¿Mi primer tatuaje?

Vida

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1534

Una de las cosas que me propuse para el lanzamiento de “Prostituto de extraterrestres” fue que, además de que literariamente fuera el mejor, el más intenso y adictivo, tuviera una edición en papel con un extra importante de calidad que lo diferenciara de lo que normalmente se encuentra por las librerías en novelas de este tipo (editorial Anagrama mezclado con thriller de Ediciones B).
De ese modo nació la primera edición de “Prostituto de extraterrestres”, de 410 páginas (tuve que desechar unas 50 que lo hubieran convertido en demasiado imaginativo para seguirlo), con 33 páginas a todo color y unas fotografías impactantes. Tras vender 600 ejemplares en un mes, algunos lectores me señalaron algunas erratas que me sacaron los colores. Lo único jodido de la autoedición es que, por ahora, no puedo contar con un equipo de filólogos-radicales, como las editoriales de antes, que me revisen el libro de arriba a abajo como si en ello les fuera la vida. Así que, en cuanto se vendieron los 600 ejemplares, en lugar de sacar más ejemplares, paré la venta y volví a encerrarme en el chalet con el texto y corregí ese puñado de erratas. Y de paso mejoré la contraportada. Así es la contraportada ahora, una mezcla de la Atalaya (la revista de los Testigos de Jehová de la que soy super fan) con el New Age Pulp. A ver si os gusta:

Hoy la imprenta me ha dado por fin la fecha de salida de la segunda edición. 26 de mayo. Sumadle de 2 a 4 días laborables para que me lleguen a casa y tendréis el día que empezaré a vender otra vez el mejor best seller que podréis leer en el avión camino a la playa. También hoy me han llegado los 2.000 marcapáginas que me ha regalado un lector que tiene una imprenta. Miradlos por las dos caras qué chulos son:

Me he puesto como meta vender, como mínimo, 6.000 ejemplares de “Prostituto de extraterrestres” en un año. Del 1 de marzo de 2017 que salió al 1 de marzo de 2018. ¿Demasiados libros para mí que tengo el record en 2.000 ejemplares (“20 Polvos”, que saqué en 2011)? ¿Qué más da? Es una meta. Pero si lo consigo prometo, públicamante, jurado por mi madre, hacerme el primer tatuaje de mi vida. Yo soy antitatuajes convencido pero me tatuaré el dibujo de la portada del libro o el rostro de Mierda (el protagonista) en alguna parte de mi cuerpo.

Y eso es todo. El próximo miércoles 23 de mayo regreso a este blog con artículos/relatos/vivencias casi diarios. Hasta ese día estoy terminando un proyecto creativo que me comprometí a hacer para una empresa. ¡Un abrazo! Y recordad que la segunda edición de “Prostituto de extraterrestres” ya está a la venta. La puedes comprar (a la derecha, en este blog) y así te la mando en cuanto me llegue a casa (no esperes, por favor, a 4 días antes de irte de vacaciones para comprarlo, que luego ocurre un imprevisto con el envío, no te llega y es una desilusión para los dos: tú no lo lees y yo me quedo sin una foto tuya en la playa o en la piscina, leyéndolo, tras haberte descojonado y atrapado con “Prostituto de extraterrestres”). Si no quieres comprarlo por PayPal escríbeme un email (ezcritor@gmail.com) y te paso mi número de cuenta. ¡Gracias!

4 Responses to " ¿Mi primer tatuaje? "

  1. Juan dice:

    … lo vas conseguir.

  2. Esther Pitosamente (Unade) dice:

    Que el Rey del Cosmos te asista Rafa, porque estoy segura de que vas a conseguir tu meta, pero mira que elegir hacerte un tatu y además de Mierda o el tipo de la portada jajaja es para darte de hostias, ¿no podrías haber elegido hacer algo menos radical? Teñirte el pelo de verde o rosa fucsia… hacer la compra vestido de mujer durante una semana…un piercing en la punta de la…
    En fin, que estás loquísimo pero eso nos encanta de ti.
    Un abrazo

  3. trave dice:

    Felicidades por haber cumplido lo que prometes, eres un hombre de palabra.

  4. Paco porras dice:

    NO te hagas tatuajes hombre, que eso es de o bien kinkis o de horteras subhumanos que siguen modas estúpidas de futbolistas. Para mí, ver a alguien con un tatuaje es ver a un gilipollas que se ha dejado llevar por los subhumanos más barriobajeros. Si uno se cansa de vestir siempre lo mismo, ¿cómo no vas a cansarte de ver en tu cuerpo esas letras chinas o ese delfín o la cara de tu abuelo tatuada? No, tío, no lo hagas, haz otra promesa o correrás el riesgo de ser de lo peor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *