano. Pensé ir para sacar una foto para subirla a las redes sociales. Luego pensé que no era inteligente ir a sacar fotos a un lugar donde sucedían explosiones cuando nadie las esperaba.
—No hay dos, sin tres —pensé— Y tengo tantas metas a las que llegar.
Me volví a casa. Busqué info de lo que pasó.
Aquí el link a la noticia.
Y al poco, en las Ramblas de Barcelona pasó algo peor: 13 muertos, un centenar de heridos. Un atentado terrorista. Las víctimas son como tú y como yo, gente que paseaba sin saber que acudían puntuales a su cita con la muerte. Paseaban sin saber que esperaban turno para que una furgoneta les atropellara. Al verdugo no le importaba que todas esas personas tuvieran planes o no para mañana.

Termino de leer las noticias y veo al Dr. Amor, que me mira, como preguntándome:

 

—Humanos… ¿Por qué os comportáis así?

Actualización 1:55.- Leo en elpais.com que las explosiones que sucedieron cerca de mi casa están relacionadas con el atentado que hubo hoy en Las Ramblas. Ahora se cree que esas bombonas de gas iban a ir dentro de la furgoneta, que lo del laboratorio de drogas no es cierto.

5 Responses to " Explosiones "

  1. Ninett dice:

    Sabio Dr. Amor…. Gracias a Dios vosotros estáis bien.

  2. Juan dice:

    Coño, pero no ha sido tu casa la que ha explotado??? Joder, ya me habia hecho ilusiones, mierda.

  3. CARLOS dice:

    Ese gato ha caído en la humanofobia. Esos humanos terroristas no nos representan. Lo voy a denunciar por delito de odio.

  4. Mario dice:

    Me alegro que estéis bien. Cuando supe el nombre del pueblo en donde explotaron las bombas, me preocupé por vosotros. Ahora, que sé que pasó tan cerca de vuestra casa, veo que la preocupación era real. Menos mal que ha sido un susto, cercano, pero un susto grande.
    Ya lo de Barcelona, no tiene nombre.

  5. Humberto dice:

    Hijo de putaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *