¡ES MI MARIDO, BITCH!

Uncategorized

Al actual presidente de los Estados Unidos le importa bien poco estar en el funeral de la leyenda humana que acabó con el racismo en Sudáfrica: el mítico Nelson Mandela. Obama siente que algo se le pone duro entre los pantalones cuando, a su lado, se sienta la primera ministra danesa: un chochito rubio con ganas de marcha en un país muy, muy caliente.

Obama

Como si estuvieran en Benidorm y con unas copas de más, los altos mandatario conectan de inmediato y se comen con las miradas… ante la atenta mirada de la esposa de Obama, Michelle… la pantera humana.

obama3

¡Vamos a sacarnos una foto y subirla al Twitter! —dice la primera ministra danesa.

Sí. Jijijijiji (a ver si salgo guapo para que me recuerde) —piensa Obama.

—¡Me apunto! —dice Cameron, el típico pesado que no sabe que sobra y está presente por si puede pillar las migas: el típico buitre.

obama2

Me está subiendo una mala leche desde el coño que se van a enterar —piensa Michelle.

obama-ligando6

¡Ja, ja, ja! ¡Mira qué guapos hemos salido! ¡Nunca se han visto unos presidentes tan guapos!

obama4

La primera ministra da la espalda al pesado; empieza a hablar en tono de confidencia al presidente:

—Mira Obama, tengo un problema en mi país que…

—Cuéntame. Soy uno de los hombres más poderosos del mundo. Yo puedo arreglarte cualquier cosa.

—Ay, por fin un hombre de verdad. A tu lado me siento segura.

En ese momento Michelle se levanta:

Mueve tu sucio culo negro —ordena al presidente.

Su marido no se atreve a decirle que no. Sabe bien lo que le pasaría. Michelle se sienta entre los dos.

Fin del flirteo:

obama5

Hazte un dedo, bitch —susurra Michelle a la rubia, casi sin mover los labios.

La primera ministra, sin saber qué responder, mira su Twitter.

De vuelta, en la habitación del hotel, Obama recibe de Michelle la hostia de su vida. Tan grande que le tira a la moqueta que cubre el suelo de la lujosa suite en la que se hospedan.

¡Ay! ¡Pero tía! —se queja él.

¿Qué es eso de dejarme en evidencia delante de todo el mundo?

¡Qué no! ¡Es que los dos somos presidentes! ¡Estábamos hablando de nuestras cosas! ¡De cosas de presidentes que tú no entiendes! —explica Obama, levantándose.

¡PLAF! —Michelle vuelve a soltar una hostia con su mano buena, que vuelve a enviar al presidente al suelo.

—¡SEGURIDAD! ¡SEGURIDAD! —grita Obama— ¡Todos los hombres del presidente a mí!

La puerta de la habitación es derribada. Siete corpulentos guardaespaldas, ex-marines, entran en la habitación apuntando con sus armas. Pero al ver que es sólo otra disputa de pareja, bajan las armas, sin saber qué hacer.

Lleváoslo al sofá —ordena Michelle— Hoy duerme ahí. ¡Y nada de televisión o internet! ¡Como oiga un solo sonido saliendo del salón la cagas, Obama! ¡Y como escuche los muelles del sillón haciendo ruiditos porque te estás haciendo una paja pensando en la rubia te va a pasar esta misma noche lo que le pasó a Kennedy en la cabeza!

El presidente es escoltado hasta el sofá, donde se desviste y viste con un elegante pijama. Los guardaespaldas le arropan con una manta.

Buenas noches, señor presidente —le desean a la vez que apagan la luz del salón—. Sentimos mucho lo sucedido.

El presidente responde con un gruñido seco.

“En noches como estas —piensa Obama— apretaría el botón rojo de los misiles ultranucleares y mandaba todo a tomar por culo”.

mensaje-danesa

michelle-obama

Nota.- Las fotos las saqué de esta galería de ABC que me alegró la mañana.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 3454

Leer más

Daniel (México) critica “Un bebé”

Uncategorized

daniel-unbebe

“Hola Rafa, disculpa por no haberte mandado una crítica de “El comedor de coños”, el resultado ya lo sabes, te compre dos libros más. La crítica a un bebé tampoco te la iba a mandar, sin embargo aquí la tienes.

Un bebé no es el tipo de libro que suelo leer, no soy fan ni del terror ni del comic, pero por el hecho de ser un libro tuyo pensé que valdría la pena, me entretuvo, me divirtió y a la vez me decepciono un poco.

Lo que me gustó:

-El libro se desarrolla muy rápido, dices muchas cosas y de forma muy clara, de hecho todo el libro es muy claro.
-La confesión del padre de Mayte, el diálogo y la descripción de la escena es muy buena.
-La intervención de Inma Cinto la encajas muy bien en la historia.
Seguro hay mas cosas que me gustaron y estoy olvidando mencionar.

Lo que no me gustó:

-La historia de Issei Sagawa, me parece que eres capaz de inventarte cosas propias en lugar de hacer adaptaciones
-La parte de Ronald Reagan me pareció innecesaria, cosa que no me había pasado con tus otros libros a pesar de que están repletos de lo mismo.
-La blasfemia me hizo sentir algo incómodo.
-Te toma casi medio libro para hacer aparecer al bebé, y realmente la participación del bebe en la novela es algo pobre, deja un poco que desear.
Seguro hay mas cosas que no me gustaron y estoy olvidando mencionar”.

Muchas gracias Daniel por la crítica e incluir en ella la palabra “blasfemia” que nadie escribía -salvo los guionistas de Hollywood en las películas históricas- desde el siglo XIX.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 701

Leer más

Juanjo (Argentina) critica “20 Polvos”

Uncategorized

juanjo

“Hace un par de meses entré a Facebook y vi una publicación del afamado escritor Rafael Fernández en la que invitaba a unas “porras”. Por el contexto entendí que se trataba de una apuesta. Había que adivinar el resultado del partido de fútbol Barcelona vs Real Madrid. El ganador recibiría un ejemplar de la novela “20 polvos” en su casa. Me emociono. Es mi oportunidad.

Veo que casi nadie ha comentado aún, lo debe haber publicado hace unos segundos. Pienso rápido. Messi juega en el Barcelona así que va a ganar este equipo. No creo que metan muchos goles (desconocía totalmente que estos equipos habían tenido en el pasado resultados del tipo 5 a 0). Arriesgo un 2 a 1.

Nunca antes había mirado un partido de fútbol europeo, nunca. (Miro fútbol cada cuatro años para el mundial). Ese domingo (?) nos sentamos con mi esposa a mirarlo después de almorzar. La pasamos bárbaro, alentando y gritando. Cuando el partido se puso 2 a 0 en favor del Barcelona, empezamos a alentar al Real Madrid. Cuando en el último minuto llegó el gol que selló el resultado gritamos como locos con los brazos en alto. Habíamos ganado la porra.

El libro se hizo esperar. Debe haber llegado unas cuatro semanas (o más) después de que fue enviado. Esto me atemorizó, compré en pre-venta Prostituto de extraterrestres y temí que ninguno llegara nunca a mi casa en el culo del mundo. Por suerte llegó. Como ya había leído un adelanto en la web, arranqué en libro en la página 45. En la página 44 hay un a foto a página completa de un coito entre una rubia y (presumiblemente) el autor. Fuerte. Si hay algo que le sacaría al libro son algunas fotos, no todas, pero si las que son tan explícitas. Opté por “intervenir” el libro con algunas calcomanías (ver fotos).

Jpeg

Jpeg

Confirmo lo que muchos lectores dicen, la novela es verdaderamente adictiva. Tengo que decir que me gustó mucho más la primera parte (Diario secreto de Fuerteventura) que la segunda (Diario secreto de Madrid): la historia de Sigmundo y su vecina y Sigmundo con la empleada doméstica marroquí. En la segunda parte me pareció que había varias historias de relleno o descolgadas, que entre los capítulos no había una continuidad tan suave como sí la había en la primer parte. Entiendo que estas historias de encuentros sexuales son una marca distintiva del autor, pero considero que está para más, por ejemplo, sus historias de viajes en el tiempo son muy superadoras. Tal vez no se trate de una cuestión de temas sino de una cuestión de tiempos, de maduración. Deberé comprar “El comedor de coños” y leerlo para comparar.

De todas formas, lo mejor de la novela, en mi opinión, está en la segunda parte, con lo que se equilibran las fuerzas, y es el capítulo 17. No digo más.”

Foto y textos: del escritor Juanjo Conti

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1268

Leer más

Fernando (Burgos) critica los “Diarios secretos de sexo y libertad”

Uncategorized

diarios-secretos-congelados

“Por regla general todo lo que lleve por bandera la palabra “secreto” tiene un plus y un extra de nuestra atención, ya sea: su formula “secreta”, el “secreto” está en la masa, “secreto” ibérico o el “secdleto” de la tlompeta….. Rafael Fernández lo sabe, y yo me alegro de que lo sepa… Si además le añades “sexo” y “libertad” y lo esparces en casi 700 páginas de libro salpicadas de instantáneas de contenido XXL y lo ambientas en la primera mitad del siglo 21(XXI) el resultado puede ser…. “gutural”.

DSC_1026Positivo es que una vez más este “ezcritor” consigue arrancarme en mi lectura, una mezcolanza y una gama de los sentimientos más primitivos, desde la lascivia de los continuos encuentros sexuales, al humor de las situaciones más escabrosas (muchas de ellas provocadas por la virgen María, personaje insustituible), pasando por la ira y la rabia que te generan las injusticias como el hecho de la traición por parte de alguien en el que has depositado toda tu confianza y al final lo único que le mueve es el propio interés (Saki), la irritabilidad y los nervios corrían a cargo “del Argentino”, personaje urticante y por último la esperanza en el género “subhumano”, el protagonista Sigmundo sigue con sus “claroscuros”, con su yin yang interior, con su lucha entre lo profano y lo divino, capaz de ser la persona más desgarradora, insensible y mezquina o el “individuo cáritas” que acoge en su seno a personajes desahuciados de la vida, dándoles calor y cobijo e incluso con conciencia.

Obviamente tantas noches de discoteca dan para muchos entresijos e historietas, no voy a ser yo quien las cuente pues entonces estos “Diarios” dejarían de ser secretos, pero con lo dicho hasta ahora imagino que hasta la mente mas cándida habrá deducido los ingredientes de esta pócima explosiva; Sexo a granel, una pizca de libertad, todo bien regado de alcohol (cuanta mayor graduación mejor), aderezar con unas cuantas sustancias psicotrópicas y dejar reposar por el día, consumir durante la noche y mucho ojo con no caerse dentro de la marmita!!!.

Para concluir decir que las pocas críticas que he leído del libro (no me gusta dejarme influenciar demasiado) hablan de faltas de ortografía, no voy a ser yo quien le juzgue por ello, yo tampoco soy “R” mayúscula de la Real Academia (aprovecho para pedir disculpas por las faltas que yo cometa) y me parece más importante el “contenido” que el “continente”. También parece que existe una creciente necesidad de explicar el tiempo de duración de la lectura, y dan como a entender que a menor tiempo de lectura mayor grado de satisfacción del lector, cosa que me parece bastante errónea, personalmente el libro me ha gustado y no me lo he leído en 2 días, me ha acompañado durante casi todo el verano… conmigo ha estado en la capital, en varias ciudades más, en una isla, en la playa e incluso en festivales de música… A veces no hace falta darse un atracón, ha sido mi golosina diaria veraniega.”

Fotos y texto de Fernando.

¡MUCHAS GRACIAS FERNANDO POR LEERME Y AYUDARME A PROMOCIONARME!

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 811

Leer más

Jorge (Bilbao) critica “Diarios secretos” y “El comedor de coños” (que le gustó más).

Uncategorized

jorgee

Soy un subhumano….Es lo que diría Sigmundo!

El día que descubrí los “Diarios secretos de sexo y libertad” de Sigmundo Fdez, entré en la dimensión de lo que los subhumanos denominamos vouyerismo literario.

Por fin alguien había sido capaz de poner en palabras los deseos ocultos de tanto hombres y de transmitir ese espíritu de caza sin ley y por fin, alguien iba a entrar en ese universo.

Es como la vieja fantasía de ser invisible y entrar en el vestuario de las mujeres, o en sus cuartos de baño o habitaciones…Pero esta vez, iba a ser posible metiéndonos en los pensamientos de Sigmundo Fernández, aspirante a escritor, guionista; con sus filias y fobias.

Admito que resulta hiriente la misoginia y el desprecio total que Sigmundo-dios sobrehumano- siente por la mayoría de las mujeres, pero su mejor baza, es la de expresar libremente lo que en cada momento siente y padece; desde los grandes almacenes, hasta los baños de la discoteca.

Pensamientos que cada uno tenemos en nuestro día a día en nuestro trabajo, y en nuestro ocio, porque… q coño? Quién no ha querido alguna vez, hacer, pensar, decir lo que él hace?

En definitiva, un texto crudo por lo explícito, extremadamente largo para mi gusto (de la mitad para atrás, se hace un poco pesado; mas de lo mismo), plagado de errores gramaticales en la versión que yo tengo, pero fresco en cuanto a la redacción y lleno de detalles que hacen que te sientas parte de la película.

Buffff……

Mas de lo mismo, en “El comedor de coños”, a vueltas con seguir comiendo mandarinas mientras llega la media naranja.

Reconozco que me he reído mas en éste último; hubo un par de gags que me hicieron morirme de risa. Creo que el autor debería potenciar esta vena cómica (lo del enano fue genial!).

Corregidos los errores gramaticales, lectura fácil y final feliz… como la vida misma!, con fotos valientes (gracias Svieta, eres una diosa!).

Y por encima de todo, el proyecto arriesgado de una pareja que aman lo que hacen y viven según sus propias reglas, llevando a cabo sus sueños.

Autor y protagonista, se funden en un texto tan real, que a veces pareciera que es verdad….

Mucho ánimo Svieta, porque no te queda nada por aguantar!

Un abrazo Rafa, eres un crack! Te atreves a vivir de tu sueño.

Solo por eso, te mereces mi respeto. Con dos cojones!

Espero con ansiedad “Prostituto de extraterrestres”

Un abrazo,
Jorge (Bilbao)

702354_10202540984663691_1385214670_n

P.D.- Muchas gracias Jorge por la crítica. Cada vez que me llega una, me hago una fiesta en casa. Para mí es un regalo inmenso. Lo juro.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 901

Leer más

Miguel Lázaro (Madrid) critica “El comedor de coños”

Uncategorized

unnamed

“El libro EL COMEDOR DE COÑOS, me lo empecé a leer en casa y por la noche. Esto me duró solo dos días ¿por qué? Porque no me dejaba dormir, quería seguir leyendo y no podía permitirme el lujo de ir machacado al trabajo. Lo cambié para leerlo en el transporte público, por la mañana temprano te despeja, porque ya empiezas a odiar y a reír a primera hora de la mañana. Y a la vuelta, después de toda la mierda que tengo que procesar durante mis ocho horas de currito español, o como diría Sigmundo, de subhumano, te hace desconectar. Engancha, es una novela que está escrita sin freno de mano, en primera persona y si te descuidas te pasan las horas odiando a algún que otro personaje.

Lo podía resumir en dos verbos: odiar y reír. El primero, odiar porque la novela está llenas de personajes hijos de puta, que hacen que se te abran las carnes (con suegra manipuladora y todo). Todos quieren algo de él, y él quiere algo de todos. Y reír, porque en el fondo Sig es un inocente, aunque sobrepase la linea en más de una ocasión, cada hijoputez que fabrica, parece estar justificada y es abordada como una venganza cósmica. Piensa como piensan los niños pequeños, sin calcular las consecuencias de sus actos. No las mide, no las contempla, de cara a los demás puede llegar a ser maligno, pero su Tánatos interior es infantil. Es un niño que se masturba demasiado y que quiere que le quieran. Ante la duda: masturbación.

Los ánimos a lo largo de la historia, van como una montaña rusa: en un momento triunfa ¡por fin! Te alegras, te vienes arriba, parece que por fin van a salir las cosas bien, aprietas los puños en señal de victoria… Dos lineas más tarde o en la página siguiente, la cagas, estás en la mierda, vendido y en la calle. Te preguntas ¿por qué? ¿por qué no te estás quieto cabrón? Detrás en todas las peleas, triunfos, cagadas… siempre hay una mujer detrás: a veces un ángel, a veces un demonio. Engaña mucho, porque no le puedes pillar un patrón previsible al desenlace, eso hace que tengas ganas de seguir leyendo. No terminas de adivinar quién está puteando al protagonista.

Castigos merecidos razonables pero ilegales, venganzas sexuales, escasez de pasta y provisionalidad… es una historia que te puedes creer, sobre todo si en algún momento de tu vida te has visto obligado a sobrevivir. El no saber dónde vas a dormir mañana, y el verte obligado a jugar sucio y a mentir para poder dormir bajo un techo. Eso hay poca gente que realmente sabe lo que es: prostituirte por un tiempo para poder comer, dormir y buscarte oportunidades para pegar por fin el puto pelotazo que llevas buscando toda tu vida. La recompensa que parece que nunca llega, cuando por fin aparece… viene alguien y lo jode. Y no siempre te lo joden, muchas veces es uno mismo quien se pisa los sueños por no perder la seguridad del cobarde. Novela no apta para funcionarios. Si yo fuera funcionario, me cabrearía este libro de Rafael Fernández.

¿El final? El final después de haber bajado por una rampa y sin frenos, cuando te esperas un hostión apocalíptico… lo veo un final Hércules Poirot, quizás haya explicaciones en exceso, aunque el hostión, no deja de ser un hostión. Te pinta muy bien hasta dónde puede estar dispuesta una tía para salvar el culo utilizando a las personas que la rodean yendo de víctima. He conocido mujeres así, puede pasarle a cualquiera. Obsesión, risas, momentos de gloria, oportunidades, y por cierto: no quiero dejar pasar la limpieza de Anais, la única que le quiere de verdad. Ahora que he terminado EL COMEDOR DE COÑOS de Rafael Fernández ¿dónde la pondría? En mi estantería, entre Retrato de un hombre inmaduro de Luis Landero, y Plataforma de Michel Houellebecq. Creo que es un buen lugar.”

unnamed-1

Crítica y fotos del gran Miguel Lázaro.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1532

Leer más

Mundo alucinante

drone-amazon-2

Sonó mi teléfono. Contesté.

¿Hola? ¿Rafael Fernández? —preguntó una voz femenina, amable a la vez que seductora.

Sí. Diga.

Le llamamos de “Amazon”. Es para saber si dentro de 30 minutos estará en casa. Queremos enviarle un drone con el libro en papel que compró.

¿Un drone? ¿Qué es eso?

Un drone es un aparato volador no pilotado. Es un dispositivo volador capaz de llevar los productos directamente a la casa de los compradores. En la actualidad los estamos probando. Desde que “Amazon” consiga todos los permisos y se cumplan todos los requisitos de seguridad los drones entrarán en funcionamiento. Le hemos seleccionado a usted para esta experiencia piloto porque vive en un lugar apartado, rural, sin vecinos cercanos y con una gran terraza con fácil acceso para que nuestro drone pueda proceder a la entrega de su compra.

Bueno. Está bien. Pero yo no tengo experiencia como piloto. ¿Qué tengo que hacer?

No tiene que pilotar nada. Espere unos 30 minutos. Cuando escuche por un altavoz su nombre y apellidos completos salga a la puerta de su casa y podrá recoger del drone el libro que ha comprado.. que se llama…

—He comprado desde vuestra página web el libro-guía: “Opá, quiero hacer un corral”.

Sí, ese. 30 minutos. El drone lo llevará colgando de un hilito. Sólo tiene que cortarlo con unas tijeritas. Téngalas preparadas, por favor.

—Venga, maja.

Y colgué el teléfono. Me pajeé pensando en la voz femenina de la telefonista y quedé dormido. Sin embargo, a los 29 minutos una voz robótica me despertó.

¡RAFAEL FERNÁNDEZ! ¡RAFAEL FERNÁNDEZ! ¡"AMAZON" A LA ESPERA! ¡SALGA DE SU CASA INMEDIATAMENTE PARA ENTREGARLE SU PAQUETE!

La voz era agria, cortante, imperante. Me produjo ansiedad. Me recordó a la voz de uno de mi maestros de la escuela que siempre me pegaba. Me levanté de la cama como impulsado por un resorte y salí obediente a la puerta. En la terraza, flotando sobre mí, había un drone volando. De él, colgaba una cuerda. En su extremo estaba mi  libro-guía.

drones-amazon-cuidado-ezcritor

¡CON UN CUCHILLO, TIJERA O SIMILAR Y SIN TIRAR DEL HILO HACIA ABAJO, CORTE EL HILO INMEDIATAMENTE Y TOME SU PAQUETE! —me gritó la voz— ¡HAGÁLO AHORA!

Saqué un cuchillo del cajón de la cocina y me dispuse a hacer lo indicado. Justo cuando iba a cortar el hilo, el drone me gritó:

¡ATENCIÓN! ¡IDENTIFICACIÓN INCORRECTA! ¡USTED NO ES RAFAEL FERNÁNDEZ! ¡ALÉJESE DEL PAQUETE CON LAS MANOS EN ALTO!

¿Qué? ¡Si no me he identificado! ¡Claro que soy yo! —le dije al drone— ¡A lo mejor lo dice porque me corté el pelo y en la foto de mi DNI salgo con el pelo largo! ¡Y estoy más gordo porque me mudé a Asturias y aquí se come todo el rato fabada con chorizo porque si no te echan!

¡ALÉJESE DEL PAQUETE O ABRIREMOS FUEGO! ¡USTED NO ES RAFAEL FERNÁNDEZ!

¿Qué? —pregunté asustado, sin entender nada, con el paquete en la mano —¡Acabo de levantarme de hacerme una paja!

Un rayo láser salió del drone, perforando mi cráneo.

¡Mierda! —dijo alguien desde la central de “Amazon España”: alguien que vigilaba la operación de entrega por medio de las cámaras instaladas en el drone que había venido a mi casa— El software del drone se ha vuelto a saltar el paso 5, 6 y 7 y ha disparado a la cabeza del cliente directamente.

¿Marcamos la experiencia como fallo, señor? —preguntó la becaria que se encontraba a su lado: dueña de la voz femenina que me había fascinado telefónicamente— A fin de cuentas el libro ha sido entregado.

Sí. Sin duda —señaló, tras pensárselo, el supervisor de la operación— Pero es necesario que el cliente sobreviva a la entrega. Traigan el drone de vuelta antes de que algún testigo pueda ver qué ha pasado o lo fotografíe.

El único testigo del “incidente” fue mi vecino Antoñito de 67 años. A la hora de mi asesinato se encontraba cuidando sus vacas en un prado cercano. Antoñito declaró a la policía que un ovni había bajado del cielo y que me había disparado un rayo láser. No sacó ninguna foto con su teléfono inteligente porque se encontraba apilando boñigas con una pala y porque no tenía ningún teléfono inteligente. Antoñito, inmediatamente, fue puesto a la disposición de las instituciones mentales asturianas y el expediente del caso se trasladó, por vía urgente, a la “Inteligencia Extraterrestre Norteamericana” que tenía un acuerdo con Amazon para que hicieran la vista gorda y no se les condenara por nada.

drone-amazon3

labruja

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1845

Leer más

Uncategorized

Investigando sobre nazis para mi novela “Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE. UU.” me encuentro con estos documentos gráficos de una de las tantas barbaridades de las que son responsables los abuelos de la civilizada Europa actual.

0-mujer

Es extraño: se habla mucho de los crímenes cometidos por los nazis pero nadie habla o hace películas de los incontables crímenes cometidos por los propios europeos tras la guerra. Las protagonistas de estas fotos no son mujeres judías siendo torturadas y apartadas de sus hijos por los nazis. Son francesas siendo tratadas como ganado por sus propios padres y hermanos franceses.

1

Situación: fin de la Segunda Guerra Mundial. Los nazis han perdido la guerra y no tienen otra que abandonar los países que ocuparon. ¿Es momento para la paz? No. Comienza la barbarie contra las mujeres que compartieron cama con un alemán. Se les localiza y se les saca de sus hogares a la fuerza: en plena calle –que es una fiesta- son golpeadas, insultadas, se les afeita la cabeza y se les dibuja una o varias esvásticas en la frente o sobre sus cuerpos desnudos. Luego son encarceladas por un año y medio.

3

Esta aberración no es sólo cosa de hombres. En las fotos también vemos a multitud de mujeres disfrutando al ver sufrir a esas “putas”.

4

5

En Noruega se cifran en más de 15.000 mujeres las que fueron condenadas a un año y medio de trabajos forzados. En Francia se cuentan más de 30.000 mujeres.

Una vez que los nazis se retiraron, el pueblo que había sido ocupado la tomó contra las mujeres y… los hijos nacidos de dicha relación. A estos niños el Estado los denominó por ley “engendro nazi” y fueron utilizados para probar medicamentos o fueron enviados a un asilo de… ¡enfermos mentales!. No se les concedió la libertad hasta… ¡los años 60!.

En Francia se cifran más de 200.000 niños nacidos de la “comunicación con el enemigo”.

Cuando la guerra terminó, los países europeos sometidos no ajusticiaron a los propios ciudadanos que se habían alistado a los ejércitos nazis o trabajado para ellos en sus fábricas de armas (como sucedió en Francia, Holanda, Dinamarca y Noruega). No la tomaron contra todos los cobardes que no movieron ni un solo dedo contra los nazis y que prefirieron no alistarse a la resistencia. No castigaron a los comerciantes que trabajaron con los alemanes de forma pacífica. Sólo las mujeres que se habían acostado con los alemanes y los hijos nacidos de estas relaciones recibieron un castigo. Con esta acción el pueblo dominado desplazaba y transponía su propia culpa y cobardía hacia estas mujeres indefensas. La vergüenza era grande. Porque la realidad es que países como Francia, Holanda, Dinamarca o Noruega se arrodillaron ante los nazis casi sin ofrecer resistencia. Compartían ideología.

6bien

Hagamos un examen de conciencia: no ha pasado tanto tiempo ni somos muy distintos a nuestros abuelos.

8

Es vergonzoso ver hombres armados escoltando a estas mujeres ¿Dónde estaban estos valientes de 1940 a 1945, cuando sus países estaban ocupados por los nazis? ¿Escondidos debajo de la cama? ¿O chupándosela a un nazi? En todas estas fotos veo más valor en las miradas de las “castigadas” que en la de las personas que les torturan.

final

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 2665

Leer más

Mario (Alicante) critica “20 Polvos”

Uncategorized

ez-sydney

“El libro lo terminé más o menos hace dos semanas. He tenido la desgracia que no he podido leerlo como me gusta, es decir, cada día muchas páginas de un tirón. Al contrario, todos los días uno o dos capítulos, lo que hace que la continuidad de la historia se vea resentida y ya, si unimos el cansancio… Pero esto ha sido problema mío, porque la novela en sí, es otra historia. El grado en que me ha gustado es muy alto y te digo el porqué. Si la comparo con Diarios, el personaje de Sigmundo gana mucho en hondura, está muy trabajado, porque ahonda en su personalidad mucho más que en aquel libro. Con este trabajo de introspección me he encontrado con una mente desquiciada. Puede ser la mejor persona del mundo, con la delicadeza más amable que se puede emplear y con el amor más puro que se pueda entregar, pero también me he encontrado con un cínico incontrolado, un cordero con mente de psicópata y un pobre diablo que para buscar el amor, el que le quieran, arrasa con las personas que se lo podrían dar. Lo mejor de él es su potencial, lo peor, lo que pone en juego para conseguirlo: el machismo, la humillación a la que somete a las mujeres, las incongruencias de sus pensamientos, respecto a las acciones que lleva a cabo. Si su mente fuera una brújula, tendría, simultáneamente, el norte en los cuatro puntos cardinales.

Los demás personajes beben también de ese desquiciamiento maquiavélico de Sigmundo. Te hace preguntarte por qué aguantan a un tipo como él, si su trato es tan vejatorio e inhumano… La respuesta no es difícil con lo que te he dicho antes: es capaz de dar lo más alto de una persona, que no son capaces de encajar que también puede proporcionar lo más bajo.

El personaje de la Virgen María es, sencillamente, fundamental. Si no fuera por ella, no entenderíamos mucho de Sigmundo. Es Blancanieves y la Bruja, a la misma vez en un principio, pero al final…. Hay que leerlo.

Otro personaje: Fari´a. De lo mejor. No se merecía lo que le pasó.

La madrileña morena: el contrapunto de Sigmundo.

Otro tanto a tu favor es el género. Con la novela, has ganado multiplicidad de espacios y escenarios, con lo que gana mucho la descripción de distintos ambientes e influye en la composición de los personajes.

Tu estilo con este libro también ha ganado. Lo mejor: la naturalidad con la que narras y la profundidad de los pensamientos. En este sentido, y puede servir de ejemplo a lo que digo, la emoción grande que encierra el final del capítulo 21 y su continuación hasta el 23 en la etapa de Fuerteventura.

Como siempre, te agradezco los momentos de buena literatura que me haces leer”.

Gracias a ti, Mario.

ez-sydney2

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1268

Leer más

Uncategorized

bill de blasio

Se dice que en China hay fábricas para “crear” niños gimnastas que, si no alcanzan aptitudes olímpicas nivel medalla de oro,  se venden a los circos o se alquilan para cumpleaños o para dar sustos (yo, una vez, lo hice: alquile uno de estos chinos, que son muy pequeñitos y flexibles, y lo metí dentro de una caja que puse en mitad de la calle, dándole instrucciones al chinito para que esperara y cuando alguien abriera la caja se pusiera a gritar. Pero nadie abrió la caja, me aburrí,  se hizo de noche y el camión de la basura llegó y dos basureros metieron la caja en la trituradora y no les avisé que dentro había un chino pequeñito porque yo había pagado).

Se dice que en Venezuela hay fábricas para convertir a cualquier hija de vecino en una posible Miss Universo.  Se dice que Falcao, el futbolista, salió de una “fábrica” que crea “9” de élite: cuando era un niño y lo estaban formando, si no metía un mínimo de dos goles en cada partido que le hacían jugar, le obligaban a estrangular a una monja de buen corazón o a mutilar algún miembro a alguien de su propia familia.

Ahora, me parece a mí, que Estados Unidos, el paraíso de los negocios y del marketing, ha comenzado a crear una fábrica para crear perfectos candidatos políticos. Era evidente y “apestosamente” lógico que esto iba a ocurrir. Ser dirigente político de élite genera millones de dólares. Conseguir ese puesto en Estados Unidos es fácil si eres un héroe de guerra, has hecho algo mítico,  tu vida desprende magia o eres un gran empresario de éxito con años de experiencia a tus espaldas. En España, en cambio, con que registres propiedades, pertenezcas a un partido político corrupto, pierdas dos elecciones generales seguidas y hables como un mongólico, es suficiente.

En las elecciones —pensó un publicista de los EE.UU— siempre nos tenemos que estrujar las cabezas para inventar maravillosas historias (y proporcionarles veracidad) sobre nuestros candidatos. ¿Por qué no crear a un ser de película? ¿Por qué no crear al candidato perfecto, con una vida que maraville al pueblo?

El primer político perfecto en salir de esta fábrica fue Obama.  Pero era un prototipo muy elemental: de él sólo molaba que fuera negro, lo bien que hablaba y que era lo opuesto a George Bush. Nada más.

Sin embargo,  con el segundo producto creado en dicha fábrica han conseguido crear casi, casi, al candidato perfecto. Al número 1. Para un norteamericano no puede haber algo más grande que Bill de Blasio,  el recién nombrado alcalde de Nueva York :

lacure

1.-Su esposa era lesbiana. Y negra. Ella nunca había estado con un hombre hasta que Bill de Blasio logró, con su polla, hacerle olvidar esa tontería del lesbianismo y curarla. Esto mola mucho porque, de cara al votante norteamericano masculino, es una gran demostración de poder del macho. Lo que ha hecho Bill con la cabeza de esa lesbiana es una demostración de fuerza igual a la suma de todo lo que ha hecho Sylvester Stallone en toda la saga de “Rambo”. Para las mujeres, esta demostración, también vale. Porque por mucho que les avergüence, las mujeres  siempre humedecen sus bragas ante un macho. No es machismo. Hablamos de naturaleza.

hijo de bill de blasio

2.-Bill tiene un hijo negro con la ex lesbiana. Y le deja llevar el cabello a lo Afro. Permitiéndole llevar el pelo así (en lugar del par de hostias que cualquier buen padre de familia le daría para que no se humillara en público) Bill ha logrado ganarse el corazón de la gente de color (negra o marrón). Otra cosa es que, en su interior, a Bill de Blasio no le de vergüenza cómo lleva el cabello su hijo cuando ve las fotos familiares. No es racismo, es estética. Ya no estamos en los 70, por Dios. Es como si yo me pusiera una camisa estrecha con el “smile” de “acid house” estampado y me pusiera a bailar “Ace of Base” por la calle con unos vaqueros pitillos, unos tirantes y un gran radio casete a pilas sobre el hombro para reivindicar a mi raza con una moda ridícula y pasajera. Ridículo.

bill-de-blasio

3.-Esta familia cultiva sus propias verduras en su huerto, situado en su casa del barrio de Brooklyn. Y toman leche orgánica. Como ahora vivo en el campo y tengo mi propio huerto puedo asegurar que, tener un huerto en la ciudad, que crezca y respire polución, es algo repugnante e ilógico por mucha leche orgánica que te bebas luego (que a saber cómo harán eso, normalmente lo que va de “natural” embotellado, suele ser lo más innatural del mundo: si quieres algo natural y no creado en serie en un invernadero o fábrica, vete a la naturaleza y tómalo con tus propias manos).

4.-Bill es tan perfecto de cara al votante de los Estados Unidos que, a pesar de todo esto, a pesar de haber sanado a una lesbiana, tener hijos negros y ser todos ellos vegetarianos… el bueno de Bill sigue comiendo hamburguesas y toda la carne roja que puede meterse entre pecho y espalda. Su familia es vegetariana, él no. Este detalle es vital. Porque, de cara a los votantes conservadores, es un guiño de que, a pesar de todo, en su interior se hallan los valores más sólidos de la sociedad norteamericana.  Es una forma de dar la espalda a su familia disfuncional, de reírse de ellos, de no ser parte de ellos a pesar de lo que finge. Cada vez que se come una hamburguesa, Bill está diciendo al pueblo ultraconservador norteamericano:

Dejo a mi familia hacer sus tonterías y juego a  soportarlos. Pero, a la hora de la verdad, soy un macho americano y sé muy bien a qué clase pertenecen ellos y a que clase, como ser humano blanco, pertenezco yo.

familia-bill

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 2274

Leer más

Uncategorized

fabeadicto-700

Ayer, nada más salir de trabajar en el gallinero que estoy fabricando con mis propias manos, le dije a mi vecino Antoñito en cuanto le vi, que mañana por la tarde le ayudaría a recoger “fabes” (“fabes” son judías blancas, es así como las llaman en Asturias).

Me enteré de que le faltaban muchas fabes por recoger y el hombre vive de eso. Si de pronto venía el mal tiempo, se le jodería la cosecha y sufriría un año de penurias. Como he hecho muchas cosas malas en la vida y, según mi esposa, sólo me falta aumentar mi karma positivo para triunfar en la literatura, le dije a mi vecino que mañana pasaría la tarde ayudándole. Se lo anuncié por adelantado, en cuanto le vi, porque me conozco. Si no se lo decía, quizás mañana por la tarde no me apetecería: me entraría la “vaguitis” o la obsesión por escribir y me quedaría en casa mientras él lo pasaría putas recogiendo fabes y rezando para que no se pusiera a llover. Anunciándoselo, tendría que hacerlo pues soy un hombre de palabra. Siempre que digo algo, lo cumplo. Me refiero a ahora. Antes yo no tenía palabra ni ganas de tenerla y no era tan feliz como lo soy ahora.

Yo iré contigo a recoger fabes —me dijo mi esposa.

Llegó el día siguiente y, por la tarde, fuimos a recoger fabes.

svi-fabes-700

Lo primero que hay que hacer cuando se va a recoger fabes es retirar a los “fabeadictos” del campo de recolección.

Los “fabeadictos” sufren una enfermedad de la que no se habla mucho porque ocurre sólo en la zona agrícola de Asturias, comunidad autónoma en la que vivo. La sufren gentes de la zona o turistas que empiezan amando el plato típico de aquí, la “fabada”. Un día, casi sin darse cuenta, comienzan a comerla a todas horas: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Llegan a un punto en el que necesitan la “faba” sin nada y entonces dejan a sus familias y trabajos para vivir cerca de las plantaciones. Muchas plantaciones suelen estar en zonas comunes, en “tierra de nadie”, por lo que los campesinos tienen que echarlos sin hacerles daño, sin llamar a la policía, ya que los “fabeadicots” tienen el mismo derecho de estar en esas tierras que los agricultores furtivos.

Los fabeadictos suelen ir desnudos porque han perdido la razón: necesitan frotar las fabes con su piel incluso estimular sus partes íntimas con las fabes o judía blanca. En la primera fase de la enfermedad, los “fabeadictos” pasan los días escondidos en los montes para arrasar los campos por la noche, cuando los campesinos duermen o están viendo la televisión en sus casas.

Un “fabeadicto” puede comer 100 fabes en menos de un minuto. En la segunda fase de la enfermedad, ya viven directamente dentro de los campos de fabes y si no son retirados de allí, antes de una semana, los “fabeadictos” mueren a causa de los espantosos dolores de estómago y gases que producen la ingestión ilimitada de fabes.

Un “fabeadicto” puede arrasar un campo de fabes de 5 kilómetros cuadrados en menos de tres semanas (pero mueren a la semana, así que no entiendo porque han calculado eso).

fabes-recogiendo

Así que junto a mi vecino y mi esposa, conseguimos arrancar al fabeadicto y le atamos con unas cuerdas al tractor. Después, cuando terminamos de recoger las fabes, nuestro vecino se llevó al “fabeadicto” en el tractor, a cientos de kilómetros, donde le soltó.

Con suerte, le costará regresar unos días —nos contó el vecino a la vuelta— Cuando ya tenga todas mis fabes recogidas. O bien, encontrará otro campo de fabes y se quedará allí. Es una pena no poder matarlos porque esta plaga está acabando con las cosechas de fabes. Cada vez es más difícil poder recogerlas. La agricultura necesita más ayuda del gobierno.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1763

Leer más

Llámalo Crom.

Uncategorized

ezcritor-crom

Siempre he pensado que hay un lugar donde te están esperando.

Un lugar donde te querrán. Un lugar donde encontrarás un trabajo fácil con el que ganarte la vida. Un lugar donde encajarás nada más llegar.

Siempre he pensado que cuando sufres sin parar —en una relación, en una ciudad, en un país— debes marchar sin mirar atrás e irte con lo poco que tengas en los bolsillos.

Porque hay un lugar en el que te están esperando para darte justo lo que necesitas.

Estoy seguro que la vida premia siempre a las personas que no se estancan. Que no premia nunca a las personas que se quedan en casa. Que no premia a los que fracasan y no se levantan. Que no premia a los que se conforman con la primera mujer u hombre que pasan por sus vidas. Bueno, de esto último no estoy muy seguro.

Soy creyente de ese Dios: el dios de los caminos sin sentido, el dios de los que resisten, el dios de los que persisten: llámalo Crom, Alá o Jehová. El Dios que sólo te permite descansar si antes has caminado miles de kilómetros. El Dios que, cuando mueras, te mirará el corazón y la planta de los pies: para ver si amaste de verdad y cuánto caminaste en este jardín lleno de peligros y orgasmos que hizo para nosotros.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1265

Leer más

Crítica con UN MONTÓN DE SPOILERS de “El comedor de coños”.

Uncategorized

el-comedor-de-coños

“El pasado Julio, hace ya 3 meses (la vida es un relámpago), leí “El Comedor de Coños” Ultima Novela de Rafael Fernández que completa la trilogía de Sigmundo. La historia comienza el 14 de Febrero de un año indeterminado (al menos yo no he visto la fecha). Varios lectores de su Blog deciden organizarle una fiesta sorpresa por su cumpleaños, que en realidad es el día siguiente, el 15. El retrato que hace Rafa de los que acudieron a la zambra es demoledor: para él son tan subhumanos o incluso mas que los protagonistas de sus anteriores libros y relatos. Bergantes de alma desaseada. William Shakespeare decía que el mundo es como un escenario y nosotros los actores. Ellos eran actores, pero de serie Z. En el festejo practica el coito con Charito, una indigente intelectual oriunda de Murcia, preciosa comunidad habitada por subseres que hablan de manera ininteligible. Transcurridos los fastos, Sig vuelve a la cruda Realidad: Vive en Madrid, sin amigos y subsistiendo con una cantidad exigua de dinero. Pergeña un plan para ganar una cantidad lo suficientemente abultada para irse a vivir a Murcia con Charito y así poder darle a su perra Anaïs, la única fémina a la que realmente quiere, una vida mejor de la que le puede ofrecerle en ese momento. Graba subrepticiamente una copula vaginal que mantuvo con Begoña, una de las zorras con las que solía tratar, y le ofrece la grabación a “El Huelebragas.” Personaje ya mítico del universo de Ezcritor. Con el dinero obtenido de la venta de la película salaz se va a vivir con Charito a aquellas tierras del Levante Español. Desde el primer momento la experiencia es tortuosa: Su suegra y cuñada le tratan de manera desdeñosa, como si fuera un excremento con patas. Charito intenta convertir a Sig en lo que, como decía Marlene Dietrich, intentan convertir todas las mujeres fatuas a los hombres extraordinarios: en un ser mediocre, indolente,domeñado. Inventa una mentira que induce al vomito (Tienes que leer el libro para saberlo)para mantenerlo a su lado, pero Sig, acaba descubriendo la impostura y la manda a paseo. Mi valoración de la obra es positiva. Le doy un 9/10. Es una tragicomedia que se le fácilmente y que te hará pasar buenos ratos, reír y llorar.”

Texto: Axl Skywalker (Madrid) – Fotos: S (México).

el-comedor-de-coños-5

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 1382

Leer más

Uncategorized

leyendo-grey

Leo que si los libros de “Grey” son porno light para amas de casa. Leo que en un solo libro de “Grey” se repite 142 veces la expresión “Madre mía” y 60 veces la frase “La diosa que llevo dentro”. Leo a cien mil intelectuales haciendo chistes sobre “Grey”. Y a pesar de todo eso, paso de ir al Carrefour a abrir un libro de “Grey”. No lo hago porque estoy escribiendo mi nueva novela: “Prostituto de extraterrestres”, relatos, guiones para comics, un librito infantil, ayudando a un amigo con el guión de su nueva película: no tengo tiempo para ponerme a leer un libro que sé que no me va a gustar. Tampoco lo busco y leo porque su éxito no me sorprende. Trabajé 3 años en la librería de “El corte inglés” como dependiente, y me cansé de ver a amas de casa comprando novelas románticas con portadas donde salen hombres musculosos sin camisa abrazando a una mujer un minuto antes de metérsela.

Sin embargo, el otro día salió la noticia de los famosos que más dinero ganan. En el puesto número tres, debajo de Madonna y Steven Spielberg leo el nombre de la autora de ese libro al que todo el mundo considera una mierda pinchada en un palo. La autora se llama E.L James y aseguran que ha ganado en este año unos 71 millones de euros, sólo por las ventas de sus libros de Grey. Entonces sí: se me llena la cabeza de un montón de preguntas sobre qué me estoy perdiendo no leyendo sus libros. Mi maravillosa vecina tiene uno de los libros de Grey. Se lo pido y no, no pude leer más que 5 paginas antes de cerrarlo. Me aburrió, me pareció demasiado plano para perder mi “necesario” tiempo con él pero, sin duda, admiro y respeto inmensamente a su autora. Ella ha conseguido conectar con millones de lectoras por todo el mundo. Yo no. Los intelectuales y escritores que se ríen de ella tampoco lo han conseguido. Vendería mi alma por poder escribir un libro como ese y ganar así 71 millones de euros. Con todo ese dinero ganaría de por vida mi libertad, la de mis descendientes y retiraría de sus trabajos a todos los lectores que me han apoyado (y mandado críticas de mis libros, pero con foto). Con todo ese dinero podría fichar a Özil y tenerlo en casa haciéndome cafés y paseándome a mi perra Anais. Me apetece que Özil pasee a mi perra por las mañanas porque me hace gracia como tiene los ojos. Pero para conseguir escribir un libro como ese tendría que quitarme neuronas, disponer de vagina propia y tener la menopausia. Ese libro sólo lo puede crear una mujer mal follada de mediana edad. Tecleo el nombre de la autora y me sale su foto. Una mujer cualquiera:

autora-sombras-grey

Leo en Wikipedia su biografía y salto de felicidad. La autora de “Grey” nunca había escrito un libro antes. Lo que le pasó fue que leyó los libros de “Crepúsculo” (otra supuesta mierda) se emocionó y empezó a escribir “Grey”. Su éxito es un golpe en las narices para el mundo intelectual que asegura que nadie puede ser un gran escritor hasta que se es muy viejo, hasta que se controle el lenguaje, las palabras, las metáforas. Hasta que se escriba “calidad”. Y una mierda. La autora de “Grey” es una gran escritora y eso que ella misma reconoce que empezó a escribir en el año 2009. Antes no había escrito absolutamente nada.

¿Cómo los intelectuales y los escritores que se ríen de esta novela pueden ser tan hipócritas y envidiosos? ¿Por qué si es tan fácil y tonto escribir una novela así no lo hacen? ¿Por qué renuncian a ganar 71 millones de euros en un solo año si es pan comido? ¿Tan “auténticos” son? ¿De verdad que no venderías tu teclado 6-8 meses (lo que se tarda en escribir una novela como esa) por 71 millones de euros? Luego podrías escribir todos los “Ulysses” que quisieras.

Esta escritora puede ser que no escriba con una prosa y un contenido admirable según “los que saben” pero ha conseguido conectar con su escritura con millones de lectores. Así que su prosa, sus giros, sus metáforas, sus repeticiones de “La diosa que llevo dentro” son perfectas. Incontestables. Pero lo que más me gusta de su super éxito es que esta autora ha demostrado que escribir y tener éxito es algo que puede conseguir “cualquiera”. Tú, yo, mi vecina, la cajera del supermercado. Ni siquiera hace falta tener una vida de muchos años y vivir muchas experiencias. Sólo hace falta sacar una historia que tengas en la cabeza. Creer en ella, pasar de lo que piensen de lo que estás escribiendo porque, sin duda, si la autora se hubiera fiado de los que saben y les hubiera enseñado los primeros capítulos de “Grey” la hubieran hundido con sus críticas, despreciado, acribillado “merecidamente”. Menos mal que creyó en ella misma e hizo lo que le salió del culo.

Mis felicitaciones, mi envidia y mi admiración a la autora.

Rafael FernándezEscrito por:

Views: 3275

Leer más