IMPOTENTE

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 2093

Hace un par de noches, en la cama tratando de dormir, me dió un ataque de ansiedad o depresión. No sé bien el qué. Pero fue algo muy chungo que por fortuna sólo duró unos segundos. Le pedí a mi esposa que me abrazara y se me pasó enseguida. Si ese ataque hubiera durado más tiempo creo que me hubiera puesto a gritar como un loco o suicidado. Es la primera vez que me pasa en la vida. Ahora entiendo que les pasa a esas pobres personas que se suicidan a causa de una enfermedad mental. Yo soy un tipo alegre, optimista. Me preocupé mucho.

—Analiza porqué te ha pasado —me pide mi esposa.

Analizo. Llevo 3 años y pico escribiendo “Prostituto de extraterrestres”. Me costó un huevo concebirlo, sacarlo. Y ahora que está en la imprenta… ¡No me lo mandan! “Prostituto…” es una bomba. ¡Les destrozó las máquinas de la imprenta! Las están arreglando. Me dijeron que me lo mandarían el lunes. Esperé al lunes. No fue así. Les escribí y me dijero que las máquinas seguían rotas. Que no me lo podrían mandar hasta que se arreglara: el martes, miércoles, jueves… o viernes… los 200 mecenas escribiéndome, preguntándome. Yo temiendo que crean que soy un loco, un estafador: que no he escrito nunca “Prostituto de extraterrestres”.

—Paciencia —me dije— Trabaja en otra cosa. La vida es así.

Me puse a componer el libro “Cómo sobreviví a Asturias”. Iba a ser una cosa fácil de ir sumando posts de mi época asturiana. Pero mi espíritu perfeccionista me lo impidió:

—Es un gran material —me dije cuando lo vi todo reunido— Puedo meter unos capítulos aquí y allá y va a quedar de la hostia. También podría mejorar cada post, darles más profundidad…

Así que me puse a trabajar día y noche. Da igual que sólo hace unos días hubiera terminado “Prostituto de extraterrestres”. Ni descanso ni leches. Ahí estaba yo terminando otro, trabajando 18 horas seguidas. Cuando lo fui a subir al iStore de Apple veo que antes hay que hacer un montón de cosas, que el proceso de autenticación y no sé qué hostias tarda unas semanas… ¡Mierda! ¡No paro de trabajar como un loco y no consigo que nada salga a la luz!

 —Bueno —me dijo— Pues a otro proyecto mientras los de Apple hacen su trabajo.

Hago un vídeo para un “Curso de literatura” para el YouTube del que llevamos mi esposa y yo hablando mucho tiempo. Me pegué otras 18 horas seguidas para escribir, grabar, editar y subir ese vídeo de menos de 2 minutos. Grabé un montón de material que al final no puse para no parecer un pesado ¡Jaaa! Lo subo a YouTube y veo que aún no me han aprobado la cuenta AdSense para monetizar los vídeos ¡Lo pedí hace una semana!… ¡Lo mismo! ¡Días para que la activen! ¡Mierda! ¡Me voy a al cama!

Fue entonces cuando me dio el breve ataque de ansiedad. ¿El mundo va demasiado lento y yo voy demasiado deprisa? ¿Me muevo a la velocidad de Flash en un mundo en el que la mayoría de las personas se mueven a paso de tortuga? ¡Hasta las máquinas de los EE.UU van lentas!

Por fortuna, ya todo empieza a salir. “Prostituto de extraterrestres” de la imprenta ¡Por fín! Hace una hora recibí este email.

Ahora a esperar que el camión de transporte no se estropee o se incendie en llamas. No sé si los 500 ejemplares me llegaran mañana viernes (mejor no me hago ilusiones) o el lunes. Ojalá me llegarán el viernes para hacer todos los envíos de los mecenas durante el fin de semana. Por otro lado los del YouTube me activaron la cuenta anoche y ya subí el primer vídeo del curso de literatura. En ese vídeo dije que cuando tuviera 100 subscriptores haría el segundo vídeo y esta mañana me he levantado con casi 80 subscriptores, así que esta tarde la pasaré haciendo el nuevo vídeo para no faltar a mi palabra a esas personas que, como yo, se subscriben a la velocidad de Flash. GRACIAS.

 

One Response to " IMPOTENTE "

  1. Inma dice:

    ¡¡¡Ánimo, ánimo, ánimoooo, Rafa!!! Tómate un par de días de relax total y aprovechad el buen tiempo para hacer alguna excursión. Y ya a tope otra vez. Para darlo todo hay que cuidarse también a uno mismo y darse todo a veces es lo que más cuesta si nos dejamos para lo último.
    Los mecenas sabemos esperar, todo va a salir bien.
    Besazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *