La teletransportación en el año 2048

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 704

Hola Rafa. Soy un lector tuyo. Te escribo desde el año 2048.

Desde que se descubrió la teletransportación el mundo ha cambiado bastante.

Los coches, las aviones, los trenes, han dejado de ser necesarios. Las carreteras, los aeropuertos, las estaciones de trenes han desaparecido. Todas esas extensiones de terreno las han convertido en zonas verdes y campos de cultivo, para así paliar el problema del hambre en la población mundial. En el año 2048 cada persona ha de surtirse de su propia comida.

Al igual que en el pasado, internet hizo que miles de personas pudieran trabajar desde cualquier lugar del mundo, desde sus casas, ahora, con la teletransportación, cualquier persona puede trabajar en cualquier lugar del mundo. Literalmente. Yo mismo: por la mañana trabajo en el Tíbet, donde tengo una pequeña parcela de terreno. Por la tarde, me gusta tomar café en un bar de Nueva Orleans, escuchando buena música. Y mi cine favorito, con asientos tapizados en terciopelo, está en Adelaida, una ciudad de Australia.

La teletransportación ha acabado con las fronteras, con los permisos de trabajo, con las nacionalidades. Ahora el mundo es una sola nación. La leyes son iguales para todo el mundo.

La teletransportación es rápida y fácil. Te colocas delante de tu ordenador o teléfono móvil. Pulsas en Google Maps el lugar al que deseas ir (o introduces las coordenadas) y la pantalla de tu ordenador absorbe tu cuerpo, transfiriéndolo al lugar que has seleccionado.

Las noches solitarias también se han ido. Chateas con alguien por el Facebook, os caéis bien y te lo traes o vas a su dormitorio. La prostitución se ha normalizado muchísimo. Anoche, por ejemplo me hice un trio. Me traje a casa una china que vive en París y a una islandesa que estaba de turismo en la India. Mucha gente se hace su sobresueldo prostituyéndose sólo con personas que les gustan físicamente.

El problema que ha traído consigo la teletransportación sucede cuando, por ejemplo, te duermes con el ordenador encendido y te lo jakean con un troyano. Los ladrones, los violadores, los destripadores, los terroristas pueden aparecer en tu habitación en cualquier momento si no tienes los antivirus de tu ordenador actualizados. Te vas al baño y, cuando vuelves, puedes encontrarte a un terrorista apuntándote con un arma. Por eso, en estos tiempos, es habitual ir armado en casa, por lo que te puedas encontrar en cualquier momento. Asesinar a intrusos en casa, está permitido por la ley. Yo no he asesinado a nadie aún aunque una vez fui a la nevera a por un yogur y cuando regresé al salón había un pervertido sexual masturbándose en mi sillón, con una foto de mi abuela en sus manos. Le metí miedo con mi arma y se fue por donde vino.

Las vacaciones son otra cosa. Lo de viajar a una playa paradisiaca o visitar un monumento histórico es algo ya demasiado habitual que se hace en cualquier momento, cualquier día para pasar el rato. Ahora está de moda visitar lugares exóticos como navegar por tu propio torrente sanguíneo o darte una caminata por tus células. Eso vale una pasta. Hay empresas que te reducen, que buscan el lugar exacto en el que puedes estar sin que tu vida peligre y monitorean todo el proceso, para que tu vida no corra peligro y poderte traer de vuelta en cualquier momento.

Se dice que el gobierno ha desarrollado una teletransportación parcial, también llamada “teletransportación invisible”. Es decir, ellos pueden teletransportar a alguien para que te espíe y tú no lo veas, ya que no lo materializan, sólo mandan a tu casa a la parte no visible del ser humano. Se habla que este invento no se hace público porque significaría dar a conocer que el alma, existe. Que el cuerpo no es necesario. Que hay vida tras la muerte. Se dice que la gente que se teletransporta sólo con el alma puede ver a otras almas: almas de personas que han muerto. Se dice que el gobierno está llegando a tratos con algunas almas de personas muertas. Les permiten introducirse en el cuerpo de personas vivas. Hay mucha gente que se teletransporta y, cuando regresa, cuando vuelve a materializarse, sus familiares aseguran que han cambiado, que ya no son los mismos. Hay casos de personas que se teletransportan y comienzan, de repente, a trabajar como expertos en química o a jugar extraordinariamente bien al fútbol.

¿Que les dan las almas de los muertos al gobierno a cambio?

Nadie lo sabe con seguridad. Unos aseguran que conocimientos. Otros, que es un pacto. El gobierno está trabajando en establecer lazos con la otra dimensión, el cielo, el infierno, el purgatorio, el limbo, como desees llamarlo. Existen un montón de seres humanos sin cuerpo, que viven entre nosotros, y hay que tenerlos en cuenta. Los vivos y los muertos somos lo mismo. En realidad, a todos nos interesa que haya un puente entre las dos dimensiones.

No sé, Rafa, si esto que te cuento sobre los humano sin cuerpos es una leyenda urbana o una realidad. Sea como sea, la teletransportación está al orden del día, totalmente asimilada y los humanos del año 2048 ya no podemos imaginar nuestra vida sin ella. Incluso nos teletransportamos para ir del baño al sillón, por simple comodidad.

Un abrazo de tu amigo, Júpiter. Me gusta mucho tu blog.

3 Responses to " La teletransportación en el año 2048 "

  1. Juan dice:

    Muy bonito, lastima que sea imposible por razones ovbias, al menos en el 2048 y dudo que lleguemos mucho mas alla del 2100.

  2. Elely dice:

    Me voló la cabeza.

  3. Zorrrrrrrrra dice:

    Rick y morty

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *